Restaurante El peix daurat

Datos de El peix daurat
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.9 10
Entorno:
6.2 10
Calidad-precio:
7.9 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Ciutat Vella
Dirección: C/ Doctor Montserrat, 14
Código postal: 46008
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 22,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: domingo

Teléfono


5 Opiniones de El peix daurat

Un lugar para ir de vez en cuando, a unos precios comedidos. Tomamos uno de los menús degustación que tienen, a 17,50 por persona sin bebida.
El menú consta de 4 tapas, un principal y degustación de postres.
De tapas:
montaditos de foie: buen sabor, buena textura.
croquetas de cocido: se notaban que eran caseras.
coca de oli con solomillo: esta no me gustó nada, el solomillo estaba insipido.
hojaldre de calamares: aceptable, el hojadre algo duro.

Plato principal:
involtini de gambas y dorada: muy bueno, la dorada tierna y con muy buen sabor; estaba enrollada sobre un langostino, que también estaba bueno.
Degustación de postres: pusieron una tarta de chocolate, floja, tarta de calabaza, éste estaba mejor, y creo recordar que otra tarta de yogurt, que también estaba buena.
No tomamos vino; la carta era algo escasa, pero los precios estaban ajustados.
En definitiva, un sitio para ir de vez en cuando, comer bien y no gastarse mucho dinero.

Visita periódica a este restaurante que para nosotros ya es un obligatorio. Han ampliado carta de forma considerable y, además de otras tapas han puesto unos menús que hoy también hemos visto en el la página web.

Nosotros optamos como otras veces por las tapas. Para dos cenamos (alguno de los platos está incompleto porque tiro de memoria): montadito de foie fresco con reducción de px, hojaldre de queso de cabra con agridulce de nueces, ensalada de pollo con kikos con vinagreta de manzana, hojaldre de calamar en su tinta con compota de manzana, corazón de sepia y coca d'oli con solomillo.

Todos los platos a un buen nivel. Buenas raciones, la cantidad de platos es porque había hambre. Buen ritmo de cocina.

A destacar el detalle de humus cuando nos sentamos (esperando los platos).

Tomamos un par de cañas y un Jose Pariente verdejo (13,5). Apertura de botella y servir el primer vaso. Café e infusión.

Servicio amable. Opción de gin tonic (bien preparado, lo hemos probado antes).

Todo ello por 47,65€ los dos. Sigo sin entender como no despega.

Hemos vuelto varias veces desde la primera valoración. Local casi vacío, debe ser por agosto, porque la relación calidad precio es interesante.

Tomamos: ensalada de pollo (rebozado con kikos), tomates secos con queso feta, calamar relleno y puntilla (pelín salada pero muy rica). Todos los platos son elaborados y están muy bien presentados y acabados, disculpar mi limitada descripción de los mismos, tienen página web con la carta donde supongo estarán descritas las opciones. Para acabar, dos infusiones en una gran copa de balón con hielo (con un sabor especial, aunque no recuerdo el nombre).

Por poner algún defecto, se echa en falta que la carta no se actualice más a menudo.

Mientras llegaba el primer plato y para acompañar vino y cerveza, platito de almendras, estos detalles siempre se agradecen.

Bebimos una caña, botella de Angosto blanco (8,50) y dos copas de vino.

Los ritmos en servir los platos correctos. He de reconocer que cuando ha habido más gente en este aspecto se ha resentido un poco el servicio, pero nunca la calidad.

Trato muy amable y ambiente acogedor. Seguiremos acudiendo cuando podamos.

Primera visita.Local no muy grande,con un equipo de profesionales joven,con ganas de agradar,tanto en cocina como en el servicio.Buena calidad de productos,muy buena la presentacion de los platos y bien elaborados.
Cenamos:croquetas de cabrales(buenas,aunque algo pequeñas),atun confitado(rico), y despues tomamos calamares de playa rellenos(estupendos,sobre todo las salsas que acompañan) e involtini de dorada con gamba(tambien muy sabroso).Postre para compartir tarta de chocolate.Previamente, dos cervezas de barril y para regarlo todo un Narcisa de Rueda.
Muy interesante,precios muy razonables.Solo dos puntos a mejorar:
-Carta de vinos algo escasa
-No siendo un restaurante de lujo, estaria bien un cambio de platos entre los platos principales,sobre todo, cuando estos van con salsas.
Por lo demas, todo muy bien.
Nos invitaron a dos chupitos(mistela y orujo de hierbas), y como aperitivo previo nos pusieron un humus muy sabroso.
Me sorprende no ver mas reseñas de este restaurante.Son, como ya digo, gente joven, pero que saben hacer bien las cosas.Servicio amable y correcto.Si mejoran algunas cosillas,se situaran entre las mejores opciones de la zona(buena ubicacion,detras Torres de Quart)

Cenamos ayer noche dos personas.

Antes que nada nombraré el aspecto negativo ya que el resto estuvo muy bien. El punto fue el tiempo de espera, desconozco si por tener algún problemilla y entiendo que no será habitual, pero desde que nos sentamos hasta que llegó el primer plato pudieron pasar perfectamente media hora. Eso sí, tuvieron a bien ponernos unos palitos de pan con una especie de ajoarriero (en cuanto a textura) que estaba muy rico.

Entrando en lo bueno, que es todo el resto, servicio muy amable, copas normales (mejorables) y una selección de vinos bien, acorde con un local de pocas mesas. Los precios comedidos para las raciones, la materia prima y la presentación (esta última a destacar).

Tomamos Hojaldre de queso de cabra, carpaccio de bacalao con aceite de sobrasada, ensalada con pollo rebozado con kikos y calamares rellenos (en la carta de la web podéis ver exactamente que lleva cada plato). Todos muy ricos y bien presentados. Para beber dos dobles, una botella de clos montblanc pinot noir, 15 euros (el servicio del vino se limita al descorche, cosa que casi agradezco aunque suene raro porque así mi sed marca el ritmo de la toma). Finalmente 4 gintonic preparados (correctos) y dos cafés. Llegado a este punto sí tengo que añadir que fuimos nosotros los que alargamos la velada y en ningún momento nos dijeron nada.

En resumen, si se mejora (o sencillamente es que sólo pasó ese día) el tema de los tiempos de espera, a mi me verán mucho por allí. Me quedé con ganas de probar otros platos que vi pasar con muy buena pinta.

Por cierto, el precio sin gintonics y con otro vino (tenían por ejemplo el angosto a 9,5 € si no me equivoco) perfectamente puede estar en 22 o 25 euros por cabeza. Iré a probar el menú de mediodía cuando pueda.

Enhorabuena a los chicos que lo llevan. El entorno lo puntuo como bueno porque para mi el carmen tiene algo especial.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar