Restaurante Bacco d.o.c

Datos de Bacco d.o.c
Precio Medio:
26 €
Valoración Media:
5.8 10
SERVICIO DEL VINO:
5.7 10
COMIDA:
5.8 10
ENTORNO:
7.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Ciutat Vella
Dirección: C/ de Los Derechos,29
Código postal: 46001
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 21,85 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Bacco d.o.c
OPINIONES
5

Artificioso continente, aunque consigue que me imagine una de aquellas criptas que Matilde Asensi cuenta en El Último Catón. Reconozco que años atrás me hubiese impresionado, cosa que ahora este tipo de ambientes los veo forzados e incluso horteras.

Los pillé en plena reestructuración de la carta de vinos. Al menos eso me dijeron cuando "fallé" en el primer intento, La Tribu, lo que nos llevó al Conde de Valdemar Selección Especial Tempranillo 2013. Teníamos claro que por el menú y tras otear el parking de copas, no había que invertir mucho en este apartado.

Un menú de sábados y festivos españolizado por 14 €. que en mi caso constó de un Carpaccio de lomo en salsa de atún y alcaparras, Estofado de ternera y Tarta de café y nata, al que sumé el cortado de rigor.

Intendible esa salsa de atún con el lomo. Sabor a ensaladilla rusa. En fin... Qué manía a veces de huir de lo lógico. Una poca rúcula y un chorrito de AOVE y en paz.
Sin embargo el estofado me recordó a cuando mi madre me guardaba un plato de un día para otro y me encontraba la patata en parte deshecha. Casero.
La tarta estaba cremosa, nada fría y de sabor agradable, correcta.

No creo que repita con las posibilidades que hay, a no ser que alguien me diga que en su carta italiana se produce un gran salto.

Elegí este sitio por recomendación de una amiga y me sorprendió gratamente. El ambiente muy acogedor.La decoración muy original, ya q da la sensación de estar en una cueva y es muy bonito. La comida muy rica también: pedimos una ensalada césar de primero ( normal y corriente) la pasta excelente, muy bien trabajada, en su punto de cocción y bien presentada. Al vino ( escogí un ribera del Duero reserva, que siemore es acierto seguro) le falló la temperatura y tuvieron que traer dos cubiteras.Postre no pedimo, ya que optamos directamente por ir a tomar unas copas. Tuvieron el detalle de invitarnos a unos chupitos de orujo y la atención de los camareros fue buena, aunque no preguntaron en ningún momento si estaba todo bien ( estoy mal acostumbrada,jeje). Repetiré.

Ayer, pura casualidad, nos acercamos a Bacco, un restaurante que nos había llamado la atención, sobre todo por la decoración. A nuestra llegada nos preguntaron si éramos fumadores, y nos situaron en una sala especial, cosa que agradecimos, pues la entrada principal estaba cargada de humo.
La carta de vino no está mal, pero un poco cara (Marina alta 14 Euros). No tenian Chianti classico blanco y volví a probar el Yaiza de Lanzarote seco, que me gusta especialmente. El camarero parecía que lo habían contratado ayer... no conocía la carta de vinos, nos dejó a medias dos veces poque se le enfriaba el plato de otra mesa y en general estuvo muy descuidado con todas las mesas del reservado.
En cuanto a la comida, solicitamos un entrante con carpaccio de ternera con hongos, al que le faltaban especias y que no estaba especialmente sabroso. De platos principales pedimos Gnocci y Raviolis, muy bien cocinados y excelentemente servios (en mi caso y en el de mi acompañante coincidimos que estaban mejor los gnocci).

Como postre Tarta de chocolate, exquisita y muy abundante. He de reconocer, pese a los peros iniciales que el precio solo se justifica por la decoración tan peculiar y el ambiente tan acogedor. La pasta buena, y quizás no tuvieramos suerte con el camarero ni con el carpaccio.

Repetiremos en un tiempo....

Hace unos días estuvimos cenando en Bacco, un restaurante que hace tiempo que me había llamado la atención por su decoración a modo de gruta. Tuvimos que reservar puesto que normalmente está lleno. Pedimos dos entrantes: ensalada bacco (ensalada de supermercado con queso feta también de super y poco más) y un laminado de berengenas (potable pero salado). No pedimos vino, bebimos únicamente cerveza. Pero antes de traernos los entrantes nos trajeron los platos y al reclamar los entrantes dijeron que mantendrían los platos calientes en el horno. Tras acabar los entrantes tardaron una eternidad en venir a decirnos que tenían que repetir los ñoquis puesto que era pasta fresca y se habían pasado. Tardaron un buen rato en traernos los platos de pasta que no estaban mal pero muy lejos de la exquisitez. De postre tarta de queso con arándanos, bastante sabrosa, y coulant (nos avisaron que tardarían unos 7 minutos porque había que hornearlo, parecía la cena interminable), estaba bueno pero poco abundante. Tomamos café y tras casi tres horas en el restaurante para conseguir cenar, no tuvieron ni la gentileza de invitarnos a un chupito. Para rematar se equivocaron con la cuenta y nos cobraron de más. En fin, tengo claro que no volveré, la calidad de la comida muy normalita, el servicio muy lento y poco amable y las confusiones una detrás de otra. En fin, desde mi punto de vista: Un desastre!!!

Puede gustar o tirar para atras la decoracion, pero ahi esta.En general el ambiente es agradable, buena temperatura (con el aire perfumado), buenas mesas etc.
La comida fue pizza de pollo (generosa, y bien cocida), espaguetis a la carbonara ( buenos) ensalada de rucula, parmesano, aguacate, brotes de soja y gambon a la plancha ( bien, aunque la rucula recojia demasiado sabor del gambon).
No tomamos postre y si unas infusiones.
El servicio es rapido, pero un poco empalagoso, casi teniamos que beber algo de alcohol a la fuerza.....y por eso pedi agua.
Que dicho sea de paso tiene una buena carta de aguas y la de vinos tampo esta mal.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar