Restaurante El Caballo Rojo

Datos de El Caballo Rojo
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
5.7 10
SERVICIO DEL VINO:
4.7 10
COMIDA:
5.9 10
ENTORNO:
7.3 10
Calidad-precio:
4.8 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Córdoba
Localidad: Córdoba
Dirección: C/ Cardenal Herrero, 28
Código postal: 14003
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de El Caballo Rojo
OPINIONES
11

Hace unos años que no acudía a este restaurante donde siempre he comido estupendamente.

En esta ocasión ha sido todo un desastre. El trato de los camareros poco o nada amable. Olvidos varios: no poner la copa de bienvenida, querer retirarnos las copas de vino habiéndoles dicho antes que nos sirvieran vino en los segundos, un retraso increible al servirnos los vinos, tanto los del segundo plato como los del postre (traían la comida y mucho después el vino y de malas maneras.

Además, ya no está el carrito de los postres y te cantan los postres como si fuera el menú del día sin mirarte y no recomendándote nada. Incluso te quitaban las ganas de comer algún postre.

¡Ah!, y si vais, no se os ocurra probar el conejo: duro, frío, seco...un horror.

No vuelvo a ir en mi vida, aunque me inviten.

No aporta emoción. Es un restaurante para comer bien a un precio razonable con materias primas buenas y un servico correcto. Comida tradicional.

Su vino de mesa es elaborado y etiquetado expresamente para el grupo de restaurantes que componen los 4 locales del mismo dueño en Córdoba.

No le llega ni a la suela de los zapatos al Choco.

Decidimos ir después de las "encarecidas" recomendaciones de unos tíos, otra familia de Barcelona, e incluso de varios cordobeses de Baena. Y bueeeeno, está bien, pero tampoco para tanto. Supuestamente el mejor rabo de toro de Córdoba, y un salmorejo excepcional.

Desmenuzando plato por plato:

Primeros a compartir
Salmorejo: muy bueno, pero no dejaba de ser un salmorejo.
Tortillitas de San ¿Martín?:Tortillitas de camarones, pero sustituyendo éstos por gamba blanca de huelva cortada y desmenuzada, no estaba mal, aunque le faltaba algo de gamba.

Segundos
Rabo de toro a la cordobesa.
Pierna de cordero a la miel (típico sefardí).
Confit al pedro Ximenez.

No es para tanto, el que más nos gustó, el confit aunque fue precisamente la única no-recomendación del maitre, aunque tampoco era una maravilla. Además chirría un poco (una barbaridad) que te cobren de 15 a 20 € por plato y lo acompañen de patatas fritas congeladas.

Postres: una selección de tartas, normalita.

Vino: No pude meter mano al vino y nos sacaron el reserva de la casa, un Rivera del Duero embotellado especial para el restaurante a razón de 23€ la botella, del grupo Yllera, normalito.

Resumiendo, está bien, sin más, el sitio bastante bonito y el servicio atento pero desenfadado. Quizás visita imprescindibl por el hecho de ser el más emblemático de Córdoba.

Precio Final: 135 de tres personas con una botella de vino, postres y café.

Emblemático y típico restaurante Cordobés.

Simple y llanamente excelente. El servicio ejemplar. La comida exquisita y muy típica de la zona. Todo buenísimo. Además, quisieron que probáramos alguna cosa típica como el ajoblanco, y nos trajeron unos "chupitos" para que lo probáramos (que por cierto no cobraron luego ...).

Un pato excelente es el rabo de toro, que además me consta que es de los pocos (si no el único) restaurante que lo hace de toro de lidia.

La carta de vinos es bastante extensa. Tienen una buena colección y seguro que encuentras algo que te satisfaga. No cargan mucho en los precios de los vinos (menos mal ...)

En definitiva, un 10. Lo único el precio, que se dispara un poquito, pero bueno, como para ir una vez merece la pena.

Saludos

Joan

Buen restaurante. Buena relación calidad precio. Carta extensa. Nada destacable, pero todo muy correcto. Servicio muy amable. Carta de vinos muy tradicional.
Se está agusto.

Nada más sentarnos en la mesa nos ofrecieron unas copas de fino y unas croquetitas de bechamel y jamón york de aperitivo,el servicio de las mesas es muy bueno y servicial.
La carta de vinos es de lo mas tradicionalista,Yllera,Beronia,Marqués de Cáceres,Pesquera,Emilio Moro,etc,etc... El servicio de éstos regular...
Sobre la comida decir que nada relevante pero correcto... Salmorejo,Menestra de verduras sobre fondo de Boronía,Lomo de bacalao a la canela,Rabo de toro,Piernecita de cordero a la miel(Plato Sirio) y la ensalada Sefardí al aceite de oliva virgen en seis especialidades,que estaba bastante buena por cierto... La RPC es bastante buena y los platos son de los que llenan....

Local en la zona mas turística (en plena acera de la catedral/mezquita), bullicioso, con muchos pequeños salones, nos tocó uno (de no fumadores) muy coqueto. Debimos acudir en fecha "tumultuosa" porque estaba a rebosar, servicio atento aunque apresurado. Algunos platos muy de la zona. Compartimos 4 platos (muy o tal vez demasiado generosos. no pudimos terminarlos) entre dos: carpaccio de oca (en realidad láminas de micuit), tortillitas de gambas, yo rabo de toro (por eso de la fama, aunque los he comido bastante mejores) y mi pareja lubina a la espalda. Con agua, cervezas, cafés, postre y copas de Px "cortesía de la casa" y una botella de "ribera de la casa" (un Yllera reserva del ¿95? con etiquetado para ellos) sólo unos 60/7o €. Encomiable RCP

Hacía 30 años que no estaba en El Caballo rojo. Hay cambios en la decoración. Lo que no cambia es la excelente cocina, y el trato amabilísimo. En un día de Navidad, que no es poco: Buen Jamón Ibérico, riñones ce cordero a la plancha, Chuleta de Avila blanca, Carrito de pastelería, además de pez espada con gambas, calamarcitos a la plancha con balsámico, perdiz roja encebollada, y un buen Juvé Camps Brut reserva, todo por 149,19 euros, 3 personas. Os lo recomiendo.

Encomiable labor de recuperación de la gastronomía tradicional de la zona.
Exquisito rabo de toro y algunas muy buenas tapas.
Regular tirando a mala la carta de vinos,
para acompañar esa gastronomía tan suculenta, se deberían seleccionar mejores vinos,
sin miedo a salir de España, que no todo lo nuestro es mejor necesariamente que lo que elaboran nuestros vecinos.
El entorno es clásico, aunque mejorable, sobre todo el apartado de humos de cigarrillos y cigarros.
Un clasico, que necesita renovarse.

Es un clásico de lujo en Córdoba. Si quieres cocina ’curiosa’ es perfecto. Cocina andaluza y mozárabe. El rabo de toro, el cordero a la miel, algo tan simple como el jamón o el salmorejo, en fin, una delicia.
Bodega correctísima.

Pero, ahora viene el truco... Si quieres una comida informal pero con la misma calidad, puedes quedarte en el bar del restaurante. Se sirven raciones de la mayoría de los platos, berenjenas, pez espada en adobo, riñoncitos de lechal a la plancha, etc, etc. Y si tienes el antojo de algún plato que sabes que se sirve en el restaurante pero que no aparece en la carta del bar, casi seguro que ’negociandolo’ lo vas a poder probar.

Absolutamente recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar