Restaurante Verdejo

Datos de Verdejo
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
8.0 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Granada
Localidad: Salobreña
Dirección: Paseo Marítimo, Edificio Venus II – Local 9
Código postal: 18680
Tipo de cocina: De mercado, Tradicional, Andaluza
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Verdejo

Ha pasado un tiempo desde nuestro primer comentario sobre este restaurante y tras un buen número de visitas hay que confirmar que se encuentra absolutamente consolidado como la opción más sólida para comer bien en Salobreña. El local es pequeño pero cómodo, sencillo, de líneas modernas y cálido, muy agradable, además hay una terraza para el verano, pero sinceramente siempre pensamos que se está mucho mejor dentro.

La cocina de este restaurante no tiene mayor complicación que un producto excepcional preparado con sentido común, simplemente sin quitarle su protagonismo. Dani se provee del mejor pescado y marisco del puerto de Motril y de otras zonas, y tanto su gamba blanca de Huelva como la Roja de Almería, la quisquilla de Motril, el langostino de Sanlúcar, la concha fina, las cañaíllas, la ventresca de atún, las cocochas de merluza, el gallo de San Pedro, el pargo y la urta, los arroces de todo tipo e incluso las carnes son de primera categoría, al igual que los pescados fritos tan habituales en la zona. Cocina bien hecha, de cuidada presentación, puntos impecables y siempre basada en algo fundamental: un producto de enorme nivel.

La oferta de vinos es correcta, basada en producto nacional y con demasiados tintos, pero se quiera o no es lo más demandado, lo cierto es que viendo una mesa comiendo ostras con un Pago de Carrovejas ya nos damos cuenta de todo, pero bueno, si al que lo pide le gusta tampoco vamos a criticarlo. En cualquier caso la oferta es buena y los vinos están conservados en cavas y servidos en una cristalería de calidad. El servicio de mesas es muy esmerado y Dani siempre controla la sala con maestría y amabilidad. En lo que han mejorado mucho es en la oferta de destilados, en especial ginebras y rones, con casi todas las marcas “Premium” disponibles y copas muy bien preparadas.

Como hemos dicho son muchas veces las que hemos tapeado y comido en esta casa y se trata sin duda de la mejor opción de Salobreña, producto de primer nivel, vinos bien tratados y servicio serio y esmerado, una casa que nunca falla y que siempre convencerá. Precios de pescado y sobre todo marisco según mercado, pero suele estar entre 40-55 por persona sin vino. Un buen restaurante.

Busqué este restaurante debido al comentario aquí publicado, y tengo que agradecerle la recomendación, porque me ha parecido sensacional. Nosotros comimos en la terraza, ya que hacía un tiempo estupendo y como es marzo no hay mucha gente. Se trata de una terracita muy comoda con buen equipamiento de mesa. Comimos una ración de quisquilla de Motril, impresionante, con un punto de frescor y de cocción sublimes. La materia prima era de escándalo. Despues comimos media ración de gamba blanca a la plancha de igual calibre que la quisquilla, buena gamba y un punto muy bueno de plancha. Despues nos comimos la caldereta de Bogavante, servido un una cazuela de hierro fundido para aguantar el calor, así nos íbamos sirviendo poco a poco, pero aunque la cazuela era muy grande, casí la acabamos. Estaba impresionante el arroz, caldoso, sabrosísimo, con una buena pieza de bogavante, con mucha carne en las pinzas. Me encantó. Lo acompañamos todo con un Enate Chardonnay Fermentado en Barrica del 2004 que estaba impresionante, acompañado de buenas copas. Tenían una carta extensa de vinos, con muy buenas referencias a nivel nacional. Los postres también magníficos, nos recomendaron que pidieramos uno para compartir porque le dijimos que estabamos muy llenos, pero no pudimos reprimirnos en pedir dos y compartirlos también, aunque claro, no pudimos con ellos. Al final le dimos la enhorabuena a la persona que nos atendió, propietario junto al jefe de cocina.

Bonito local, de decoración moderna y diáfana con buena separación de mesas, situado en primera línea de playa. Terraza de verano cómoda, aunque algo ruidosa. Buena barra de aperitivos.

Cocina sin complicaciones que se basa en las excelentes materias primas que proporciona el Mediterráneo, con unos fresquísimos pescados (un San Pedro de fábula), delicados mariscos de concha (concha fina, mejillón, coquinas) y los mejores crustáceos (langostino de Sanlúcar, gamba roja de Almería o quisquilla de Motril). Máxima calidad, buen tratamiento y exquisita presentación. Destacables arroces, sobre todo el caldero de Bogavante. Y muy ricos los postres caseros.

El restaurante hace honor a su nombre y la carta de vinos resulta interesante con buenos cavas, selección de blancos nacionales y un buen número de tintos de prestigio también de ámbito nacional. Vajilla y cristalería de nivel y servicio muy atento y amable. Vinos conservados en cavas climatizadas.

Me ha gustado este restaurante, tanto para tapear con un buen fino (lo siento, pero nos bebimos las existencias de Puerto Fino Lustau) como para comer a la carta. Calidad, buen servicio y distinción en una localidad turística.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar