Restaurante Miss Sushi (Cánovas)

Datos de Miss Sushi (Cánovas)
Precio Medio:
19 €
Valoración Media:
6.2 10
Servicio del vino:
4.4 10
Comida:
6.3 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: Plaza Canovas, 9
Código postal: 46005
Tipo de cocina: Asiática, Japonesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Miss Sushi (Cánovas)

Conozco el restaurante desde sus orígenes. En aquel tiempo era un concepto rompedor, original y de una calidad más que digna. Hoy en día, con la dura competencia, se dejado arrastrar por la comodidad: sushi no preparado al momento (y se nota, amigos) y cortes del pescado menos seleccionados. Aún así e influenciado por la nostalgia sigo acudiendo cada dos meses. Hay renovación de platos y hay imaginación, con lo cual no me aburro, pero ha perdido bastante de su frescura y encanto primigenios. Voy a tener que buscarme otro sitio de sushi??

Hoy he ido a comer por primera vez a este restaurante. Lo primero que debo decir es que obedece a lo que podemos llamar comida rápida, vamos como una de las franquicias que todos conocemos (pensemos en algo tipo Hollywood, por ejemplo). Idea esta que solemos asociar (yo el primero) con comida de baja calidad, y la verdad es que necesariamente tiene que ser así, la comida puede ser barata pero ser digna. Para mí la calidad se tiene que poner siempre en relación con el precio, yo creo que nadie en su sano juicio pretende que en un menú de 10 € le sirvan merluza fresca, por ejemplo.
Dicho lo anterior diré que este restaurante obedece a esta idea: la calidad de su comida es adecuada al precio que tiene. Se trata de comida japonesa al gusto occidental, con una oferta de menús interesante y un precio muy adecuado.
Yo hoy he pedido el menú Miss Sushilunch que he acompañado con una sopa de miso y un bol de arroz y agua para beber (todo incluido). Las raciones son generosas y la materia prima adecuada al precio (esta claro que el atún no era toro).
En definitiva, un restaurante de batalla en el que puedes tomar sushi a precios aceptables, pero desde luego que nadie busque sutilezas (ni las tienen ni creo que las pretendan).

Lo puesto en el título: la verdad es que no me ha gustado nada.
Sitio con un estilo muy "chic", que después de ver las críticas anteriores decidí probar... pero el resultado no ha sido el esperado.
El local es incomodo, aunque traten de compensarlo con la atención, que es muy agradable.
Nosotros fuimos al medio día y sólo había opción de zona de fumadores (coincido con el comentario anterior de que "no le pega" y además el local tiene las mesas tan juntas que "te fumas" el cigarrillo de los comensales de la mesa de al lado)
Supongo que tengo la misma sensación que cuando pides paella y te sacan un arroz con pimiento rojo, guisantes y gambas: seguro que hay a quien le gusta... pero no es paella.
Eso sí, el precio, que es muy ajustado, y la atención, como decía antes lo mejor del local.

Local de reducidas dimensiones donde se agolpan un gran número de mesas adosadas unas a otras. El local es moderno, con ese toque fashion de las luces rosas, mobiliario moderno con butacas de estilo Luis XVI en gris plata y rosa y mesas diminutas que hacen que parezcas que estas comiendo en el vagón de un tren. En este aspecto muy mejorable pero imagino que habrá que rentabilizar al máximo un local de estas características. Tuvimos la suerte de que no se sentara nadie a nuestro lado, así que pudimos tener un mínimo de intimidad.
La carta es básicamente un compendio de preparaciones de sushi, algunas ensaladas, tartares y sopa misho. Escogimos un menú muy completo de 32 piezas para dos personas por 35,50€ en el que había luces y sombras entres las elaboraciones.
No me acaban de gustar esas elaboraciones occidentalizadas en las que se incluye queso, atún en conserva, etc., aunque en un local de estas características es bastante previsible. A destacar los makis de salmón y los copas de nieve de atún.
La carta de vinos es para olvidar, aunque las copas son bastante correctas. El servicio es amable, bastante eficiente y distendido en el trato. Gente joven con ganas de trabajar y agradar al comensal.
Volveremos pero escogiendo nosotros las preparaciones que más nos gusten.

El sushi y makisushi clásicos que pedimos nos gustaron mucho. El pescado estaba fresco, el arroz bien hecho y los bocados bien preparados: pequeños para mi gusto, pero cómodos para tomarlos de un bocado. La carta es extensa y atractiva y está hecha por gente que entiende. Esperemos que con el paso del tiempo mantengan el nivel y no les pase lo que a otros, es decir, que las japonesas que ahora preparan los platos se vayan y dejen a españoles supuestamente “entrenados”.

El local es de fantasía. Dejan fumar: craso error, porque las mesas están muy cerca y el humo molesta. Al sitio no le pega que dejen fumar.

Hay carta de vinos y se agradece. No la miré con detalle porque solo pedí una copa de Analivia (verdejo), que era el único blanco que servían por copas. Lo peor de todo: no saben servir el vino por copas. Esto pasa en muchos sitios en Valencia. Te ponen una ridiculez, un chupito, lo mismo que si te fueran a dejar la botella. Mi nota al servicio del vino es un castigo por este error imperdonable. Por lo demás, el servicio en general es correcto y muy rápido.

Los precios están ajustados, menos el vino. La relación calidad/precio es buena. En resumen, pese a los fallos comentados, un sitio muy recomendable al que espero volver muchas veces para explorar su espectacular carta.

Estoy sorprendido por este restaurante. Ofrece comida para llevar y, a la vez, una sala estupenda para comer allí mismo.

La carta es amplísima y se basa en el sushi. Evidentemente están los típicos makis, el nigiri, el sashimi o los california. Pero además presenta mil y una combinaciones bastante curiosas. Como ejemplo tienen el sushi de nutella... Está riquísimo.

La sala del restuarante es espectacular. Decorada de forma vanguardista, con pantallas de plasma en las que ofrecen imágenes en directo de la cocina.

Cristalería Schott y cubertería... bueno, palillos de madera. La carta de vinos no es muy amplia, pero tienen cosas muy interesantes. Algunas referencias japonesas.

RCP excepcionalmente buena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar