Restaurante Casa Samper

3
Datos de Casa Samper
Precio Medio:
50 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
9.0 10
Calidad-precio:
9.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:

Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Casa Samper

Lo del día de los Enamorados era una excusa. Una gran y bonita excusa para acercarnos a disfrutar de uno de los restaurantes con más estilo, elegancia y presencia de la comarca del Somontano. Es una opinión personal, pero basta con observar la web del restaurante, para acerse una idea; sólo una pequeña idea, porque "in situ", todavía es mejor. Encantador local. Preciosa y muy acertada decoración del comedor. Ambiente tranquilo ( en nuestro caso, además, comimos sólos...mejor!!)
Hilo musical creando un ambiente más acogedor, si cabe: Jazz, Soul...perdonadme que no distinga tanto estos estilos, aunque los aprecie.
Como en anteriores comentarios, las atenciones de Carmen, la dueña de Casa Samper, lo mejor.
En cuanto a la comida, elegimos dos menus degustación (45 pax.), más el vino. En este caso me decidí por un Finca Santa Sabina 2005, de Otto Bestué (D.O.Somontano. Obviamente, la carta de vinos está muy enfocada a los vinos de la comarca, aunque hay algo más de Rioja, Ribera del Duero, Priorat, Cava, Champagne...). El vino, rico y servido a una temperatura óptima. Como curiosidad, pedimos una primera botella, cuyo tapón presentaba un estado un tanto sospechoso y rápidamente (y gracias a Dios), se sustituyó por la última botella que quedaba en existencias. Muy bien.
Del yantar, difícil reseñar algo en concreto. Quizás, me quedaría con el Carpaccio de Manitas de Cerdo con Cigala y el Solomillo de Ternera acompañado de frutas frescas. Muy ricos también los Chipirones con relleno de Foie Fresco en su tinta. De los postres que integraban el menú degustación, muy ricos los Raviolis de Piña Caramelizada sobre crema de coco (muy, muy ricos) y las Sopas de Chocolate Blanco y Caramelo. Cafés incluidos.
Fue un gran día...y un buen regalo el que nos hicimos mi señora y un servidor. Gracias Carmen, de nuevo, por hacernos pasar un día tan bonito, de una forma tan agradable.

Justo a pocos kilómetros de la bodega de Enate, en el pueblo de Salas Altas nos encontramos Casa Samper una antigua casa de labranza del siglo XVI, actualmente acoge un amplio restaurante con comedor en distintas alturas. La casa ha sido rehabilitada y, combina la decoración rústica propia de la casa con una decoración moderna.
Destacar la gran atención recibida por parte de los propietarios con una amabilidad y una cortesía difícil de encontrar en otros lares.
Resaltar que se ofrecen diferentes menús desde 25 hasta 45 € vino no incluido.
Referente al vino comentar que la carta no es muy extensa y la mayoría son de la D.O. Somontano, finalmente nos decantamos por un Idrias De Sevil del 2005 el cual estuvo a la altura de lo comido.
De entrantes escogimos tostadas de sardinas de cubo y su tomate no es santo de mi devoción pero he de reconocer que estaban sabrosas y tiernas, a continuación croquetones rellenos de setas, francamente no recuerdo haber comido unas croquetas tan ricas y grandes y finalmente pimientos del piquillo rellenos de buey de mar.
Ya de segundos cochinillo asado con puré de reineta muy rico tierno y bien asado,el mejor plato sin lugar a dudas.
Para finalizar los postres una tarta fina de manzana y unos bombones de chocolate sobre sopa de arroz con leche, caseros y de buena elaboración.
Recomendable lugar si se quiere comer calidad con una materia prima excelente y buena armonía, como por su zona estratégica justo al ladito de Enate y muy cercano a Viñas Del Vero,Lalanne y Bodega Pirineos.

Habíamos planeado un fin de semana en el Somntano para ir a visitar Bodegas Enate. Una vez concluida la visita fuimos a comer a Casa Samper, que se encuentra a 5 minutos de la bodega.

La dueña es una persona encantadora y con un carácter excepcionalmente agradable.

Iniciamos la comida con unas croquetas de setas (de las mejores que he probado), luego un poco de foie en migas, con una salsa de mango y finalmente un carpaccio de pies de cerdo que a pesar que no se trata de un plato de mi devoción debo reconocer que estaba bastante bien logrado.

Posteriormente cada uno de nosotros pidió un segundo y en micaso fue un solomillo con frutas gratinadas que lo sirvieron perfectamente en el punto que solicité.

Para beber un Inés Monclus Reserva de la familia del 2003 (nos pareció a todos un buen vino), un Casa Mateu (un vino sin identificación, ni D.O. y totalmente prescindible)y finalmente un Lalane Reserva 1999 (sin lugar a dudas el mejor de los tres y que acompaló perfectamente los segundos platos.

El final de la comida lo rematamos con los postres caseros que tienen y que incluye desde una no muy abundanete fondue, pero muy bien preparada y con un chocolate de calidad, un iogour de leche de oveja con frutos secos y miel, hasta un flan casero de vainilla sobre una cama de compota de frutas.

Globalmente, es un restaurante que he ido en tres ocasiones, y por ahora siempre me ha sorprendido de forma muy grata.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar