Restaurante Restaurante Morales en Murcia

Restaurante Morales

Datos de Restaurante Morales
Precio Medio:
57 €
Valoración Media:
5.6 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.3 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Murcia
Localidad: Murcia
Dirección: Avda. Constitución s/nº
Código postal: 30008
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 52,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


7 Opiniones de Restaurante Morales

Vuelta a este restaurante con motivo de cena maridaje con vinos de Borgoña. Esta vez, buena materia prima con los caldos de la Borgoña, a precio razonable (60 €/pax).

Menú compuesto por:

* Langostinos del Mar Menor (pequeños pero sabrosos) con Vino Lavantoreux Freres Petit Chablis (Chardonnay). El vino fresco y afrutado.

* Lingote de atún (buen plato con el atún macerado en su punto) con Vino Gilles Morat "Aux Vignes Dessus" Poully Fuisse (Chardonnay). Vino fresco con ya sabor a envejecimiento en barrica de roble con toques minerales.

* Chipirones salteados con habitas (plato que recordaba a uno típico de mi Cabanyal, al que le faltaba el toque de la tinta propia) con Vino Bitouzet-Prieur "Les Corbins Mersault" (Chardonnay). Vino persistente con toques minerales.

* Lubina al estilo del chef (espectacular con su punto de cocción, acompañada de espárragos trigueros, sin duda el mejor plato de la noche) con Vino Bachey Legros "Les Champs Gains" Chassagne Montrachet 1 Cru (Chardonnay). Vino con aromas cítricos y frutos secos, aterciopelado. El mejor de los cuatro blancos Chardonnay.

* Entrecot de vaca (carne de buena calidad y en su punto) con Vino Meix Foulot "Clos du Chateau de Montaigu" Mercurey 1 Cru (Pinot Noir). No me gusto este tinto, muy ácido, que recordaba a un clarete. Decepción.

* Selección de quesos franceses (de cabra, Comté, de pasta blanda) con Vino Georges Lignier Gebrey Chambertin Village (Pinot Noir). Vino joven afrutado, con mucho tanino.

Buena calidad de los platos y buenos vinos blancos de Borgoña (Chardonnay). Los tintos (Pinot Noir) decepcionaron, sobre todo el primero de ellos.

  • Lubina al estilo del chef

  • Lingote de atún

  • Entrecot de vaca

Fuimos a este restaurante por la fama de su paletilla de cabrito lechal con patatas panaderas.

Como era de noche sólo pedimos ensalada con tomate y la famosa paletilla de cabrito. Buena materia prima, aunque la guarnición de patatas panaderas no tenía más misterio.

De vino: Arzuaga Reserva 2010 (Ribera de Duero). Sin postre. Un café.
Buena bodega aunque a precios más que duplicados.

Restaurante que alcanzo su fama por sus deliciosas patas de cabrito al horno y que nunca te defrauda por su materia prima, lo mejor de lo mejor, y por una cocina sencilla pero muy acertada. El marisco es obligado de entrante y un glorioso revuelto de bacalao. Salvo error mío creo que el lomo y el jamón de ahora, también un clásico, es distinto al de antes, y creo que peor. Cualquier pescado a la plancha, por ejemplo su enorme lenguado, o su proverbial rabo de toro te dejan mas que satisfecho. En carnes lo peor para mi su entrecot de buey. Uno debe dejar espacio para su corta carta de postres caseros, buenísimos. El servicio es rápido y correcto. Ademas tiene una amplia carta de vinos que Pedro Morales te ofrece con un amplio conocimiento. Puede uno repetir durante 25 años como yo y no se cansa uno.

Hace unos meses fuimos mi marido y yo porque unos amigos nos habían dicho que probasemos a ver que tal. Voy a resumir: el servicio malo y la calidad de los productos nada del otro mundo. No nos pusieron mas que 2 matrimonios, una quisquilla, un plato de paella y una ración de mejillones, todo esto con dos cañas. Precio total 78,70 euros. Yo no daba crédito, porque nos fuimos con más hambre que entramos y casi sin dinero en la cartera. Increible. Para mas INRI, no nos dieron la cuenta solo nos la dijeron y cuando mi marido se la pidio escrita, a la cuarta vez nos fuimos. La culpa fue mia por no pedir la hoja de reclamaciones y aclarar todo este asunto. NO VOLVEREMOS

Coincidimos plenamente en los comentarios anteriores en lo que refiere a la materia y su elaboración. No nos gusto ni la cantidad ni el precio.
Pedimos como entradas unos buñuelos de bacalao, y en el plato nos presentaron 4 buñuelos a 0,9 € el buñuelo, triste. Unas exquisita gambas roja a la plancha y calamares salteados con su tinta muy buenos, pero pocos.
Después seguimos con un san Pedro frito con ajos, exquisito y escaso, y una ijada de atún a la plancha a la plancha con patatas, escasa también.
Los postres caseros muy buenos, tarta de chocolate y otra de turron.
La carta de vinos corta en los blancos, buena selección de vinos de la tierra, riojas y riberas. las copas no agradaron. Tomamos un magnifico Santa Rosa 2002.
El servicio fue atento y muy amable. Pero el tempo marcado nos hizo cenar en 40 minutos.
Nos resulto caro, por efímero y escaso. En el precio final pagas la materia y por la solera de este clásico de Murcia.

Poco que añadir a los comentarios de Karlito, con los que coincido completamente. Comida no excesivamente elaborada a partir de materias primas selectas (verduras, carnes y pescados muy frescos). Carta de vinos decente y servicio muy aceptable (temperatura, copas). Buena situación y precios no desfasados. Aconsejable.

Interesantísimo restaurante dos tenedores, perfectamente afianzado y arraigado en el panorama gastronomico Murciano.
Bien ubicado, localizado en una zona mas bien céntrica, de agradable y transitada vida nocturna. Perfectamente ambientado y serenamente decorado, en donde nada mas entrar se respira saber hacer y profesionalidad.
La cocina es correctísima, muy bien basada en la materia prima, fresquísima, en donde puedes encontrar diferentes alternativas, tanto en carne como en pescado, todo con un tratamiento exquisito, donde priman los sabores auténticos y el culto a la cocina de mercado.
Perfecto en el resto de detalles, servicio, vajillas, cristalería y bodega, este restaurante destila por todos sus poros profesionalidad y años de experiencia al servicio de sus clientes.
Magníficos postres, buenos puros y atenciones.
Siempre recomendable, mi mas sincera felicitación para el restaurante Morales de Murcia!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar