Restaurante Murri en San  Vicente del Raspeig
  

Restaurante Murri

5
Datos de Murri
Precio Medio:
48 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
8.2 10
Comida:
9.1 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 36,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes

Teléfono


5 Opiniones de Murri

Murri, una apuesta clara por la alta gastronomía

RESUMEN
VISITADO: Marzo de 2017
PRECIO: €€€€ (menos de 50€ por persona sin bebidas)
DISTINCIONES: De lo bueno lo mejor; Relacion satisfacción precio; Recomendado

Precio:
─ La nota de esta comida fue de 50€ por persona todo incluido y de 40€ por persona sin incluir las bebidas (vino, agua, cafés, cervezas, refrescos, copas…).

La apuesta del Murri es clara por la alta gastronomía, donde se ha dotado de un equipo tanto en cocina como en sala, joven, con talento y muy bien formado. Esta combinación creo que asegura el éxito de este restaurante en la ciudad.

Éramos dos personas para comer y nos decantamos por el menú de degustación de 39 €, ya que habíamos tomado el aperitivo y nos parecía que el otro sería demasiado largo.

Snacks. Estuvieron compuestos por un bocado de trucha con una espuma de horchata y eneldo; el otro snack era una mini tosta sobre la que había un tataki de corvina. Mejor la corvina a mi gusto.

Antes de empezar con las entradas te sirven un pan para dos personas, bastante generoso y estupendo de sabor. Como apreciación personal diría que en los sitios del pan no se cuida, es muy poco probable que cuiden otros aspectos.

Entrantes:
─ Ostra con curry verde frio. A mí me gustó bastante y me recordó la que tome Ricard Camarena aunque sin llegar a las sensaciones que me dejó aquella. Para nosotros la ostra es un producto complicado ya que nos gusta tanto en su estado natural, que casi ninguna preparación nos parece suficientemente buena.
─ Zanahoria morada con cola de Cigala. Extraordinaria. Francamente encuentro muy difícil que de un simple tubérculo se puedan conseguir sabores y matices tan estupendos. Si a eso añadimos la cola de cigala y una salsa que daba contexto y textura al plato, la combinación es inolvidable.
─ Anguila ahumada con salsa de coliflor tostada. Excelente. Sabores intensos pero no molestos en un plato también para recordar.

Principales:
─ Ralla con acelga roja y mantequilla tostada de citricos. Yo solo probé un bocado pero y me pareció muy buena y Ana disfrutó un montón de su plato
─ Pato Azulon con pera + arroz de sus muslos. Excelente. Este plato lo sirven en dos vuelcos, el primero es un plato de arroz hecho con los huesos del pato (maravilloso) y el segundo vuelco unos trozos del magret del mismo animal de carne roja intensa y potente sabor ya que nos dijeron era de caza y no de granja. Hacer notar en este plato que nos ofrecieron compartir el arroz entre los dos comensales, de forma que fuéramos tomando todos los platos al mismo tiempo. Estupendo detalle y servicio.
El Magret se queda un poco corto como ración, una simple tira más de carne daría otro aspecto e igualmente pondría un poquito más de la pera que acompaña, pues se queda muy corta en proporción a la carne y hacen una combinación estupenda.

Postres:
─ Banana split ahumado servido con distintas texturas de chocolate. Sobre eso un chorro de crema de vainilla. En muchos sitios de este nivel, los postres tienden a cojear o al menos a no llamar la atención, en este caso, el postre está a la altura de todo lo demás.
─ Para terminar y aunque no tomamos café nos ofrecieron un bollito en plan gourmand cuyo nombre no recuerdo (ver foto) que estaba excelente.

Bebida:
─ Fino solear en rama de aperitivo.
─ La garnacha de mustiguillo (1 x 20€). Tomar un menú asi con un solo vino no es fácil, sobre todo cuando mi estomago no tiene buena relación con blancos y espumosos. Nos aconsejaron este y fue un acierto completo, me gusto mucho el vino y creo que en general combinó bien. Lo recomiendo si estas en un caso parecido ala mio.
─ Casta diva reserva real. Aquí todo fue una pasada, el vino, el maridaje y el detalle. Habíamos acabado el tinto y nos quedaba el postre por lo que pedimos que nos trajera dos copas de vino dulce a su elección; no solo fue una excelente elección si no que además tuvieron el detalle de invitarnos a ellas.

Video en youtube: https://youtu.be/ROQPf0FMLwE

Cuando se entra en el salón de este restaurante todo es diáfano, amplio, luminoso, con sus mesas vestidas de manteles en un estilo un poco minimalista pero que inspira clase y estilo. Una vez que te sientas las mesas son amplias, con un mínimo florero sin flores y todo inmaculado.
Dentro de la moda actual, ofrece un par de menús de 29 y 42 (desconozco si con IVA o sin él) aparte de una carta no especialmente amplia pero francamente apetitosa.

Entrantes:
─ Crema de cangrejo con migas de tomate (2 x 1,65€). 8/10. Lo ofrecen con el “pan y servicio”. realmente muy rica de los mejores aperitivos que me han ofrecido en un restaurante.
─ Sepionet (1 x 16,50€). 7/10. Los sepionets estaban servidos sobre una especie de rebanada de pan grueso pero con un toque dulce que estaba mojado con la tinta del calamar. Es una ración muy dificil de compartir pues al intentar cortarla se desmonta. La ración es escasa, nuestro plato contenía exactamente cuatro sepionets.
─ Mollejas de pato con setas (1 x 14,30€). 8/10. Muy buen plato, una combinación curiosa y bien lograda, lo disfrutamos.

Principales:
─ Tataki de atún (1 x 18,70€). 8/10. Buena presentación servido con una vinagreta por encima le daba un contraste muy bueno. como base había una cama de arroz salvaje que así mismo hacia de el un plato diferente
─ Bacalao con huevo a 65º y purrusalda (1 x 18,70€). 6/10. Para mi fue un poco decepcionante, el bacalao pasado de punto, el huevo que esta bueno no le aporta nada y la purrusalda da un toque original. Taco de bacalao pequeño.

...

Lo que más me ha gustado:
─ La amplitud de todo, mesas, sala….
─ Servicio amable e intentando agradar.

Me hubiera gustado más si:.
─ IVA no incluido.
─ Pan no incluido aunque en este caso el aperitivo justifica bien lo que cobran por el.

La nota de esta comida fue de 53,75€ por persona todo incluido.

No son fáciles de leer las reseñas en google+. Si quieres leerlo mas cómodamente, pásate por el blog guide-alicante.com

¿Te ha resultado interesante lo que has leido?. Apuntate a mi newsletter y no te pierdas ninguna entrada!!!

Información práctica sobre de este lugar: precios, recomendaciones, lo mejor, lo peor, dirección teléfono, opiniones, etc lo encontraras en el blog guide-alicante.com

Situado en el centro de San Vicente, este local regentado por gente joven nos encantó por el trato y la cocina, elaborada con materias primas de primera calidad y excelente presentación. Ibamos de parte de unos amigos y nos dejamos sorprender con un menú degustación. Fuimos hace unos meses y no recuerdo el nombre de los platos, pero terminamos muy satisfechos. Sin duda si tenemos oportunidad volveremos.

Situado en pleno centro de la localidad de Sant Vicent del Raspeig. Local de forma alargada que podrá albergar aproximadamente sesenta comensales. Decoración moderna, buena separación entre mesas y cómodas sillas. La mantelería correcta.

El tipo de cocina que elaboran está centrada básicamente en el producto, en las buenas materias primas que el mercado ofrece en cada época del año. La carta es bastante amplia. Semanalmente por 19 euros más iva, incluyendo una bebida, postre o café, ofrece un menú de la semana a elegir cuatro platos entre la selección propuesta. El servicio es atento, dispuesto y profesional.

La carta de vinos organizada por tipos y D.O. o indicaciones geográficas, es suficiente, bien seleccionada y de precios comedidos. La cristalería, sin ser de marca constatable es correcta en cuanto a la forma y grosor. Los vinos descansan en armarios climatizadores. El servicio del vino fue diligente durante toda la velada.

El evento fue en ocasión de una cena de la Universidad y por tanto se había concertado un menú de antemano por 36 euros por persona (iva incluido) que consistía en:

Entrantes a compartir:
• Ensalada de salazones con tomate raf y encurtidos.
• Langostinos y verduras en tempura crujiente.
• Huevo a 65ºC, patata confitada y jamón ibérico.

Plato a elegir entre:
• Solomillo de buey, crema de almendra tostada y turrón de dátiles.
• Taco de bacalao sobre coulis de tomates asados, patata, yema y ajetes.

Postres a elegir entre:
• Volcán de chocolate con sorbete de té de roca.
• Sorbete artesano.

Bebidas:
• Cervezas, refrescos, aguas y cafés.
• Vino blanco: Trascampanas 2009 Verdejo D.O. Rueda
• Vino tinto: Luis Cañas 2006 D.O. Rioja.

Todas las elaboraciones que probé estaban bien presentadas y bien elaboradas.

Una opción muy recomendable en Sant Vicent del Raspeig.

El pasado mes de noviembre degustamos un menú largo "por tierra y mar" regado con deliciosos vinos de Hispano-Suizas, con los compañeros del Grupo de Cata Mediterráneo. En Cocina, dirige Fernando, y en sala, Gustavo lleva las riendas del local. No obstante el trabajo principal lo realizan en equipo, sobresaliente en cualquier caso. Excelente el servicio. Muy buena atención al vino. Correcta cristalería. Echemos un vistazo a lo que degustamos en nuestra última visita.
El sashimi de atún rojo pedía en boca un cava cremoso y amplio; las notas más grasas y marineras de esta pieza se entrecruzaban con la elegante frescura del Cava Tantum Ergo Chardonnay, en matrimonio perfecto. El carpaccio de presa ibérica, punzante, gustoso, redondo en el paladar maridó muy bien con el Cava Tantum Ergo Pinot Noir Rosado.
El Impromptu Sauvignon Blanc 2006 compensaba las notas salinas de la Anchoa de Bota, refrescando y limpiando la boca. En difícil maridaje, instigamos a nuestro premiado Bassus Pinot Noir a verse las caras con el calamar relleno de conejo y setas (con su arroz): armonizaba mejor con la pieza de calamar relleno que con el arroz de base; ironías del destino premiado y cuasi-sacrificado, el Bassus Pinot Noir, a un tiempo; aun así, mantuvo bien el tipo. El cierre salado, en plato principal, nos esperaba el cochinillo, que hermanamos ahora con el Bassus Premium 2007, en buena lid. Notas tostadas, grasas, mantecosas, del pequeño cochino, armonizaron muy bien con la vainilla, las especias y la estructura del tinto. Como colofón, en el postre la pareja no podía ser más perfecta: torrijas y Dulce de Murviedro, y enlazando, el granizado del mismo vino servido.
La velada fue espectacular, con la presencia de buenos amigos. Seguiremos volviendo una y otra vez a este discreto gran restaurante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar