Restaurante Hotel Mas Roig

6
Datos de Hotel Mas Roig
Precio Medio:
41 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
8.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 38,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: miercoles y enero y febrero

Teléfono


6 Opiniones de Hotel Mas Roig

Parecía que este restaurante poseía todos los ingredientes para una fantástica velada: magnifico entorno (masía del siglo XVII), terraza con música en directo, carta y vinos atractivos, precios muy aceptables y buenas calidades. Pero falló el servicio, y mucho: David Constanza, el chef, en vez de estar en sus dominios, recibía a los clientes de manera excesivamente seria, altiva y acelerada, tomaba la comanda (en nuestro caso de forma errónea) y daba vueltas sin criterio, desapareciendo a ratos; el resto del servicio estaba muy despistado y sin formación (cuchicheaban entre ellos, reían, corrían para recoger platos, pero ninguno, aunque estuviera ocioso, se acercaba a servir el vino, parecían pollos sin cabeza). Cuando comentábamos que no se veía el plato y que estaba algo oscuro, en vez de traer alguna luz/vela, decían que así era más romántico. Cuando llegaron los arroces, se habían equivocado en uno de ellos, propusieron que lo aceptáramos, que los compartiésemos, caso contrario, había que esperar otros 20 minutos, espera que se hizo interminable, descompensó los tempos, sin que nadie pidiera disculpas y sin que se buscaran soluciones viables para arreglar tal desaguisado. Eso sí, los arroces muy buenos.
Tomamos para 2 personas: Aperitivo de la casa (tomate, panes, aceitunas y fuet sin ninguna gracia ni trascendencia), Verduras a la brasa con romescu (lo mejor el acompañante, porque las verduras sin sabor), Carpacho de langostino (bien), Arroz negro y Arroz a la cazuela (muy buenos) y Café.
El vino, Nubac 2007 (Montsant), bueno y bastante acertado con el menú (19 euros).
Precio medio persona: 38 euros.
En la despedida, nuevamente fría, nos preguntaron qué tal la cena, al decir que regular debido al fallo del arroz, no hubo comentario. Con lo fácil que es aceptar el error y quedaría disculpado. Es una pena que estando ricos los arroces y a buen precio (aprox 15-16 euros), en ese precioso entorno, la velada fuese un desastre. Se tienen que plantear qué existe algo más que cocinar y servirlo en una preciosa masía, hay que formar al personal, implicarlo y dotar al restaurante de un espíritu y trato especial.

Me lo recomendaron unos amigos, pienso que aunque te recomienden un lugar siempre hay que ir. La verdad es que ya el sitio es una maravilla una masía antigua reformada con muy buen gusto, el servicio compensa con el encanto del restaurante, un trato muy agradable, rápido y sobresaliente con el detalle que de entre una carta muy elaborada nos dejamos aconsejar por el director (un sobresaliente), recomendándonos su plato estrella que es el arroz a la cazuela, he de reconocer que hacia mucho tiempo que no degustaba tan exquisito arroz a la cazuela,(se lo recomiendo) sin dejar de nombrar sus entrantes para picar como las patatas con queso fundido o foie-gras micuit con chocolate (Exquisito) y como no su carta de postres fantástica todo acompañado de una carta de vinos muy bien seleccionada. Sinceramente y no es por ser repetitivo pero como ami me hicieron yo quiero hacerlo desde aquí se lo RECOMIENDO.

Este viernes decidimos hacer caso del ultimo comentario y decidi llevar alli a unos amigos. No podia fallar, son unos clientes-amigos portugueses que habian venido dos noches a la zona expresamente, de escapada, y no podia arruinar ninguna de las dos cenas que estarian aqui. La verdad, chapeau. Quedaron encantados (y mi mujer y yo tambien, desde luego). Intento buscarle el fallo y no lo encuentro, posiblemente la temperatura del vino (2 botellas de Raimat - cabernet sauvignon) un pelin caliente, pero no tardaron un minuto en sacar la cubitera cuando lo dijimos. Compartimos foie con chocolate, "farcellets" de cangrejo y Carpaccio de magret de pato con helado de foie. De segundo, dos, comimos bacalo, otro filetes de higado de pato y el ultimo, un rissoto de langostinos. La palabra de los portugueses al final fue: expectacular!!! un surtido de postres para rematar la cena, para todos, cafes y.....45 euros por persona. Ya digo, sitio para volver y por supuesto, para aconsejar.

Nosotros hemos oido hablar mucho de Tony Saez pero nunca hemos podido degustar sus platos. Lo que si os garantizo que con él o no este restaurante merece desde mi punto de vista una mención muy especial. La carta de vinos es completa y muy cuidada y los platos una elaboración sofisticada y equilibrada. No os perdais el micuit-foie con chocolate o el gazpacho de mariscos. El único punto débil son los arroces que a mi parecer les falta un minuto, pecan de muy al dente, pero eso va a gustos; pero sus sabores son absolutamente deliciosos. Los postres un poco caros pero de materia prima inigualable y de sofisticación moderada.

Yo era un asiduo cuando el hotel lo llevaba el chef Toni Saez, en esa epoca pase cenas muy agradables acompañadas de un muy buen servicio, y una vez me pase por este maravilloso hotel y ya no estaba Toni Saez, no se comia mal, pero ya no era lo que fue, me dio una sensacion muy grande de abandono.

Un hotel situado en una masia del 1662 toda de piedra restaurado con mucho encanto,unas habitaciones bellisimas, y el resataurante calidad precio inmejorable una terraza en verano preciosa,el cocinero amante de una materia de primera calidad y producto auctoctono,una carta de vino muy lograda con gran variedad de zonas vinicolas.
aconsejo su visita para disfrutar de una buena cena

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar