Restaurante Paco Meralgo

Datos de Paco Meralgo
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
5.1 10
Comida:
7.2 10
Entorno:
5.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Eixample
Dirección: Muntaner, 171
Código postal: 08036
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 24,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


17 Opiniones de Paco Meralgo

Una vez al mes viajamos a Barcelona por trabajo y al final muchas veces acabamos comiendo aquí no sólo por cercanía, sino también por la calidad de los platos, por la posibilidad de probar diferentes raciones y por el trato amable y profesional de su plantila.
El moderno local dispone de una gran barra y de mesas altas, algunas de ellas compartidas, no del todo cómodas.
La cocina es de mercado, con una amplia variedad de verduras, hortalizas, carnes, pescados y mariscos. Lo mejor es dejarse aconsejar por los camareros que nos recomendarán de manera acertada lo que el cocinero vaya sacando de forma improvisada. Aquí todo está bueno; el gazpacho, los arroces preparados de diferentes formas, el jamón, las excelsas tostas con tomate triturado y romesco, los pajaritos de la huerta, las alcachofas, las costillas de cabrito rebozadas, las gambas, las cigalas, los buñuelos de bacalao, la bomba de carne, las patatas bravas, que se parecen más a unas ali oli... De postre no he probado tanto, pero el recuit con miel y la crema catalana merecen por sí solos una visita.
Para beber unas magníficas y heladas cañas de cerveza alemana, Champagne y cava por copa o algo de su carta de orientación nacional en la que predominan referencias catalanas, castellanas y riojanas.
El precio es algo alto, pero el nivel culinario también lo es.

Hacía días que me apetecia ir de tapas en alguno de los lugares no tomados todavia por el turismo masivo en BCN y que no pertenecen en apariencia a las "fabricas de tapas en serie" al estilo de Txapela, Sagardi, etc. Y que conste que no tengo nada contra estos establecimientos y en concreto en el primero, he estado varias de veces.

Buscaba un lugar al estilo de Tapaç 24 (Diputación, 269) o Taktik Berri (Valencia, 169) que como era festivo, no pude reservar y finalmente acabamos a Paco Meralgo. Conocía el lugar hacía tiempo de pasar por delante, pero sin haber entrado nunca. Vi que aceptaban reservas y allá el día 8 / 12 por la noche, final del largo puente.

Justo llegar, me asusté de ver la aglomeración de personal ... y leí el pensamiento de mi acompañante, que me decía en silencio ... "pero donde me has metido... con tanta gente ni podremos hablar ".

La primera impresión positiva, vino con el trato con el personal que trabaja allí. Supongo que debe tratarse de una política de empresa, pero el trato es muy bueno, desenfadado, cercano y con "savoir faire". Deduje que incluso tenían ciertos "gags" ensayados de aquellos que funcionan siempre y que dan alegría al trato.

Optamos por tapas de batalla (tenían de pescado y marisco con muy buena pinta). Concretamente croquetas de marisco, croquetas de jamón, pavías, tortilla de alcachofas, montaditos de tartar, montaditos de foie (los dos muy recomendables), empanadilla (con demasiada pimiento para mi gusto), pero todo muy bien y con un servicio amable y EFICAZ (si. .. si ... EFICAZ en mayúsculas).

Evidentemente no es el lugar de ir a hacer una cena romántica ni para mantener una conversación intensa, aunque la sonoridad que ofrece, es aceptable. Tienen buena carta de vinos e incluso una pequeña carta de vinos a copas. Me alegró que fuera posible elegir vino en copas decente .... Estoy tan harto de que cuando pido vino a copas me salgan con el típico "le pongo el rioja de la casa que se toma bien".

Pagamos por dos casi 50 €, que está bien si contamos que las dos copas de vino elegidas ya sumaban 9 (elegimos el más costoso).

Resumiendo, que me gusto el lugar a pesar de que tengo cierta aprensión a los locales de tapas, por el tema de las aglomeraciones, falta de comodidad y que en ocasiones no admiten reservas. Pero aquí si admiten reservas, que permiten pasar por delante de la cola de entrada...
Ricard
http://cuinairestaurants.blogspot.com/

Hay que reconocer un trabajo bien hecho. Usan productos de mucha calidad y el local tiene mucho encanto. El vino no soprende y evidentemente es caro pero el local vale la pena. un carta corta y muy atractiva.

Hace poco fuí con un amigo a este restaurante porque nos habían hablado bien de él a los dos. Además del ambiente saturado de gente y la incomodidad encontramos los dos el servicio malo, la comida escasa y los precios astronómicos. Hay sitios en Barcelona a puñados donde se sirven las tapas igual o mejor y ni comparar con los precios y los inconvenientes. Me pregunto porqué este sitio ha llegado a destacar. En serio.
Gracias

Bar-restaurante de tapeo. Moderno, aunque incómodo, al tratarse de comer en taburetes. Comimos bien, la calidad de la materia prima es muy buena. El único pero, lógico en la Barcelona actual, los precios...carísimo. La carta de vinos es corta y poco sorprendente, pero correcta para el local que es. Es recomendable, vigilando lo que se pide, ya que luego la cuenta te puede dar una sorpresa..

Es una buena alternativa al típico tapeo. Caro, bastante caro, pero buena materia prima.
Gambas de Palamós o Arenys o Blanes, (no lo sé), pero buenísimas y bien cocidas.
Camarero demasiado "graciosillo".
Vinos a copas y oferta de Champagnes. Mejor la barra que dá a la cristalera, las otras mesas estan bastante juntas.
Carta de vinos corta pero bien seleccionada.
Recomendable.

Es el típico sitio que va morir de éxito, he debido de estar unas 20 veces, me gusta pero tengo la sensación de que cada vez que voy el maitre me trata peor, esta empezando a coger un tono de prepotencia que molesta. Antes siempre estaba entre mis primeras opciones y esta pasando a los últimos lugares de mi agenda. Parece que darte una mesa es un favor, si no hacen algo acabará mal. Me sienta muy mal presión que te dan de que a las cuatro se cierra la cocina, por el precio que cobran y el tipo de local que es deberían ser muy flexibles. Por contra los camareros son encantadores y dan muy buen servicio. el producto es muy correcto y de alta calidad, quizá deberían hacer más variación en la carta.

No exageremos. El servicio es correcto. Se pasan al darles propinas con los gritos. No obstante la calidad de la materia prima es buena y si buscas, hay cosas que calidad precio, son buenas. ej. montadito seteak y ensalada de ventresca de atún. Por otro lado, el sitio es un poco incomodo para lo que pagas. Taburetes y mesas enanas, donde caben dos platillos escasos. Por lo demás un aprobado alto.

Estuve el lunes 13 de febrero con un colega, nos bebimos un Coma Vella y luego para rematar dos copas de champagne Taitinger reserva a 7,8 euros cada copa....pero la vale.
Si es cierto que es caro, pero también debo confirmar que la materia prima es de lo mejor, el servicio del vino muy bueno, aunque para mi deberían tener una cava para ellos....¿que harán en verano?. El camarero muy atento y simpático controlaba el tema aceptablemente, lo que nos permitió hablar algo con él.
Destaco las vieiras al horno, el jamón, y unas cañaíllas que estaban de muerte.
130 euros entre dos, pero muy bien gastados.

El producto es de primerísima calidad, y el entorno es aceptable, básicamente por el carácter desenfadado del mismo, pero estoy de acuerdo con otros comentarios en que, al final, por tres o cuatro platillos el precio resulta desorbitado teniendo en cuenta que, aunque estamos ante una primera calidad de producto, el servicio y la comidad del local dejan bastante que desear, especialmente por las prisas y reparto a "destajo". Volveré pero antes hay otros muchos que probar

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar