Restaurante Río grande Río Grande

Restaurante Río grande

6
Datos de Río grande
Precio Medio:
50 €
Valoración Media:
6.9 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
6.3 10
Entorno:
8.8 10
Calidad-precio:
5.7 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor, Andaluza, Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: No cierra.

Teléfono


6 Opiniones de Río grande

Bullicioso, ruidoso, dos veces tuvo que llamar la atención el jefe de sala a los Sres. alemanes, los mismos que en su país son tan educaditos, de la mesa de al lado por sus cánticos, supongo que si nos les hubiesen servido fino como si fuese agua...

Raciones imprevisibles, la de lomo de dorada ridículamente escasa. El cogote de merluza avinagrado con una lamentable guarnición de gulas duras como fideos sin cocer. El Atún tuvimos que pedir que nos lo cambiasen, seco, sequísimo.

Se libra el jamón, las puntillitas y la pimentada de bonito.

Servicio de vino que hace lo que puede, y que cuando se les pide copas en condiciones tienen que decirte que no tienen. El resto del servicio, atropellado, con prisas.

Jose Pariente 18.-€
Bendita Locura 18.-€

Nos pilló la fecha de casualidad en Sevilla...y que mejor que disfrutar de las vistas de este restaurante. Estupendo para turistas, y no solo accidentales u occidentales. Había un menú preparado que nos gustó, sobre todo el solomillo de buey con boletus en hojaldre. Después hemos repetido y siempre ha estado correcto. Lo mejor din duda la ubicación y el trato, muy simpático. Lo malo lo del fumeque, aunque nos pasaron a la salita que tienen a la entrada para echar un cigarro con los cafés.

Este restaurante es uno de los clásicos de Sevilla. Se encuentra a la orilla del río Guadalquivir, literalmente enfrente de la Torre del Oro y ofrece una vista panorámica absolutamente inmejorable. Es un restaurante de muy buena calidad. Disponen de página web donde te puedes hacer una idea bastante buena del lugar donde vas a ir a comer.

Fuí a comer con mi mujer y mis dos hijas. Reservamos por teléfono y cuando llegamos nos sentaron en una mesa en primera fila de vistas (inmejorable). El servicios fué excelente. Los camareros estaban pendientes de nuestra mesa pero sin hacerse pesados. La carta no está mal y ofrece muchas posibilidades. Los entrantes nos resultaron algo escasos aunque estaban muy buenos. Los platos siguientes nos parecieron muy bien cocinados aunque también algo justitos de cantidad. Los postres, también muy buenos aunque la carta era escasa. En cuanto a los vinos, tienen una carta aceptable. Nos sirvieron el vino a su correcta temperatura y nos preguntaron antes de servir si queríamos que se oxigenase antes (no es frecuente esto).

El precio medio por persona, incluyendo vino (Protos), postres y café fué de 50 euros.

Como dato negativo diré que no nos ofrecieron servicio de guardarropa para los abrigos (fuimos en noviembre) y tuvimos que ponerlos sobre el respaldo de los asientos.

Buena impresión y relación calidad-precio-ubicación del restaurante, buena.

35 grados a las 22:00... Nos decidimos a comer en la terraza del Rio Grande,junto al río,y no se estaba mal... Muy buenas vistas... La carta de vinos es escueta y desfasada... Tomamos un Marqués de Cáceres Rosado 2006 que entraba bién pero que no nos dijo nada,los precios de los vinos elevados,servicio cortito con sifón,osea,muy justito.
Los pescados exelentes,y los espetos y frituras,muy buenos... Buenísimo el Mero al limón,a destacar,y la Berenjena... El gazpachito no está mal. Servicio de mesas correcto y de precio... Bién... 25 euros por persona con el vinito...

Este restaurante está ubicado e la orillita del río porlo que permite sisfrutar de unas vistas impresionantes además de unas comidad exquisitas, porque lo que hacen, lo bordan. Para probar tapas es perfecto, pero si quieres quedarte a ponerte hasta arriba de pescaíto frito, pues también.Lo frecuento bastante, y siempre salgo satisfecha, por la comida, por el trato y por la rcp. Os lo recomiendo.

El comedor, estupendo. una cristalera con vistas al río y a la torre del oro, que queda justo delante. de noche, mas bonito todavía con la iluminación de la torre y los puentes del guadalquivir.
la comida bastante buena, una carta mas bien cortita pero con platos muy atractivos. probamos el solomillo de cerdo con torta del casar, estupendo; y también un cordero que estaba delicioso.
para postre, un helado de turrón al pedro ximénez, simplemente de lo mejor que he probado enmucho tiempo.
servicio atento y profesional
precio algo elevado, por encima de los 50 EUR por persona, aunq el sitio merece la pena
las vistas y el entorno también van en la factura, eso sí...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar