Restaurante Río grande: Extraordinaria ubicación y buen servicio


Este restaurante es uno de los clásicos de Sevilla. Se encuentra a la orilla del río Guadalquivir, literalmente enfrente de la Torre del Oro y ofrece una vista panorámica absolutamente inmejorable. Es un restaurante de muy buena calidad. Disponen de página web donde te puedes hacer una idea bastante buena del lugar donde vas a ir a comer.

Fuí a comer con mi mujer y mis dos hijas. Reservamos por teléfono y cuando llegamos nos sentaron en una mesa en primera fila de vistas (inmejorable). El servicios fué excelente. Los camareros estaban pendientes de nuestra mesa pero sin hacerse pesados. La carta no está mal y ofrece muchas posibilidades. Los entrantes nos resultaron algo escasos aunque estaban muy buenos. Los platos siguientes nos parecieron muy bien cocinados aunque también algo justitos de cantidad. Los postres, también muy buenos aunque la carta era escasa. En cuanto a los vinos, tienen una carta aceptable. Nos sirvieron el vino a su correcta temperatura y nos preguntaron antes de servir si queríamos que se oxigenase antes (no es frecuente esto).

El precio medio por persona, incluyendo vino (Protos), postres y café fué de 50 euros.

Como dato negativo diré que no nos ofrecieron servicio de guardarropa para los abrigos (fuimos en noviembre) y tuvimos que ponerlos sobre el respaldo de los asientos.

Buena impresión y relación calidad-precio-ubicación del restaurante, buena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar