Restaurante Río grande: San Valentín


Nos pilló la fecha de casualidad en Sevilla...y que mejor que disfrutar de las vistas de este restaurante. Estupendo para turistas, y no solo accidentales u occidentales. Había un menú preparado que nos gustó, sobre todo el solomillo de buey con boletus en hojaldre. Después hemos repetido y siempre ha estado correcto. Lo mejor din duda la ubicación y el trato, muy simpático. Lo malo lo del fumeque, aunque nos pasaron a la salita que tienen a la entrada para echar un cigarro con los cafés.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar