Restaurante Hotel Westin

Datos de Hotel Westin
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
4.4 10
Comida:
4.1 10
Entorno:
7.9 10
Calidad-precio:
3.3 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: El Pla del Real
Dirección: Amadeo de Saboya, 16
Código postal: 46010
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


8 Opiniones de Hotel Westin

Primer restaurante del Westin de Valencia. Durante años lo llevo Torrijos padre , el cual lo abandonó hace un tiempo. Mesas amplias con buena separación de mesas. Mantelería de mejor nivel que la vajilla, la cubertería y la cristalería. Decoración algo retro , pero en conjunto acogedor si no fuera por la excesiva iluminación del comedor, más propia de un campo de futbol que de un restaurante enclavado en un marco tan bonito como este hotel. Sorprende el enorme contraste en este punto con el de bar de copas que está ubicado al lado.
Menú de Cuina Oberta , consistente en
.- Tatin de queso de cabra con berenjena asada y albahaca. El queso no sé si sería o no de cabra , pero no nos dio ese sabor. La base era hojaldre y estaba pasado de punto con lo cual se rompía en diez mil trozos al cortar. Las berenjenas buenas y la albahaca no nos toco a ninguno de los seis. O no nos tocó o era una albahaca especial que no se notaba. Se acompañó de diversos tipos de lechugas.
.- Corvina asada con sanfaina de verduras de temporada . Buen pescado , falto de sal (pero eso va a gustos) con punto adecuado. Sanfaina correcta con cantidad más bien pequeña en plato.
.- Rosmarino Cheesecake con frutos del bosque, traduciendo a lenguaje llano: Crema de queso aceptable con mermelada de frutos rojos industrial.
Carta de vinos bastante , por no decir muy, floja. Precios , en el mejor de los casos (Guitian, que es el que tomamos) x2, en el peor, casi x4 , como el marina Alta a 19 euros). Referencias sin orden ni concierto . No parece que nadie se haya sentado a dar una mínima estructura y sentido a la carta. Servicio del vino en consonancia, te dan a probar y si la camarera o el camarero pasa por allí te llena la copa. Si no pasa o se puedes escurrir pues no te llenan.
Servicio en sala como si estuvieras en una boda. Nos reciben, nos sientan , preguntan si queremos tomar algo , te lo sirven y al poco tiempo empiezan a servirte el menú. Casi no da tiempo saborear el Martini o la cerveza. Para acompañar las bebidas hay un cuenco pequeño con almendras , y cuando digo uno es uno con independencia si la mesa es de dos, cuatro o seis personas. Pedí otro cuenco de almendras y sacaron otro de tamaño similar con nueces. Se ve que no quedaban almendras o el cupo por mesa ya se había agotado. Para hacerse una idea del tamaño , en ese último cuenco habían cinco medias nueces....Sobran mas comentarios en este punto. No hubo ni explicación del menú, ni aperitivo de introducción (salvo que el famoso cuenco cumpliera ese papel , pero como nadie dijo nada , nos quedamos sin saber). No hubo explicación de los platos al servir. Calidez en el servicio de sala nula. Había una camarera que usaba el tuteo , imagino que no desconocería que en el idioma castellano español existe el usted. La sensación es como si estuvieras en un banquete de bodas. Te ponen el plato, miran a ver si comes rápido, te lo quitan y siguiente. Es como si todo fuera contra reloj , todo hermético y robotizado. Parecía como si tuvieran prisa para desalojar el restaurante y montar el servicio de desayunos para el día siguiente ( no sé si los desayunos del hotel se toman aquí y tampoco me quedaron ganas de averiguarlo). Por supuesto , y, siguiendo la tónica , preguntan si se quiere copas después del café. Por cierto, hablando del café , ya que te lo cobran a casi 4 euros , lo mínimo es que sea café como Dios manda. Ya sé que Westin es una cadena americana y allí es café es como es , pero si Westin es americana , Valencia está en España y salvo que se pida café americano , el que te sirvan debe de ser café y no café aguado, máxime cuando se pide café corto. De la misma forma que si una botella de agua te cuesta casi 6 euros , lo mínimo , ya que pagas lo que pagas , es que te sirvan la misma en la copa y no te la dejen en el centro de la mesa. De igual forma que los petit fours se deben de servir para toda la mesa y no sólo para una parte y, ya que estamos en un sitio de lujo (con precios acordes al lujo) esos petit fours deben de servirse con el café y no diez minutos mas tarde.
Fuimos a cenar por el marco. Éramos tres matrimonios con unos años y buscábamos probar si la comida se acercaba mínimamente a lo que le envolvía. marco , tomando como referencia todo el hotel y no sólo el restaurante, muy bonito. Comida sin alardes , pero bueno, treinta euros aquí tampoco hay que pedir más. Se puede decir que cumplió. El resto .............pues de pena.
Debo de ser iluso , pero pensaba que , cuando un restaurante se mete en Cuina Oberta, busca darse a conocer y buscar clientes nuevos. No tuve esa sensación. Parece que el cliente importa poco o nada ( mas bien nada) y que están en esta promoción obligados o que hacen un favor al ofrecer sus instalaciones a esos precios.

Una pena que en este marco exista este servicio , este pasotismo y el trato tan impersonal . Una pena que sientas que te cobran a precio de lujo (obviamente me refiero al agua, a los cafés, a las cervezas , al Martini y no a la comida) cosas que están a la altura de un bar de carretera. Una pena que en un sitio tan bonito y con tantas posibilidades, gastronómicamente sea bastante cutre. En fin una pena de cena , si no fuera porque la compañía lo salvó todo…….

Acudi en otra ocasion porque mi amiga queria obsequiar a sus amigos en sus bodas de plata, un desastre, lamentablemente un desastre, se pactó jamones ibericos con persona cortadora de los jamones. pues no estuvieron, sencillamente se les olvidó. ¿puede esto ocurrir?, las demas cosas, simples, que si tartaletas de pisto, algun susi japones, tenias que ir a la barra a pedirte la cerveza, etc. La cena standar total, una persona que pide Dom Perignon para su familia y amigos no repara en platos. Si el otro restaurante lo lleva el Sr. Oscar Torrijos deberia ir buscando otro sitio porque la fama la va teniendo muy mala..

Nosotros comimos en el Rosmarino del hotel Westin de Valencia, y disfrutamos de un arroz negro con chipirones. La coción, presentación y sabores estaban a la altura de un restaurante de esta categoría. Lo acompañamos de un vino blanco de uva verdejo y como no somos muy glotones, no tomamos postre ni primero, de ahí que nos saliera a un precio razonable. Como crítica, hay precios excesivos, como que la botella de agua de 750ml cueste más de 7 euros.

Hay dos restaurantes en el hotel, uno es el de óscar torrijos, y el otro no recuerdo el nombre. estuvimos en el de torrijos. el espacio muy atractivo, cenamos al aire libre,
y el patio del hotel resulta muy agradable. la cena sin embargo fue bastante vulgar. un ’aperitivo’ de croquetas de bacalao consistió en 8 croquetas de masa pasable pero
envueltas en ese papel crujiente de procedencia oriental del que tanto se está abusando.
una ración escesiva que descompensó la cena, aunque había poco que descompensar, porque los siguientes platos carecían de cualquier encanto. con un cava llopart (formidable), el experimento salió por 80 euros cada uno. sin duda demasiado.

Pues hay un menú actualmente de 20 €, solo comida, que a mi no me disgutó.
Una ensalada tibia con torta del casar, un bacalao con costra de all i oli y un helado de aceite de oliva.... 20 € , o una sinfonia de patés con mermelada de cebolla y un ragut de ternera.
El Maduressa a 20 € la botella, UN CHOLLO, Les Alcusses 18 € (????)

Las copas hay que tomarlas fuera, aunque sea en Mestalla.
Y pensar que ese local- antigua Lanera- hasta hace años era las cuadras de la policia municipal, es conveniente visitarlo.

Hace dos semanas estuve en el hotel weslin, en una comida ... patético. Parte de lo que servian era incomestible, servicio penoso, bandadas de camareros sin saber que hacer, como patos mareados. Que pena de sitio, no se lo recomiendo ni a mi peor enemigo y aun da mas pena porque el entorno es precioso, pero la comida ... un consejo si se acercan por alli llevense bocadillos de casa.

Asisti a la presentacion del Anuario Gaastronómico de la Comunidad Valenciana y lo que me encontré fue... inefable; una brigada envejecida y disfuncionada ofertando cerveza en vaso de TUBO; menos glamour, menos clase e inteligencia...Imposible. Pretenciosidad, artificio, burla, nula conexión con la calidad. Deben mejorar y mucho si quieren convertirse no ya en un lugar de referencia, cima solo alcanzable para algunos genios, sino en un emplazamiento simple y llanamente normal.

Frank de Weerdt, Director General de Hotel The Westin Valencia comenta: “ nuestro deseo es que The Westin Valencia se convierta en el “hotel” de referencia de Valencia" son las palabras textuales, publicadas en internet y demas medios, pues tengo que decirle que he asistido a un reciente evento en su hotel y la cena a pesar de ser de mas de 200€ el menu porépersona, fué una pena, la comida flogisima, fria, mal atendida..lo único que se podia tomar eran los vinos y el champagne que vienen ya elaborados, lo que hizo el restaurante fué vergonzoso para un hotel que quiere ser el estandarte de Valencia. Se retiraban los platos de todas las mesas enteros, tanto la carnes como pescados,y postres. Lamentable. Si de verdad quiere el Sr Frank de Weerdt darle categoria a su hotel tendra que esforzarse en su atención porque cada persona comunica a 3 personas el mal servicio, y esto no lo queremos para Valencia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar