Restaurante Fogón del Salvador en Soria
  

Restaurante Fogón del Salvador

7
Datos de Fogón del Salvador
Precio Medio:
44 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.9 10
Comida:
6.4 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Martes de octubre a junio

Teléfono

Restaurante Fogón del Salvador Fogón del Salvador Fogón del Salvador en Soria Restaurante en Soria Restaurante Fogón del Salvador Fogón del Salvador

7 Opiniones de Fogón del Salvador

Tras el tradicional paseo por la orilla del Duero hasta la ermita de San Saturio tocaba reponer fuerzas. Comida para cuatro personas previa reserva en este asador castellano moderno.

Tomamos como primeros platos pochas con callos de bacalao, sopa castellana, migas y queso crema con trufa y aceite de miel. Todo rico. Las pochas extraordinarias, cremosas y sabrosas.

A continuación, chuletón de buey a la brasa (1.1 kg, 36.3 €/kg) a compartir entre dos comensales, lomo de rodaballo a la brasa y hamburguesa de vaca con trufa y patata asada. Todo bien aunque el chuletón adolecía de cierta falta de ternura y sabor.

De postre, costrada con helado de mantequilla de Soria (dos) y block de vainilla con helado de coco (otros dos). Para golosos.

Un estupendo Aalto 2015 (38 €) bien decantado acompañó a las mil maravillas.

Copas Schott y buen servicio.

Acabamos cenando en este local de casualidad, ya que un amiguete que venia con nosotros tenía al cocinero del Fogon, entre los amigos del pueblo y ya puestos pues pa que buscar más.

Local muy grande, con hornos majos, para asados y demás, al mediodía tenia una boda y por la noche había gente.

Pedimos unos platos para compartir, tenia varias cosillas mas que interesantes, al final nos decantamos, por un plato que lo dice todo, micologia de temporada, abundante plato de hongos fileteados, pero con buen grosor, confitados y muy ricos.

Canutillos de cecina rellenos de queso, compota y membrillo, muy rico el contraste.

Carpaccio de buey y virutas de parmesano, buena carne vieja.

Y Jesús, que así se llamaba el amigo de mi amigo y desde ese día, también mi amigo, nos saco unos riñones de cordero a la brasa, con su braserillo y to, yo soy bastante gili para estas partes de los bichos, pero al final, al tratarse de un detalle, los probé y estabas ricos, con una grasilla alrededor muy rica, la verdad ya como de todo.

Luego cada uno se pidió un principal, un amigote solomillo de buey con su brasero individual y sus patatas y los demás coincidimos en pedirnos un steak tartar , rico , sabroso y con buena materia prima , las carnes de este local de diez , luego en la charla con Jesús , nos dijo que tenían vaca vieja gallega de Betanzos , de saberlo antes , a por ella que hubiésemos ido , pero la verdad el steak nos gusto mucho .

De postre la tarta típica de Soria, la costrada, hojaldre, nata y crema.

Para beber un roble de ribera, dominio de basconcillos y otra de Juan gil, por cambiar de D.O, que fue un día de tintorro y ribera.

Invitación a café y copa, por parte de Jesús, instigado por su jefe, así da gusto y velada agradable entre amigos y buen yantar, éramos cinco y pagamos 200€ , muy bien.

Muy buen asador de comida castellana puesta al día.
Comimos dos dias a cual mejor.
Los escabechados con foie, una delizia
Los canutillos de cecina rellenos de crema de queso. sabrosos
La Anguila Ahumada, otra delizia finisima.
Los cangrejos de rio, puro sabor.
El lechazo al horno, se desacia en la boca sobretodo las costillas.Que bueno.
Tarta de manzana (Hojaldre con la manzana de textura de horno) De las mejores.
El vino, Un Silentium 2009 tinta fina (Castillejo de Robledo, Ribera del Duero) Buen aroma y sabor.
El servicio muy atento.
Cinco años han pasado desde el último comentario y la verdad siguen en su buena linea, eso dice mucho de un buen restaurante.

Restaurante típico de la zona, céntrico, junto a la Alameda y el Paseo del Espolón. Barra de tapas concurrida para acompañar con buen vino o una cañita bien tirada.
Dispone de varios salones. Nos gustaron los 2 entrantes que pedimos (un pastel de verduritas y setas y una ensalada) y el lechazo estaba estupendo, piel crujiente y carne que se deshacía. Los postres (dos tartas diferentes) a buena altura. Tuvieron el magnífico detalle de no cobrar el filete con patatillas que sirvieron a nuestro hijo de 2 años.
Carta de vinos suficiente, con referencias sobre todo de Ribera del Duero y Rioja. Dado que había que conducir pedimos un Prado Rey crianza de 50 cl. Bueno el detalle de tener una mínima variedad en tamaño de 37,5 y 50 cl.
Servicio familiar, simpático y bastante profesional.
Probablemente repetiremos en nuestra próxima visita a Soria.

Comida castellana: asados, escabeches, torreznos, chorizo, jamón, etc... Ideal para ir a tomar tapas, de pie o en la barra. Suele haber mucha gente y es ruidoso.

Caramba, que mala suerte, no pudimos disfrutar de su horno asador porque no les quedaba materia prima, aunque habiamos reservado. Tuvimos que conformarnos con su parrilla, correcta. Un buen entrante de escabechados, a los que les sobra el foie, que desaparece entre los sabores de la caza. Era sábado, muy concurrido.

Este exitoso restaurante soriano, mencionado en mil guías, nos ha defraudado en nuestra última visita. Los entrantes, migas pastoriles y hongos a la plancha, estaban muy buenos, pero no así el lechazo (uno de los platos estrellas de la casa), muy mediocre. A pesar de avisar de la hora, no estaba ni mucho menos en su punto. En este sentido, muy por debajo de otros grandes asadores castellanos. Supongo que no tuvimos suerte y que en otras ocasiones les saldrá mejor, pero en un buen restaurante debe evitarse que haya altibajos en el punto de presentación. Los postres, todos de corte tradicional, muy correctos. Aceptable carta de vinos, así como el servicio de mesa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar