Restaurante El Torreón

8
Datos de El Torreón
Precio Medio:
73 €
Valoración Media:
5.5 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
3.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Castellana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 73,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


8 Opiniones de El Torreón

Desde el primer hasta el último punto, la decoración, la cocina, la carta de vinos, el vestuario, todos y cada uno de los detalles que componen el restaurante, puede llegar a resultar incluso cargante, para los que vamso a sitios así de pascuas a ramos, tiene su encanto, y lo cosideramos tipicidad en estado puro. Además, si hasta Don Abraham García le dedico un artículo, la visita era obligada.
http://www.elmundo.es/yodonablogs/2006/06/28/cocina/1151479946.html

No voy a redundar en la decoración, es para verla, y el trato, al ir con unos clientes habituales, y haber pocas mesas ocupadas, fue amable y cercano, mención especial a la forma de salar el chuletón, mediante lluvia de sal (cuidado con las copas, y las señoras con los escotes...).

La carta de vinos muy mejorable, en caldos hay una treintena o cuarentena de referencias (¿había algún blanco?), el 90% de Castilla y León, alguna francesa y algún Rioja, y se acabó, bastante hinchaditos de precio para la oferta de la que dispone, servido en copas Schott, 2 botellas de Mauro y una de San Román (a 32 € cada una) para 4 personas, ni tan mal.

La carta me limité a hojearla (no hace falta mucho para adivinar los paltos que la componen), ya que nos dejamos llevar por las sugerencias de los habituales, varios platos al centro, las estrellas de la casa: carpaccio de ternera (excelente), foie a la planca (soberbio), steak tartar (bueno, aunque como sabían que a las otras personas les gustaba el picante se les fue un pelín la mano), y para rematar el chuletón (bueno también), como íbamos con hambre, aun sacamos un segundo chuletón. De postre tulipa de leche merengada, tampoco me dijo gran cosa, aunque estaba bien. Todo muy bueno, producto excelente, elaboración sencilla, recomendable si sabes donde vas, y te apetece un sitio con su rancio encanto.

No sé nada de la cuenta salvo el total (289 €), y tampoco hubo mucho extra aparte de lo ya citado, un café por barba, y un licor de whisky especialidad de la casa, que por probarlo, tampoco me hizo daño.

Voy a dejar a un lado la calidad de la carne, que se da por supuesta, y me voy a centrar en todo lo demas. He oido a varios restauradores comentar que su objetivo es hacer 'felices' a los clientes. Entendámoslo, se trata de que al salir del restaurante, los comensales lleven una sonrisa de oreja a oreja. Hay sitios donde consiguen que esto sea parte habitual del servicio. Pero, este no es el caso. Y debería serlo por el nivel de precios en el que se mueven. Es mas uno tiene la sensación de ser cliente de segunda categoría, porque mientras el dueño va saludando a 'los habituales' a ti te ignoran completamente, te sirven un solomillo fileteado (¿quien come el solomillo fileteado?), con unas patatas fritas echadas sobre el plato como si se tratara de un menú infantil, te manchan el abrigo y tienes que suplicar que te traigan el cebralín... y como estos una serie de pequeños detalles que están fuera de lugar en un restaurante de esta fama.. y de estos precios.
Mención a parte la cubertería y la vajilla de hace quince años y la decoración absurda.
Yo por mi parte no voy a volver, ni voy a recomendar a nadie que vaya.

Para mí es un buen ejemplo de restaurante castellano. La calidad de la comida es muy buena. El ambiente algo ñoño, pero agradable. La carta de vinos, muy buena. El precio, algo caro, pero sin mirar la cartera, sin duda, es una buena elección

Siitio tipico castellano, hay que saber a lo que se va.
Excelente carne a la parrilla, muy buen foie, jamon esplendido. Buenos vinos.
Si es cierto que es un poco caro. Tiene salones pequeños para celebraciones pequeñas.

Restaurante con muy buenas materias primas pero excesivamente caro. 70 €;/pax.Buen foie, solomillo al carbon, aceptable steak tartare, y vinos variados con especial atencion a los de la zona y los de Mariano ( san roman 32 €;),pero servido en copa duralex.

Excelentes carnes rojas a la brasa, extensa bodega e impresionante cava de puros.buen servicio, algo caro.

No puedo tener una visión independiente de este restaurante-asador porque fuimos a comer con Mariano García, un buen amigo del propietario y eso se notó en el gran trato dispensado. Me parece un restaurante muy personal, donde la figura del propietario, Jeremías, "todo un personaje" (como dice Mariano) es clave en la atención de mesa y la organización de todo el servicio. La materia prima es, en general, muy buena. Me gustaron especialmente un sensacional foie a la plancha, el chuletón y un solomillo bien fino que nos sirvieron al final. Más flojos los carpaccios. La cristalería por defecto es buena pero vale la pena pedir las copas Riedel, que las tienen. La carta de vinos, que no pude ojear, parece ser bastante amplia, con una buena cantidad de referencias internacionales (pudimos ver una selección de sus grandes botellas y era realmente impresionante). Un restaurante acogedor, personal, donde el genio y figura de Jeremías resulta clave para la experiencia global. También vende produ

Rte. muy interesante de la provincia de Valladolid. Carta de vinos extensa, precios ajustados. Bebimos Mauro 99 por 24 €. Copas normales, comida buena, precios buenos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar