Restaurante Fragata en Sitges
  

Restaurante Fragata

11
Datos de Fragata
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
5.5 10
Entorno:
8.4 10
Calidad-precio:
4.7 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante Fragata L’add Fragata Avant Fragata en Sitges Après Restaurante en Sitges Paella "Tot pelat" Restaurante Fragata Cigalas gratinadas, muselina suave de ajos y aceite de piquillos Fragata Ceviche de lubina salvaje, aceite de lima, aguacates, brotes  y cebolla japonesa Fragata en Sitges Aperitivo : Brandada de Bacalao

11 Opiniones de Fragata

Ultima cena de nuestro fin de semana en Sitges en el restaurante Fragata, situado justo al pie del Baluart  Vidal Quadras, al lado de la escalinata que une la bonita calle Fonollar y la iglesia de San Bartomeu y Santa Tecla con el principio del famoso Passeig de la Ribera, un lugar con encanto y muy turístico.

Llegamos a eso de las 20h20 tras haber reservado previamente mesa en la terraza y nos situaron en una cuadrada, bien vestida con buenos manteles, buena vajilla y cubertería, pero muy pequeña, demasiado justa, como todo el resto de mesas de dos plazas. Las mesas están situadas muy cerca las unas de las otras (aprovechamiento máximo del espacio). No visité el interior pero de pasada me pareció bastante elegante. El servicio de sala es bueno y profesional pero algo distante. El servicio del vino fue muy básico, descorche, primera cata, primer servicio y un llenado durante toda la cena. Las copas no están a  la altura, deberían cambiarlas. Tienen una bodega con un centenar de  referencias de diferentes DO. Tienen algunas botellas de 3/8 y también sirven vino por copas (2 blancos, dos tintos y un cava).

La cocina, es catalana y mediterránea, con algunos platos de cocina de fusión, Es mas bien de tipo tradicional actualizada con algún guiño creativo. Buenos productos frescos de temporada, bien elaborados. Tiene un plato en la guía MIchelin y está recomendado en la guía Repsol.

Cenamos a la carta, no nos presentaron ningún menú.

Mientras esperábamos , nos trajeron un aperitivo :

Brandada de Bacallà amb pa torrat Brandada de bacalao con tostas. Buena.

Como entrantes compartimos :

Ceviche de llobarro salvatge, oli de llima, alvocats brots i ceba japonesa Ceviche de lubina salvaje, aceite de lima, aguacates, brotes  y cebolla japonesa. Para mi no era un ceviche, mas bien parecía un carpaccio. Buen producto, bien preparado y sápido.

Escamarlans gratinats, mussolina suau d'alls i oli de piquillos Cigalas gratinadas, muselina suave de ajos y aceite de piquillos. 5 buenas piezas de tamaño mediano abiertas por la mitad. Sabrosas

Como plato principal tomamos ambos :

Paella "Tot pelat" de peix i marisc (llagostins, rap, calamarsets, sipia i musclos   Paella "Tot pelat" de pescado y marisco (langostinos, rape, calamarcitos, sepia y mejillones). Nos presentaron el arroz en la paella, antes de servírnoslo, en los aires, ya que no había sitio para ponerlo encima de la mesa. El arroz estaba bueno, en su punto, los he comido mejores, pero estaba bien hecho y el fondo sin ser muy potente tenia buen sabor.

El pan fue correcto y no tomamos postres.

Para beber tomamos una botella de agua sin gas de 1/2 l y una botella de vino blanco ecologico y organico Jean Léon 3055 DO Penedès 2017 . Celler Jean Lèon, Torrelavit (Torres). Cepages 100 % Chardonnay. Crianza  en barricas de roble francés durante dos o tres meses y antes de ser comercializado el vino permanece unos cuantos meses en botella. Es de color amarillo claro, fresco, equilibrado, largo en boca  y afrutado. Un vino que acompañó perfectamente la cena.

Finalizamos con dos buenos cafés.

La cuenta ascendió a 58 €/persona (con un incremento del 5% /terraza) . RCP correcta ya que me parece excesivo cobrar este incremento. El entorno es muy bueno en lo universal, pero en lo particular la estrechez de las mesas, y la incomodidad que conlleva, no me permite darle una puntuación de muy bueno, únicamente de bueno y soy magnánimo.  La cocina es buena, está bien elaborada, buen producto, pero no hay platos del día... y no tengo la impresión, tal vez me equivoque, de que la carta cambie muy a menudo. No se si volvería  en otra ocasión.

  • Paella "Tot pelat"

  • Cigalas gratinadas, muselina suave de ajos y aceite de piquillos

  • Ceviche de lubina salvaje, aceite de lima, aguacates, brotes y cebolla japonesa

  • Aperitivo : Brandada de Bacalao

Restaurante a pie de las escaleras que llevan a la iglesia de Sitges.
Buena ubicacion, diseño moderno, detalles cuidados... a grosso siempre parece que todo pinta bien...aunque el tamaño, la terraza exterior debe tener unas 30 mesas tranquilamente o más...

nos recibe un señor encorbatado, los camareros de negro radical.
amabilidad pero algo distante como si sólo fuéramos turistas....supongo que nuestra pinta veraniega, sin marcas evidentes, no denotaban el perfil que gusta....
mantelería bassols, buen estado y bien combinada
cubertería, cristalería correctos.

el servicio es correcto, multicultural, pero algo resabiado...
preguntas y algunas respuestas no son las propias de un local como parece que quieren ser.

la relación calidad precio es correcta, sin asombrar, y le falta algo de contundencia en los sabores, que están como adormecidos...
los pescados son el plato estrella pero confirman el comentario anterior.... no son excepcionales como le pertoca a un restaurante de mar como este, sobretodo en los pescados con más pedigrí que no llegan... los mejillones son excelentes, claro....

el servicio del vino es algo acelerado pero correcto, no añade nada, aunque en mi opinión el precio es algo caro.

postres exquisitos.

en resumen, interesante... pero estando donde está, compite con lugares más resultones y eficientes.

Fuimos a La Fragata hace ya un tiempo, decididos a cambiar nuestro tradicional arroz en el Port d'Aiguadolç por el de este afamado restaurante situado al inicio del Paseo y al pie de la Iglesia.

Comimos en su terraza y el pica-pica fue correcto, pero cometieron el error de pasar el arroz y de quemarlo ligeramente, lo que hizo desagradable el plato. Se comunicó y nos invitaron a una de las botellas de vino que pedimos, pero inevitablemente estropeó la comida.

Craso error para tan conocido restaurante.

Es un restaurante que he frecuentado en varias ocasiones,me gustaba mucho su comida por sus sabores intensos y no digamos su emplazamiento,de lo mejor de Sitges.Pero desde que cambio de rumbo ya no es lo mismo,y lo he intentado en tres ocasiones por que me resistia a tacharlo de mis favoritos de Sitges.Ya no voy mas,me niego.Eramos 6 comensales y decidi probar la mayoria de los platos,hay confianza.El steak tartar cortado a cuchillo muy decente pero se pasaron con el picante,el solomillo nadaba en la salsa,el buey a la piedra(dichosas piedras que cuecen la carne)cocido,el rape bueno,los chipirones insipidos(antes eran una delicia),las anchoas 00 bien,aunque dudo que fuesen del cantabrico,DEMASIADO GRANDES,las vieiras y el rape bueno.El servicio de vino poco profesional.Y los postre sin pena ni gloria,una tarta de manzana muy floja,antes tenian la mejor tarta taten de Sitges,te la hacian en el acto pidiendola al tomarte nota .En fin una decepcion,no volvere.Adios Fragata,adios

Voy a este restaurante de vez en cuando y cada vez es diferente. A la comida ,esta vez,le faltaba el toque que tenía el año pasado.El jefe de sala Luis, estupendo,pero la comida no.
Los camareros no son lo profesionales que han sido en anteriores visitas.El servicio del vino,de lo más basico,y las copas bonitas pero de regular calidad.Me quedo con la duda de si volveré,porque el lugar está emplazado en el mejor sitio de Sitges....no sé....

Restaurante en pleno paseo maritimo de sitges con una bonita terraza y salon espacioso y minimalista .Buena atencion por parte del servicio .Pedimos xato de sitges que consistia en una ensalada de escarola con bacalao,, atun en escabeche ,y anchoas, estaba bien aderezado.,con sala romesco,fritura mixta .Langostinos y calamarcitos rebozados ,estos ultimos estaban un poco blandos y sin sabor para beber un cava Mas tinell Para acabar de postre ,textura de chocolate ,con dos mistelitas .8o e.la pareja.

Cambio de rumbo para "la fragata", la nueva apuesta no me acaba de satisfacer,por suerte el entorno sigue siendo el mismo a los pies de la iglesia y frente al paseo marítimo,de película.
no me malinterpreteis ,la calidad es buena, pero ha perdido en calidez, el trato es un poco distante y frío, tanto éxito a veces sube el ego y .... el precio

Las materias primas estan bien seleccionadas, el entorno es muy agradable pero las cantidades son muy justas y escasas. Sorprende este tipo de cocina con grandes platos y poco contenido,menos del que sería esperable por los precios de este restaurante.
Creo que deberían ofrecer mayores cantidades

Muy bién!!. Éramos un grupo de unas 50 personas y todos los platos fueron servidos al punto. Tanto el plato de atún fresco como el de cordero deshuesado fueron felicitados por todo el grupo de personas. Local impecable y servicio muy esmerado y profesional. Tengo ganas de probarlo en visita familiar. Obviamente no hubo servicio de vino pero los camareros se preocuban constantemente de que nadie tuviese la copa vacia. Temperatura del vino: perfecta, tanto para el blanco como para el tinto. Precio ?,no puedo deciros. Local de decoración moderna muy elegante.

Interesante propuesta a pie de paseo marítimo de sitges. El servicio muy amable y atento, copas, vajilla y cubertería ok, y especialmente, interesa destacar la primerísima calidad de la materia prima y una cuidada presentación de los platos. Propuestas poco originales (lógico por el tipo de restaurante y su ubicación) pero muy destacables por su calidad.Recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar