Restaurante Mar de Plata

Datos de Mar de Plata
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
6.6 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
5.7 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Granada
Localidad: Almuñecar
Dirección: Avda. Mar de Plata, s/n
Código postal: 18690
Tipo de cocina: Tradicional, Andaluza
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Mar de Plata

Nos decidimos por tomar un arroz en la terraza de este clásico de la localidad de Almuñécar. Era sábado y con lleno hasta la bandera. Espacio algo escaso entre mesas y con servicio muy simpático y rápido por parte del camarero que nos atendió.

Carta con buena oferta de ensaladas, pescados frescos, mariscos y 2 ó 3 arroces.

De aperitivo, siempre el sabroso paté de hígado casero.

Comida para tres personas:

- Ensalada de aguacate: Refrescante ensalada a base de aguacate, lechuga muy picadita y otros ingredientes, aderezado con salsa vinagreta. Muy buena.

- Boquerones fritos: Nos llamó la atención que aquí presentan los lomos de los boquerones ya sin espina. Muy frescos y perfecta fritura. Muy buenos.

- Gambas a la plancha (200gr a 90€/kilo): Una decena de gambas de Garrucha de buen tamaño. La plancha perfecta. Geniales.

- Calamar plancha: Un calamar de unos 400gr muy limpio y fresco. Lo pedimos sin trocear y aliñado con aceite y ajitos laminados. Una delicia.

- Arroz ciego de pescado: El camarero nos sugirió solo un arroz para dos personas. Servido en paella al centro con suficiente arroz como para repetir los tres. Buen punto del arroz y sustancioso, pero con trozos de choco hasta aburrir, bacalao y alguna gamba. Bien a secas, aunque hay que tener en cuenta que sólo cobraron 22€ por el arroz.

- Sorbete de mango: Estaba de locura (nos encanta el mango). Textura cremosa y con trocitos de la propia fruta. El camarero, siempre muy atento, me sugirió verter un poco de ron local Montero Gran Reserva, algo que me resultó agradable.

También nos invitó a una copa de ese mismo ron en la sobremesa.

Carta de vinos algo más que correcta pero sin complicarse la vida. Pedimos un cava: Ferret Brut Nature Rosado Gran Reserva 2005 (19€), un cava a base de garnacha (80%) y monastrell (20%) que estaba bastante bueno. Servido en copas correctas y en su cubitera.

Precio total: 111.25€ (inc IVA, servicio de pan a 0.70€, 1 cerveza, 2 refrescos, la botella de cava y una de agua de 1 litro).

Nota 1: El precio por persona indicado es lo que estimo que costaría compartir entre dos un par de entrantes (gambas y calamar), un arroz y un postre, con IVA, servicio y sin bebidas.

Nota 2: Una vez conocido este sitio, volvimos un par de noches más a cenar (olvidándonos de los chiringuitos playeros) a base de buenas gambas de Garrucha, calamar y otras raciones, dado los buenos precios y la calidad de sus productos.

Mañana soleada y de paseo por la bonita localidad de Almuñécar y nos acercamos a comer al restaurante que más nos convence en el pueblo, un poco huérfano de buenas mesas. Nada ha cambiado con respecto al anterior comentario, así que poco que añadir, salvo lo que comimos claro.

Esta vez no le dimos a los excelentes pescados frescos de la zona que aquí preparan de maravilla y que Pedro Martín, tan simpático como siempre, ofrece a todos sus clientes, esta vez nos decantamos por uno de sus arroces. Comenzamos con ese delicioso paté de hígado que ofrecen como aperitivo y magníficamente macerado, para seguir por unos pimientos de piquillo rellenos de marisco rebozados (9€) sin complicaciones pero buenos de verdad, pequeños, sabrosos y rebozados de maravilla. Poco después llegó el arroz ciego (20€), realmente delicioso, fondo sustancioso, grano suelto y perfecto de punto, con algunos tropezones de marisco y pescado, daba para repetir los dos y así lo hicimos. Muy rico. De postre y aprovechando el final de la temporada, Pedro nos ofreció los inmejorables mangos de la zona, uno en helado (4,5€) y otro al natural (4€). No somos muy de frutas, pero los mangos de la Costa Tropical granadina nos apasionan.

La carta de vinos tampoco ha tenido variaciones, corta, sencillita y bien de precio, entre cavas y blancos al final siempre encuentras algo. Esta vez y además de dos cervezas tomamos un Calvente Rania espumoso (18€), el espumoso que Horacio Calvente elabora en Jete y que pese a ser la primera añada tiene ya muy buenas hechuras. Horacio es el mejor productor de vinos de Granada en nuestra opinión. Al final, Paco nos ofreció una copa del gran ron de la zona, el Francisco Montero 50 Aniversario, un ron especial en edición limitada que la casa ronera de Motril lanzó con motivo de sus bodas de oro, quizá el mejor ron nacional que además tuvo el detalle de no cobrarnos. Ni que decir tiene que compramos una botella unos días después…

En Mar de Plata los hermanos Martín llevan casi 30 años haciendo lo mismo y haciéndolo bien, habrá que quien les acuse de inmovilismo pero si sabes hacer algo bien tampoco hay porque cambiarlo. Y aquí tanto los pescados como los arroces los bordan. Y a precios ajustados, 71 euros la cuenta. Y si además añadimos la simpatía de Pedro y el buen trato que recibimos cada vez que vamos, esta seguirá siendo nuestra casa de comidas cuando pasemos por Almuñécar.

Comida en la terraza de este restaurante cercano a la playa de San Cristóbal. Buena separación entre mesas. Cuatro comensales. Dos de ellos solo tomaron el segundo plato. Los otros dos empezaron disfrutando de unos excelentes aguacates con gambas. A continuación, muy buenos pescados (rodaballo a la plancha, salmón con salsa de puerros y rape con salsa de almendras) y solomillo de cerdo a la pimienta. De los postres cabe destacar el estupendo mango, en plena temporada. Un rico cava Ferret Brut Nature (13 euros) servido a la temperatura correcta acompañó muy bien durante toda la comida. Carta de vinos clásicos y de la zona. Invitación a café y a un chupito de ron Montero. Cristalería, cubertería, mantelería y vajilla, buenas. El servicio, correcto.

Un tiempo después de nuestro primer comentario y tras varias visitas, podemos confirmar que Mar de Plata es la opción más sólida para comer en Almuñécar, principal núcleo turístico de la costa granadina y algo escaso en restaurantes de nivel. Lo menos destacable es el local, que acusa algo el paso de los años y resulta ruidoso, máxime en momentos de gran afluencia, pero lo cierto es que tampoco es incómodo del todo. Lunes de agosto, local lleno tanto en interior como en terraza y esperamos 15 minutos hasta que nos dan mesa.

La cocina se basa únicamente en el producto, sobre todo en el marino, muy buenos pescados y mariscos preparados de forma sencilla y clásica, respetando su calidad, además están presentados en una gran urna en la entrada, con lo que podemos ver qué es lo que tienen disponible. Tomamos una buena ración de gamba blanca a la plancha (20 euros), fresca y perfecta de punto y para el pescado nos propusieron una lubina de 1kg (30 euros) que nos prepararon a la sal, se nota que llevan muchos años haciéndola porque estaba fantástica, además acompañada por sus patatas cocidas y una suave vinagreta. Lo ideal es pedir pescado autóctono (pargo, urta, corvina) , pero se les habían terminado y lo cierto es que esta lubina estaba a la altura sin duda. De postre unos excelentes sorbetes de mango, fruta tropical que comienza su temporada en la zona y que estaban de verdad impresionantes, pura cremosidad y sabor.

Carta de vinos corta pero bien surtida, con buenas referencias de la zona y algunas nacionales bien escogidas, predominando los tintos, quizá falte algo más de profundidad en blancos y espumosos, pero bueno, algo hay. Buenos precios y copas correctas, vinos conservados en cavas, aunque algunos tintos están fuera. Tomamos un siempre fiable cava Ferret Brut Nature GR por 13 euros, un precio muy bueno. Para terminar nos pusieron un par de copas de Ron Montero Gran Reserva, un excelente ron de Motril que probablemente sea el mejor que hay en España, capaz de mirar a la cara a muchos grandes caribeños. Servicio de mesas muy amable y efectivo, el maitre es una persona muy agradable siempre en el trato, hacen que estés a gusto.

Como resumen hay que comentar que este restaurante, sin ser tampoco algo sensacional, siempre cumple expectativas y siempre salimos contentos, ofrecen buen producto tratado con maestría a precios ajustados y lo cierto es que es el único local de la zona que vimos completo hasta los topes, así que por algo será. Buen restaurante.

Gracias a la guia verema encontre este restaurante en almuñecar.la verdad no me decepciono,creo que despues del ultimo y unico comentario en la pagina merece un reconocimiento a su labor,tanto por el servicio como por la comida.
llegamos a ir hasta tres veces y todas el producto era de 1ª.el servicio y el trato con el personal fue de lo mas hogareño,atendiendo todas nuestras demandas.
visita obligada si vais a almuñecar o alrededores

Restaurante de decoración marinera un poco ya desfasado y que necesita una mejor climatización (en Agosto se hace necesario un buen Aire acondicionado).
Carta sencilla y basada en los productos del mediterráneo con unos pescados y mariscos de primera calidad y no muy caros para su calidad. Raciones correctas.
Carta de vinos muy cortita, pero honesta y de precios poco inflados. Tomé un cava Ferret Brut Nature que combinó perfectamente con la cocina ofertada. La vajilla y las copas son más bien discretas, a tono con el local.
Un clásico en la zona que nos ofrece pescados y mariscos de muy buena calidad y sin vaciarnos el bolsillo, aunque creo que necesita una remodelación o lavado de cara. Recomendable en cualquier caso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar