Restaurante Solana: Buque insignia


Local que es el restaurante gastronómico del chef Nacho Solana y su pareja en sala Erika Sanz, pero que tras un año de cierre de su anterior local (Pérez de Rozas, 15), reaparece (hace ya 3 años) con fuerza en una nueva ubicación  cerca de Angel Guimerá (edito y corrijo dirección en la ficha) en un amplio local de espacios separados y hasta con unas mesas en la acera (el tiempo y el tabaco lo demandan). Además añade a este local dos espacios más con un interesante local de cocina canaria de forma más informal (Cocina Urbana Canaria) de que me quedé con ganas, y una hamburguesería gourmet (SQuina).

El local tiene un aire elegante, mucho tono gris y crema que inspira tranquilidad a lo que contribuye la música de fondo, manteles de correcaminos, servilletas de tela, buenas copas, cubiertos, buena separación de mesas, sillas amplias y cómodas. Un servicio en sala eficaz y bue ritmo de salida de platos de cocina a lo que contribuyó que solo éramos dos mesas en la sala de la entrada.

La carta de comidas incluye una parte de platos al uso con buena presencia de entrantes y un cambio sobre lo anterior con la recuperación de la presencia de arroces, aunque sin olvidarse de los pescados y carnes; destaca una aportación importante de postres que incluso se acompañan de opciones de vinos dulces. También unos menús: el llamado de menú de clásicos de siempre  (36€) y el menú gastronómico (50€) más enfocado a platos de temporada.

Opté por el menú corto, sobre todo por conocer sus clásicos:

. aperitivo por cortesía de la casa, en tres partes: una crema calabaza muy agradable, unas cortezas caramelizadas perfectas de textura y otro que no recuerdo a modo de mini saquito.

. milhojas caramelizada con foie mi-cuit, manzana verde, queso ahumado y reducción de PX: muy agradable, incómodo de comer con cuchillo y con la mano, sabroso, aunque lo cambiaría de posición en el menú para no repetir caramelizados de forma seguida.

. ensalada de vieras con yogurt griego y pimentón de la Vera: con poca viera, buena mezcla de verduras y semillas (pipas entre ellas) que hacen como centro (yema de huevo frito, versión color verde) de una presentación global a modo de huevo frito en el que la base de yogurt parece la clara. Interesante.

. huevo a 63º frito con crema de trufa: esperable su intenso sabor, bien logrado. Merece un plato y presentación más fotogénico. Sabrosón.

. pescado canario (pámpano) con costra de tomate y cristal de papa canaria: el pescado es una especie de palometa  bien preparado y con una extraordinaria salsa de fondo, una salsa toffée muy bien equilibrada; acompañan unas verduras en perfecto punto. Recomendable.

. secreto ibérico, su jamón, calabaza confitada y crema de huevo frito con buena salsa y arriesga mucho con un cabello de ángel con gran contraste de dulce salado con el jamón. Muy arriesgado pero me gustó.

. sopa de papaya y mango con helado de vainilla y reducción de maracuyá: presentación simple en vaso pero sobrecargado de punto dulce sin ningún contraste cítrico, fresco, frío... Este postre fue un cambio sobre el menú previsto sin aviso previo. Prescindible.

. coulant  de chocolate caliente con sorbete de mandarina: algo seco en su interior (le sobró tiempo de calor). Buena aportación cítrica al chocolate, lástima que el coulant estuviera solidificado.

. trufa muy crujiente: pequeñita trufa crujiente. Un detalle que complementa bien el café añadido.

En la parte líquida tengo información de amplia carta de vinos, pero al ir solo y pedir botellas pequeñas y no disponer tampoco llegué a ver la carta de vinos. Me conformé con una copa de blanco pidiendo algún vino blanco canario de los muchos interesantes que hay, pero que solo pude elegir entre verdejo y un francés que resultó ser un agradable alsaciano de uva riesling (Henri Weber 2016) reconocido por la etiqueta al pasar; estuvo bien servido aunque poco informado y más cuando estás demostrando interés en este campo.

Un sitio que hay que conocer en la ciudad y así lo destaca Michelín. Seguramente con mejor complemento de vinos y una buena compañía sería más perfecto.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Joan Thomas

    A este ya lo tengo en la lista de los interesantes que me faltan visitar en la capital tinerfeña. Tras leerte, este año haré lo posible para sacarlo de la agenda de los pendientes. Tiene muy buena pinta...
    Saludos

  2. #2

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Pues la versión CuC de gastrotapas de producto local (entra en su web) se me quedó en el tintero porque iba a ir a comer el viernes pero tener que dar la conferencia a primera hora de la tarde me frenó.
    Ya contarás.
    Saludos

  3. #3

    Joan Thomas

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Pues CuC parece también muy interesante, el próximo mes de agosto sea el uno sea el otro o los dos, lo visito. Ya te contaré.
    Saludos

  4. #4

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Me quedé con las ganas, pero creo que hice bien para que la sangre no se quedara en la barriga y me faltara en el cerebro...
    Saludos

  5. #5

    Joan Thomas

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    jajaja... seguramente
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar