Restaurante La Mifanera

Datos de La Mifanera
Precio Medio:
43 €
Valoración Media:
5.0 10
SERVICIO DEL VINO:
5.4 10
COMIDA:
5.7 10
ENTORNO:
4.3 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Sarrià-Sant Gervasi
Dirección: C/ Sagués, 16
Código postal: 08021
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 43,15 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de La Mifanera
OPINIONES
9

Local un poco agobiante por el doble techo que presenta, lo que a su vez acentúa la sensación de calor.

Como ya conocía este restaurante y su carta, me incliné por el menú degustación compuesto por:
Apreritivos
Boquerones en cebiche; Bien, sin más
Espárragos en tempura, Buenos
Patata brava; Buenas pero, evidentemente, las he probado mejores
Otro entrante con pepino y algo que no recuerdo

Después nos pusieron tres arroces:
Risotto con verduras (al estilo italiano)
Arroz paquistaní con cordero, especias y creo que también tenía mango
Arroz al estilo chino, con verduritas.
Todos ellos Buenos-normales, quizás porque el cordero no me apasiona y me quedé con ese sabor durante el resto de la cena.

Los postres fueron pan con chocolate y aceite, bien sin más. No cafés

Para beber pedimos un Gran Caus Rosado.

Como en otras ocasiones, bien pero sin tener motivos para tirar cohetes, ni mucho menos.

Me convencieron para ir a comer hoy aquí, en lugar de tomar un bocado rápido. Soy de fácil convencer, así que acepté el envite (y, de paso, la invitación).

Restaurante ubicado en el antiguo Can Tripas (local de comidas-menuses de por allá los 80, conocido por la popularidad de sus precios que no por su cocina).

Local feo, tubular, techo bajo y decorado de prisa y corriendo. Esperaba un poco más de lustre. Vajilla, coperío y cubertería normales.

Cocina basada en el arroz. Tienen un menú degustación con cuatro tapitas de entrante y tres arroces de saliente y un par de postres a 30 euros por persona (café y bebida no incluidos), tienen un menú basado en la degustación de 5 arroces, un menú de mediodía que no miré, un menú de noche que tampoco miré (a 20 euros) y carta con predominio de arroz, evidentemente.

Carta de vinos corta, no excesiva en precio. Optamos por Llopart Brut Imperial a 22 euros (si no recuerdo mal). Copas de cava estandares que nos cambiaron por copas de vino a petición nuestra. El servicio fue el descorche y nada más.

Optamos por el menú degustación:

Las cuatro tapitas eran: unas sardinas marinadas montadas en melón, no acabé de entender por qué. El melón potenciaba la acidez; una pasta-crema de aguacate con tomate y maiz frito por encima, tampoco lo entendí muy bien; una patata brava poco brava y una bomba de carne supuestamente picante un tanto decepcionante -no picaba-.

Los tres arroces fueron, en este orden: arroz con foie y trufa, sabroso aunque con demasiada presencia del foie que lo convertía en un arroz para hacer la siesta varias horas; arroz tailandes, insulso algo parecido a un arroz tres delicias, sin gracia ninguna; arroz paquistaní con pollo y menta, no sé que hacía la menta ahí, demasiado aromático, la menta se lo comía todo. El orden de servicio de los arroces no me pareció el apropiado.

Los postres: una mouse de crema catalana, psé, psé y un buñuelo de chocolate, la pasta del buñuelo un tanto acartonada y gomosa.

Café con hielo (el local es muy caluroso)

Servicio un tanto atolondrado.
Precio: me invitaron

Varem anar a dinar dissbte passat.
Relació qualitat preu excelent, tapes, arros , postre i vi no arribarem a 40 € per persona.
A millorar la decoració en general.
El tracte del cambrer exquisit.
Repetiré.

Hi vig anar dissabte passat, a dinar. Quan varem arribar només hi havia una taula, i oh sorpresa! en varen ubicar a una sala al final del restaurant passada la cuina. Hi havia la màquina de fred-calor que no va deixar de funcionar en cap moment (malgrat que ens van dir que ell sol es desconectava), fent un soroll molt desagradable. També ens va acompanyar l’olor del la cuina de tots els plats que allà s’anaven guisant.Varem sortir fent olor de menjar! Intolerable!
Però.. el menú degustació que varem provar en va entusiasmar, des dels aperitius fins al pa amb oli, sal i xocolate! Recomanable la seva cuina, però alerta amb el continent.

Particularmente me sorprendieron dos cosas nada mas entrar al local, la primera fue su olor de cocina en el comedor y la segunda la mesa que nos dieron, habiendo reservado mesa con dos días de antelación, nos toco la de la entrada, un tanto apartada del resto.
Su decoración, no dice nada especial, salvo que no me gusto el estilo teatral de la entrada, por otra parte algún problema con la luz nos llevo a estar toda la cena con subidas y bajadas de intensidad.
Un buen servicio y una comida mas que correcta, ayudo a disfrutar de una buena velada.
Buen punto para los arroces, muy sabroso el de Portugal, con pato y cardamomo, algo insípido el de langosta, curiosas sus bravas y logrado el guacamole con kikos, su bodega aunque no extensa, esta bien estructurada, nos decidimos por un cava A Priori de Colet, que dispusieron al lado de mi mujer y nos sirvieron mas que la primera copa, de postre pan con chocolate, aceite y sal, muy lograda su textura con el pan crujiente.
Otro dato negativo es que, su carta en Internet no esta actualizada, así que nos rompió un poco la idea que llevábamos. 87€ dos personas con cava incluido, no disponen de zona fumadores.

El sábado pasado estuve cenando con mi mujer en la Mifanera, ya que ella se lo recomendaron en el trabajo, y la verdad, es que lo aconsejo.

Sitio tranquilo. Los arroces excelentes, recomiendo el Risotto Rural (hecho con setas), y el pakistaní.... es un viaje degustativo muy curioso.

El servicio es bastante aceptable, y los precios acompañan la calidad. Entre los 80 euros, vino incluido!.

En fin, a los que les guste el arroz, ya saben... Ah, la carta de vinos, os permitirá probar caldos bastantes curiosos.

Consejo para Tomcat y demas interesados en ir al Mifanera: pedid los entrantes!! Super interesantes y a muchisima mejor RCP que los arroces; que para mi estan pasados de precio casi todos...
Pero si te pides un pica pica de tapitas (creo que le llaman) te daras cuenta de lo buena que es la cocina del Mifanera y no te dolera el bolsillo.Y las cantidades no son de cocina de diseño...
Vinos correctos en copas correctas. Local agradable Yo estaba cerca de la puerta y lo agradeci, entraba el airecillo refrescante de la calle...(mes de junio del 06 de los mas calurosos en BCN)

Decoración sobria, elegante pero fría. Nos tocó la mesa de la entrada...ciertamente un poco desubicados. Nos pedimos una terrina de foie, correcta, y una mini pizza de atún, realmente buena. De segundo, arroz negro, bueno, pero caro...18 euros, y un arroz japonés con atún que no valía nada, encima, 20 euros (un abuso). La Carta de vinos está repleta de vinos poco conocidos, lo que es un acierto o un inconveniente según se mire.
La cuenta subió a 75 euros por cabeza, sin vino y sin postre...Caro para lo que comimos. El servicio correcto, pero frío. No lo aconsejo.

Comedor bastante agradable, si no te colocan en las dos mesas más próximas a la puerta, donde te da el aire. Servicio muy atento y cordial. La especialidad son los arroces y risottos. La carta de vinos es corta, pero la encontramos suficiente, con algunas propuestas modernas, de bodegas poco conocidas en los vinos jóvenes, y oferta bastante clásica pero acertada en los crianzas. Las verduras y setas al wok y la terrina de foie-gras, muy agradables. El arroz de pato, estupendo, y el risotto con calabaza, sorprendente (un acierto). La carta de postres es muy corta, pero nos gustó la "deconstrucción" del tiramisú, y muy curioso y original la forma de presentar el "pan con aceite y chocolate". El vino (un Maius de 2004, del Priorat), acompañó perfectamente. El precio, unos 40 Euros por persona (sin el vino, claro), nos pareció razonable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar