Restaurante Tentempié

11
Datos de Tentempié
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
6.6 10
Entorno:
6.6 10
Calidad-precio:
6.3 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


11 Opiniones de Tentempié

Dos grandes profesionales regentan este afortunado Restorán, si bien es dificultoso por ser varias plantas, resuelven el servicio con esmero y gentileza.
El local es muy bonito, la barra algo pequeña, perbien abastecida de ofertas, tanto de vinos como de dstilados y, la cocina más que resuelta, con un trato directo y amoldándose al cliente, Raúl hace un gran Tamden con Ildefonso. La última vez que fuí invité a un amigo que sigue la dieta Kosher, y el cocinero actualizó el arroz, el pescado, la carne y los postres para que todos disfrutáramo como enanos!. No lo han conseguido nadie, bueno sí, el Botero. Bebimos Higueruela 2007, y salimos por poco más de 30. Insuperable!

Escondido en una de las pequeñas calles de Toledo que desemboca a la concurrida Calle Del Comercio, se encuentra el restaurante Tentempié.

Justo al entrar encontramos la pequeña barra, donde ya aquí se puede empezar a tapear y tomar vinos por copas de su gran selección que tienen para este propósito.

Nosotros cenamos a base de tapas en el salón superior, En el que podemos encontrar una gran cava de vinos. Lo cierto, es que la selección es bastante amplia, cubriendo un gran espectro de DO, pero con precios dispares.

Tenemos que decir que la cena no fue cumplió nuestras expectativas. De lo que cenamos, podemos calificar como regular: las croquetas de bacalao, con exceso de bechamel. Y el ragout de ciervo, muy pasado. Sin embargo estaba bueno el lomo de orza, las mollejas, y el revuelto de criadillas de la tierra. En general mas bien flojo.

En cuanto al vino, empezamos con un Regajal 2005, que lo encontramos un poco caído, no se si por problemas de conservación. Luego pasamos a un San Roman 2005, ya que no tenían nada más que una botella de Regajal (Advertimos antes que nos indicaran si esto podía pasar). Encontramos las botellas para nuestro gusto excesivamente frías. Las copas y el servicio aceptable.

Y mantiene el criterio iniciado por Alvaro Parrilla (Casa Parrilla) que ha dejado de participar en este local. Variedad y calidad en vinos por copas y la posibilidad de tapear a buen nivel de calidad y preparación.

En esta ocasión tapeamos unas mollejas muy buenas, unas croquetas de bacalao francamente deliciosas y algun detalle por parte de la casa, mejillones al vapor y una mini-ensalada de palometa.

El sabado, supongo que por la nevada en Madrid, Toledo estaba sin muchas aglomeraciones y los locales a medio aforo, lo que significó una mayor atención en la barra, cosa que en nuestra anterior visita fué algo floja.

Coincido con el comentario anterior.
Más de treinta referencias por copas, entre las que se encontraba Venta del Puerto 12.
Comida en barra a base de tapas con un resultado general bastante satisfactorio.
Para tapear muy decentemente.
Buena RCP.

Hemos estado tapeando en la barra y bien merece la pena hacerlo si estas callejeando por Toledo. Amplia y grata variedad de vinos por copas 2-5€, especial mención a los vinos dulces con una sorprendente carta, cavas y champagnes que animan a probarlos.

Croquetas de chipirones y secreto de ternera muy ricos, entre una variedad de tapas entre los 5-7€ que merece la pena probar.

Muy correcto el trato y conservación del vino.

La barra se queda pequeña con el reclamo comentado, calidad y variedad.

Un pelin desatendida la barra, pero puede ser porque nos hemos presentado relativamente pronto.

Con estas referencias tengo que hacer un hueco y probar el restaurante.

Se trata de una vinoteca-restaurante, con una barra en la planta baja con una muy interesante selección de vinos por copas y tapas. En las dos plantas superiores un restaurante, ambas salas pequeñitas, pero bastante íntimas. Tomamos el menú gastronómico con maridajes. Aperitivo de crema de lentejas (normal, sin más), luego una terrina de foie con quicos, membrillo y un prescindible sandwich de manzana y queso fresc, arroz negro con chipirones (excelentes) y allioli. Buen sabor y punto. El pescado fue un pargo con crema de almendras y espinacas muy bueno y la carne un solomillo con cecina de jabalí y una espumita caliente de queso manchego, también bastante logrado. El postre, un bizcocho caliente de chocolate con helado de turrón. En la cuestión del maridaje ya es otra cuestión. La selección de vinos con el menú cuesta 10 euros por persona y, francamente, creo que no los vale. Nos sirvieron Pirineos Gewurz, Finca Los Nevados Viognier y Capilla el Fraile, gran vino toledano de syrah y petit verdot. Con el postre, nada de nada. Y creo que por tres copas de vinos, de los cuales ninguno llega a los 10 euros me parece un poco excesivo, amén del detalle de no servir un vino de postre. Creo que un local con tantas y tan buenas referencias podría ofrecer un servicio algo mejor, sobre todo teniendo en cuenta las que tiene en barra por copas... Pero esta cuestión me parece ya un poco subjetiva. Me quedo con la buena cocina y la barra, y el precio, unos 100 euros por dos personas.

El sabado del findesemana del corpus visitamos este establecimiento de "nuva restauración".Especializado en vino pero con gran calidad en su carta de tapas y restaurante.Tomamos un menú"divertimenro" cuatro tapas maridadas estupendamente por sus sumilleres Luis y Alvaro dos grandes profesionales apesar de su juventud.Me impresiono la rapidez del servicio apesar del número de comensales que había y el número de escaleras que tienen que subir y bajar los camareros, porcierto muy profesionales y agradables.Sin duda el mejor establecimiento que he visitado en toledo,mucho mejor que el tan nombrado Adolfo(precio desorvitado para lo que ofrece tanto en comida como en bebida apesar de la bodega que tiene que fue lo mejor de la visita a su establecimiento)Sin duda alguna la juventud viene fuerte.Seguir asi chicos y felicidades a la cocinera!!!!

Precioso lugar y mejor ambiente.las tpas en barra estupendas(a la vista).tomamos el menu degustacion maridado por luis encantador y joven,una promesa secundada por ana,tambien joven pero encantadora y muy profesional.el precio con vino 45¤,varato viendo la calidad d sus platos y vinos.tres ambientes unos informales y otro mas formal.muy a tener en cuenta en el futuro.dejense aconsejar y disfruten de la comida y sobre todo del servicio.bravo!!!!!!!

Se trata de un restaurante que se queda a mitad camino. Trata de ofrecer una cocina moderna que no acaba de cuadrar, falta presentación y sus combinaciones no son del todo acertadas. Sus platos salen frios de la cocina, y eso que estabamos en la 3ª planta, que es la más bonita de todas, y a la vez la más cercana a la cocina. No obstante, el resultado final es equilibrado. Los vinos que nos sirvieron y que acompañaban a un menú con maridaje (48€ por persona) fueron muy correctos. El servicio muy atento. Destacable el cochinillo crujiente. Espero que evolucionen y que vayan corrigiendo los problemas.

Lo prometido es deuda, acudimos ayer domingo a comer a Entre Copas y el resultado fue estupendo.

Cocina basada en la calidad del producto, buena técnica y puntos de cocción. Como aperitivo probamos unos aceites mojando pan. Empezamos con setas estofadas, salteado de verduras y tacos de atún guacamole y crema de frutas tropicales. Destacables cochinillo crujiente (confitado y horneado) con manzana verde, solomillo de jabalí con frutos negros y crema de pote. Delicioso souffle de chocolate blanco acompañado de helado de turrón. Buen café y una sopita de fresas como petitfours. El servicio de mesa discreto y atento. Sala cómoda y blanca, diseñada para disfrutar del vino.

A falta de carta (llevan abiertos 1 semana) se nos ofreció 3 vinos basándose en nuestras preferencias y menú escogido, optamos por un alucinante Signal Hill Petit Verdot(40€). Louro godello y champagne (se me fué) para empezar y con el postre riesling de Penfolds. Servicio y temperatura impecables, cristalería de calidad (Riedel, Schott, Spiegelau...).

Salimos felices, bien comidos y aun mejor bebidos ;-) Unos 55€ por comensal, all inclusive.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar