Restaurante Els Fogons de Can Llaudes

Datos de Els Fogons de Can Llaudes
Precio Medio:
80 €
Valoración Media:
6.6 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Girona
Localidad: Besalú
Dirección: Prat de Sant Pere, 6
Código postal: 17850
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 80,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Els Fogons de Can Llaudes

Hemos comido varias veces en este restaurante, está ultima vez ha sido una experiencia sublime, un único y muy elaborado plato compuesto de merluza del norte fresca, su sabor perduró en nuestro paladar durante buen rato, no pedimos postre ya que el gusto que nos dejó esta comida fue esplendido, san solo es necesario probar un pequeño pedazo del pescado para degustar la labor del cocinero y la calidad de la merluza, muy bien, muy contentos, incondicional para el disfrute de nuestros paladares.

Fuimos ayer sábado a cenar con mi recién marido y él disfrutó muchísimo. Yo no mucho, la verdad. El motivo es que soy muy especial con el comer y me encontré que no hay carta y que, obligatoriamente, tienes que hacer menú degustacion y que se compone según lo que el chef haga ese día.
El menú consta de 3 entrantes de los que no comí ninguno pero a mi marido oe encantaron. Posteriormente le siguieron unas vieiras con timbal de judías y bañado con sopa de puré de patatas con aceite de trufa blanca, brutal!
Luego vino un pinxo de cigala a la planxa. Nada más eso pero buenisima! Luego un pescado dl dia encima de arroz salvaje con calamarcitos. El pescado fue de gran calidad. Por último, filete de buey guisado con ajo. Yo no lo comí pk no soy de carne pero a mi marido le gusto mucho.
Los postres, un par estuvieron correctos.
Bañamos la cena con un vino blanco "Xarel·lo" muy rico. Sabor afrutado con final seco y nada largo!
Tomamos un cortado y él café.
La cuenta subió a 162 euros ambos. Precio elevado pero de gran calidad todo. El matrimonio muy simpático y amable.

Estuvimos comiendo (dos personas) en el puente de la Purísima y la verdad qeu la experiencia gastronómica satisfizo nuestras expectativas. Comimos el menú nº1 compuesto de cinco aperitivos , un primer plato, un plato de pescado, un plato de carne y dos postres. Vino, Elias Mora.

Ciertamente la comida es realmente acertada y ningún plato desmereció a los demás. Sólo un pero, la bodega. Es escasa , con muy pocas referencias y los precios excesivos.

En cualquier caso repetiré en otra ocasión.

Sinceramente no entiendo los comentarios anteriores.
El sitio es de cuento, una capilla del siglo XI en la plaza de un pueblo medieval precioso.
Cierto es que carece del diseño y sofisticación que tanto gusta últimamente, y que a mí yá me cansa, pero claro, nos encontramos en una capilla medieval y ahí reside el encanto.
Cenamos el menú degustación que te canta magistralmente Jaume Sole (no tienen carta) y sinceramnente fue espectacular.
Materia prima buenisima y servicio muy amable.
Fue una cena muy especial que siempre recordaremos.

El restaurante está bien ubicado, pero tiene muchos problemas de base: está dirigido y gestionado por el propietario y nunca mejor dicho, como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como. Lo hace todo: de chef, cocina, sirve,... Va de entendido, pero no supera la cocina arreglada que se cuece actualmente. Sin pretensiones y excesivamente caro. Todo es caro. Comes lo que te dan, no se puede elegir y sólo se puede ir previa reserva (hay 4 mesas). No entiendo como se permite hacer estos experimentos con la gente y encima te vuelves a tu casa totalmente desplumado. Lo siento, pero no es serio.

Curioso restaurante ubicado en el interior de una capilla románica en la plaza principal de Besalú. Entorno sugerente, aunque sin calefacción...
No hay carta. Jaume te canta el menú sin más. De momento da una especie de curiosidad y esperas una buena velada. La carta de vinos es extensa aunque clásica para mi gusto. Precios elevados (tienda x2 - x3).
La comida es de buena factura, basada en la materia prima, pero la elaboración no rezuma especial imaginación ni técnica. Bueno, piensas, un buen ejercicio de gastronomía, al que le falta recorrido para mejorar...
El servicio, lento como pocos aunque amable. El vino, me lo sirvieron a 5-6 grados y tuvimos que estar decantando poco a poco con la botella en agua a 20 grados.
El restaurante estuvo cerrado 2 meses por enfermedad y esta fué la excusa para la falta de organización (?)...
El mayor problema viene cuando llega la dolorosa: 180 € por dos personas entre la que destacan 64 del menú (!!!), 4 del pan (1 punta de barra normal y corriente) y 7 de 2 cafés...(sin IVA) La verdad es que me quedé alucinado!!
Al día siguiente pagué lo mismo por un ágape de lujo en El Celler de Can Roca (2*)!!!
Está claro que no pienso volver.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar