Restaurante L´Anec

1
Datos de L´Anec
Precio Medio:
16 €
Valoración Media:
5.7 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:
Precio desde 16,45 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de L´Anec

Un local en la plaza principal de la población (donde para el metro), aunque en realidad ahí está solo la entrada del local que dispone de una buena terraza en la parte posterior con buenos toldos para evitar el sol de medio día o la lluvia de la tormenta de verano aunque en realidad esa es la sala principal (al aire libre) y si no llueve lo que hace es mantener el calor bajo su paraguas; la terraza, terraza fuera del local, es una pequeña prolongación en la acera.

Muchas mesas (algunas diferentes entre sí) y muy juntas, aunque en realidad el aforo era menos de la mitad y aún daba más sensación de vacío, aunque en realidad estuvimos apretados y acalorados. Manteles y servilletas de papel, cubiertos básicos (hubo que reclamar cuchillos), copas (calientes recien salidas del friegaplatos) de hasta tres clases distintas en la mesa, mayoritariamente de propaganda de marca cervecera. La decoración del entorno donde podría crearse un buen ambiente de patio con flores, plantas y alguna cerámica, aunque en realidad sirve para colgar diferentes pizarras con sugerencias y precios que ya figuran en la carta.

En sala está Vicente aunque en realidad el servicio de la sala lo llevó una joven camarera tan voluntariosa como poco formada a la que hubo que reclamar varias peticiones (cuchillos, sal, agua y hasta uno de los bocadillos).

La carta, de comida y de bebida, a modo de carpeta de fundas de plástico para introducir los folios, muchos folios (13) con muchas, muchas opciones bien explicitadas (y traducidas al inglés) distribuidas en ensaladas, para picar (con más de 30 sugerencias), platos combinados, sartenes, revueltos, tablas, bocatas (12-13 opciones), menús diarios (de laborable y de festivos, de celebración, menús para dos), postres y helados, carta de vinos (solo 15 opciones aunque en realidad todos en gama de 12-18€ -ni más malos ni más buenos- a destacar que muchos también tienen posibilidad de ser por copas, cervezas (muy muy destacable la variedad), cafés e infusiones (sorprende la gran variedad de un folio completo de opciones), copas (varios tipos de mojitos).. aunque en realidad las limitaciones vienen luego en los pedidos.

Para cenar somos 13 más dos niños, con el planteamiento inicial de cenar de picoteo aunque en realidad y a la vista de la carta, nos desorientamos cundiendo el caos, con lo que unos pedían bocadillos (un par de chivitos y un par de ingles y un granjero), de buen tamaño (casi para compartir) y referidos como bien en general con pan más que correcto para una noche calurosa y húmeda, un par de sandwiches mixtos, un par de croquetones aunque en realidad era una croqueta algo más grande de la media, otros optaron por sartenes siendo destacable la de patatas con huevos y jamón y también otros optamos por compartir la idea inicial de picoteo al centro y tomamos los siguientes platos:

. habas picantes del Cabanyal demasiado cocidas (o veces calentadas) quedando rotas y blandas lo que, sumado a poco rock and roll, lo hacen no recomendable. Fueron 3 raciones compartidas por todos.

. humus bien presentado, pero la tosta (industrial) estaba blanda de estar demasiado tiempo abierto el paquete, buena textura pero algo insípido; ración muy amplia.

. ensaladilla rusa en realidad era patata con patata y algo de mayonesa; los otros ingredientes estaban casi ausentes totalmente. Nada recomendable.

. gambas al ajillo sobre un fondo de aceite poco agradable, unas gambitas fritas sin mucho que agradar.

. patatas bravas que fueron de lo más celebrado, buena patata, tersa, bien hecha y con complemento de salsas adecuadas en cantidad y sabor. Fueron 3 raciones compartidas por todos.

. calamar a la romana buena materia, rebozado más regular pero aceptable. Fueron 3 raciones compartidas por todos.

. provoleta de jabugo con queso provolone y sobrasada ibérica con buena materia prima pero resultó un conjunto demasiado aceitoso

. postre: aquí hay que destacar que seis, como en mi caso, optamos por el helado industrial solicitado, aunque en realidad había, en el caso de los Hageen Dazs, un ejemplar de cada uno, a modo de muestrario; no fue una buena opción. Los que eligieron postres de la casa acertaron de pleno. Sin duda dejaron un buen sabor de boca las tartas (de Orero, de Huesitos), un par de coulant de chocolate y la leche frita ambos con buena compañía de helado en cantidad, todos de buen resultado y muy, muy amplias raciones que sobraría para compartir entre dos cada postre.

Para beber fueron 5 jarras de cerveza, un par de Radler, un Nestea, dos tintos de verano, tres aguas de medio litro sin gas y un agua con gas Vichy aunque en realidad se quedó casi sin gas al tener que ponerle abundantes hielos por estar caliente. Un par de cortados finales.

Muchas opciones, aunque en realidad solo recordaremos los postres como algo interesante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar