Restaurante Dspeakeasy

2
Datos de Dspeakeasy
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas:
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de Dspeakeasy

¿Quien no ha ido o intentado entrar en la discoteca Speakeasy? Posteriormente restaurante Sexto, local en donde Diego Guerrero ha desembarcado para iniciar su tercer proyecto en 5 años en el que es ya “su” barrio, el de las Salesas de Madrid.

Respetando el nombre comercial (los 'speakeasy' eran los bares secretos abiertos durante la ley seca en NY) y a escasa distancia de Dstage y de Dspot-Studio, el nuevo proyecto incluye restaurante en la planta superior (no segunda marca ni complemento de Dstage), una coctelería-snackería, bautizado como DPICKLE Room, en la planta inferior, y la cocina en el sótano.

En su segunda semana de apertura acudimos a la planta alta (decoración casi inexistente con tintes industriales, número elevado de mesas (hasta 50 comensales) y con “cocina final” integrada en sala, en donde conocer las propuestas del chef en un ambiente desenfadado, divertido a precios razonables.

Carta (con 25-30 platos; todos los platos son enunciados de tres ingredientes) ideada para compartir que puede variar diariamente, con muchos guiños divertidos o trampantojos de los que es tan asiduo Diego, y sobre todo con buen producto, técnica y creatividad.

Evidentemente, restaurante en proceso de arranque, servicio en proceso de adaptación. Apertura en el mes agosto para ir rodando, según nos cuenta luego el chef vitoriano (martes noche, casi todas las mesas ocupadas).

Como aperitivo un pan de calabaza con mantequilla de nata. Desaparece del tarro en poco espacio de tiempo.

Acierto absoluto con “Sardinas, Jamón y Berenjena Miel” Integración absoluta de los 3 productos, con gran protagonismo del  jamón como jugo y de una berenjena de locura (no lo sabíamos, pero será el producto del verano...).

Quedamos desorientados con la “Papada, Carabinero y kimchee”, nada era lo esperado, una pasta de carabinero cubre la papada ibérica, en donde, la combinación de los tres elementos da sentido al conjunto.

Muy bueno y divertido, de rebañar, el sencillo “Pisto Vizcaína, Bacalao y Puntilla”.

Fuera de carta, “Tartar de vaca vieja”, con encurtidos de  apionabo y chile. Un tartare distinto en sabor y matices, y que funciona.

Terminamos con “Rape, Algas, Salsifi”. Muy bien trabajado el rape, que baila/nada en un mundo verde de algas y raíces (surgido de la imaginación de Diego).

Carta de vinos con propuestas nada habituales, queríamos conocer la colaboración de Diego con Bodega Ponte da Boga (Hijos de Rivera) en la Ribera Sacra SARTENES O CANCIONES 2016, un tinto atlántico, afrutado, liguero que combina dos variedades tradicionales y escasas como la uva Brancellao y la Merenzao (48€). Servicio del que se espera un plus.

Restaurante montado en plan minimalista en tonos blancos y madera clara en la primera planta y coctelería en la parte de abajo, que seguro que se pondrá de moda y lo petará este invierno. El concepto es parecido a Fismuler, local chulo, gente guapa y carta corta con platos a compartir, de un tamaño discreto, entre 15 y 25 euros.

Aperitivo de la casa: mantequilla de aguacate, pan de maiz y chile fermentado (3,25 € por barba). Cherry curado, cebollino y frambuesa helada. Original y refrescante comienzo.

Tartar de vaca vieja, servido con unas tostadas de pan de brioche a la plancha con mantequilla. Prescindibles las tostadas que se comían el sabor de la carne.

Papada, carabinero y kimchee. Bastante pesado, no entendí este plato.

Crema de apionabo, huevo y setas, meloso y contundente, el mejor plato de la noche.

Para beber, de una carta de vinos subidita de preciio, escogimos un cava reserva pinot noir de Can Rafols des Caus que acompañó bastante bien la comanda. Servicio en rodaje aunque con ganas de agradar.

Cena de picoteo ligero sin postre, por algo más de 50 € por persona.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar