Restaurante El Señor Martín: Cirugía marina


Cuando un proyecto funciona y durante la última década ha convertido en éxito todas las empresas iniciadas se debe, o bien, a la suerte, al talento, y en la gastronomía, al producto. De producto va sobrado EL SR. MARTIN…, por eso, tras pasar por el Mercado de Chamberí y el Mercado de San Miguel (como pescadería gourmet), la taberna marinera “El Chiringuito del Señor Martín”, en la calle Mayor, se atreven con un restaurante de alta gastronomía con una doble oferta de barra (muy a tener en cuenta) y restaurante de muy altos vuelos, todo ello dirigido en cocina por Alfonso Castellanos, que vuelve a los titulares a través de este increíble espacio.

Local extraordinario enfrente de los jardines de La Plaza Villa de París (barrio de Justicia-Salesas),  un enorme espacio en la esquina de General Castaños con Orellana, en donde estaba el histórico bar EL TIMON. Decoración moderna, de gusto y en la parte inferior respetando los materiales originales (con bodega vista).

Toda la carta dedicada al mar, nos decantamos por:

LOMO DE JUREL ALIÑADO A LA BILBAÍNA” Muy bueno.

SALTEADO DE AJETES Y PULPITOS ALMIZCLADOS DE ROTA” Simple y presentación poco a tener en cuenta, pero cumple perfectamente.

OSTRA GILLARDEAU Nº 2” (5,20€ la unidad). Extraordinaria…, sin sabores añadidos.

Como principal optamos por una pieza entera sobre brasas de “CABRACHO DE RIBEIRA” (65€/Kg.; pieza de 1.200 gramos aprox.) Una experiencia casi-mística, absolutamente recomendable por calidad del producto, por el trabajo en cocina con las brasas y la no menos llamativa preparación y explicación en sala (labor casi quirúrgica). Acompañamos como guarnición con unos extraordinarios “puerros a la brasa”.

De postre, “TABLA 6 QUESOS” (22€), compuesto por Arzúa Ulloa (de Galicia; vaca); Payoyo (de Sierra de Cadiz; cabra); Quesos y Besos (de Sierra Morena; cabra); Torta Pascualete (de Caceres; oveja); Idiazabál Ahumado (de Pais Vasco; oveja latxa y carranzana); y Peralzola (de Asturias; oveja). Que decir…, Viva España.

Carta de vinos no con gran número de referencias, nos decantamos por un tinto recomendado para carnes (¿??), no importa, extraordinario: ARBOSSAR 2015 de Bodega Terroir al límit (DO Priorat) un vino 100% Cariñena vieja de un viñedo especial con orientación norte, a 350 metros sobre el nivel del mar y bajo suelos pizarrosos y graníticos. Viticultura biodinámica y una crianza de 24 meses entre barricas de 500 litros usadas y foudres austriacos Un vino intenso, mineral y de paso suave. Un vino muy equilibrado, con un final largo. (90€; de los más altos de la carta).

  1. #1

    Letroncio

    Perdona las confianzas, pues no nos conocemos de nada más que de coincidir en esta página. Te leo tus críticas de restaurantes ya que al ser de Madrid como yo, me sirven de guía para futuras visitas. Me he venido fijando que nunca jamás bebes blanco, ni incluso en un restaurante casi exclusivamente de pescados como este. Cada uno tiene sus gustos, claro, pero ¿Te pasa algo con los vinos blancos?

    En cualquier caso, gracias por tus notas, que nos dan referencia de sitios que aún no conozco.

    P.D. He bebido tintos con pescados, pero jamás se me ocurriría con un Priorat, no sé.

  2. #2

    Cervino5

    en respuesta a Letroncio
    Ver mensaje de Letroncio

    Hola!

    Para nada confianza, efectivamente a todos los sitios a los que voy tomo siempre vino tinto, en su día cogí manía a los vinos blancos (fue el primero que empecé a tomar, mucho antes que los tintos, y me acabó cansando) y salvo excepciones (maravillosa aparición en mi vida de los vinos generosos; o blancos con madera), siempre me decanto por el tinto (nacional, para ser más exactos). Además a mi pareja le sienta fatal maridar (ya que entramos en confianza), y no podemos acudir a esta vía.

    En el caso de El Sr. Martín fui con un amigo (de la Rioja) y teníamos claro que queríamos tinto, independientemente de tomar pescado o marisco. El problema fue que la carta era limitada, y únicamente nos llamó la atención Arbossar y Pancrudo de Gómez Cruzado (las 2 garnachas, pero este último lo hemos tomado bastantes veces y nos parecía corto de botella -2016-). Me sorprendió comprobar en Internet que clasifican a Arbossar claramente para guisos y carnes, y sea una de las propuestas “de altura” en un restaurante “sin carne”. Eso sí, maridó muy bien con el cabracho, que pedía potencia en las copas.

    Creo que deberían de dar una vuelta a la carta de tintos (aunque ahora veo en web un Mauro VS 2015...), la de blancos…, ni la miré si te soy sincero.

    Tienes alguna novedad pendiente, he oído maravillas del AMADIA en Las Matas

  3. #3

    Letroncio

    en respuesta a Cervino5
    Ver mensaje de Cervino5

    Sí, el blanco español de hace años podía llegar a cansar, pero creo que el panorama de los blancos nacionales, afortunadamente ha cambiado a mejor. O dales un tiento a los foráneos, que por suerte cada vez se ven más por Madrid.

    Dales una segunda oportunidad. En cualquier caso tu gusto es soberano, claro.

    P.D. Bufff, tengo muchas novedades pendientes, y no tan novedades ;)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar