Restaurante Can Valles

4
Datos de Can Valles
Precio Medio:
73 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
6.5 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 70,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de Can Valles

Local de cocina de producto con buena y clásica elaboración. Servicio en sala de gente experimentada y que con la que, cada vez estamos conectando más; esta vez incluso el chef salió a la sala para cointactar con la gente. Servicio eficiente, amable y cercano sin quitar profesionalidad y eficiencia.

De nuevo local con lleno completo. Por supuesto no hay cambios en la carta de comidas ni de vinos. Siempre intentamos alguna novedad en uno y otro campo. De neuvo 5 para cenar y compartiendo platos al centro, con un buen pan de compañía.

Para beber empezamos con cervezas para las aceitunas caseras de cortesía de la casa. Agua con gas Perrier. Empezamos por El Hombre Bala 2015, posterior Corimbo 2012 y rematamos con Bosque Matasnos 2014; todos ellos con el consiguiente cambio de copas y dados a catar sin más servicio.

Lo compartido al centro entre los cinco:

. 2 x jamón ibérico: buen sabor, buena curación; acompañado de pan tostado con tomate

. carpaccio de reno con reducción de Modena y frutos rojos: perfectamente laminado, bien presentado,dosis de aceite en límite alto; bien de sabor.

. tartar de salmçon: correcto, cortado en tamaño algo excesivo; correcto de sabor.

. tartar de atún: perfecto de corte, muy bien de sabor. Recomendable.

. 2 x mixto de berberechos y zamburiñas al vapor: muy buen conjunto, cocción ajustada, bien de sabor. Recomendable.

. garbanzos con bogavante: plato de buena legunbre, correcto de sabor, escasos de tropezones.

. callos: perfectos de textura y sabor, caldo trabado, amplia ración, buenos comlementos. Platazo de producto.

. 2 x solomillo: buena calidad de la carne, perfecta de punto de plancha, ración correcta; patatas paja en plato aparte

. postre de 4 minipiezas (bocaditos) consistentes en mini buñuelo con chocolate caliente, tarta de queso, puding de castaña y tocinicllo de cielo: correctos sin más.

Dada la hora descartamos los cafés y los cambiamos por gin tonics para todos servidos al gusto de intensidad pero todos con Gin Mare. Final feliz.

Sin prisas en cerrar y con amable conversación.

 

 

EditarCon motivo de frecuentes visitas a la ciudad de paso rápido (24 h) se está convirtiendo en punto de encuentro debido a que su producto y cocina es de buen nivel cuando se trata de no fallar más que de sorprender.

Local, carta de vinos y comidas ya descritos, sin cambios más allá de unos pocos productos de mercado del día o temporada. Platos clásicos como los raviolis rellenos que además pueden compartirse servidos en media ración por su tamaño, algún plato de cuchara compartido en minireaciones individuales, etc.. facilitan las probaturas de las recomendaciones.

Cena para cinco (un sentido fallo al encuentro) que decidimos todo al centro y magnum para beber. Esta vez el servicio del vino no varió en la falta de relleno de las copas, pero sí mejoró en los comentarios y recomendaciones; al final tomamos, intentando ceñirnos a un magnum para toda la cena, Lo Mon 2011 que por Priorato y garnacha confiamos en llegar pero se hizo muy justo en gran medida por una falta de ritmo desde cocina sobre todo al inicio, en lo que seguro que influyó un local completamente lleno y que las cenas se apelotonan en sus demandas en poco más de media hora (lo que va entre 21.30 y 22.15).

Unas cervezas de presión iniciales con unas sabrosas olivas de lata que no supieron darnos más información. Un pan correcto y el consabido aceite, interesante en este caso y de nombre Les Trulles, amenizaron la llegada de los comensales.

Compartimos:

. ensalada de tomates distintos, con ventresca: bien sin enamorar.

. ensalada de anacardos, lechugas distintas, queso suizo "tête de moi": mejor.

. 2 de ravioli de gamas y setas con crema de nueces y gratinado de parmesano: medio por persona emplatado individual: emblema de la casa y recomendable. La presencia de parmesano es intensa.

. 2 de garbanzos (pedrosillanos) con bogavante: emplatado individual de ración compartida: tan perfectos los garbanzos como escaso el bogavante; muy bien de cocción y sabor.

. mix de moluscos: una mezcla de mejillones, berberechos y almenjas, hechos a la plancha y con algo de limón. Pues va y mezclan bien, sobre todo por la calidad de base.

. 2 x solomillo fileteado y marcado en plancha: muy bien  de sabor y punto, con una ligera base de aceite de oliva y con cuencos de patatas paja bien hechas.

Postres individuales en pedido pero en part compartidos:

. buñuelos fritos rellenos de chcoolate caliente con helado de canela: especialidad de la casa y de pequeño tamaño que hacen que sea llevaderos

. toconillo de cielo: buena calidad sin sobrecarga de azúcares más allá de lo imprescindible

. sorbete de mandarina y otro con mango: referidos como correctos de sabor y en buena ración.

Algún café  más gin tonic al gusto (g´vine, en mi caso) con un obsequio de almendras cubiertas de chocolate y una larga charla para poder al dia los meses transcurridos, completaron la velada.

 

 

Cena para seis. Local lleno a rebosar y espacios en las mesas aún más reducidos de lo habitual que hace casi de malabarismos el servir los platos.
Al empezar unas cervezas de barril Urquell de inicio con aceitunas caseras muy buenas mientras llegan los comensales.

Carta de comidas con muchas y variadas opciones, con cocina basada en el producto pero con planteamientos más allá de la plancha.
El ritmo de cocina fue demasiado lento con muchos espacios muertos entre platos que nos llevó a beber más vino del esperado.

La carta de vinos bastante clásica y con cantidad y variedad de opciones por encima de la media. En el servicio hubo el necesario cambio de copas en cada botella y aunque repetimos de la última, se dió a catar, por ser botella nueva. Casi nunca se rellenaron copas.

Decidimos probar diferentes opciones de cocina y pusimos todo compartido al centro y en doble ración:
. jamón ibérico cortadio a mano: muy bueno
. raviolis de gamba: uno y medio por persona. Sabroso.
. espardenyas con huevos rotos y setas: clásico de la casa y que creo amores y sorpresas
. langostinos con compota de tomate y aceite de oliva: bien presentado pero muy simple. Bien de sabor.
. solomillo de ternera loncheado: sabroso, buen punto de fuego.

Postre: un mezcladillo de fruta (piña y sandía) con buñuelitos de chocolate y un pastel dulce, siendo éstas opciones no frutales en raciones mínimas. Siempre me ha parecido mala opción este compartir lo que la casa te ponga.

Para beber:
. Finca L´Argat 2014
. Carmelo Rodero crianza 2014
. Contino reserva 2011 x 2
Finalizamos con un GT (en mi caso de Bulldog) todos menos un adicto al café.

Local lleno,con barra a la entrada y mesas cómodas, con suficiente amplitud, bien vestidas.
Servicio en sala muy profesional, amable y cercano.
Carta de comidas variada con suficiente amplitud con varias opciones fuera de carta que varían con los días.
Carta de vinos variada, con alguna opción poco frecuente que se agradece.

Seis para cenar y decidimos no innovar: entrantes compartidos y principal.
. steak de atun rojo
. canelón de ternera con salsa de setas
. tallarines con confitado de jengibre y menta fresca con perlas de vinagre
. solomillo de cabra montesa en steak con helado de mostaza

De principales fueron varias opciones:
. espardeñas con setas y huevo: genial bien presentado con preparación en cocina mezclando el huevo y quedando a modo de guiso con huevo; buena ración.
. bacalao negro
. perdiz
Todas ellas referidas como buenas.

Postre:
. variado de dulces en pequeños bocados 6x3 variedades, destacando el tocino de cielo.
. bandeja de fruta pelada: piña, fresa y mango

Para beber agua Perrier, cervezas de barril de entrada. En la cena: cava Castellroig Gran Reserva brut nature 2010. ¿El tinto posterior? se me perdió el dato pero era un gama media.
Para los postres un Lustau San Emilio y orujos varios.
Algunos cafés

Cocina con base clásica, con buen producto, emplatado correcto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar