Restaurante Doña Petrona en Valencia

Restaurante Doña Petrona

Datos de Doña Petrona
Precio Medio:
24 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
4.7 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Dirección: C/ Pare Perera, 5
Código postal: 46006
Tipo de cocina: De mercado, Argentina
Vino por copas:
Precio desde 22,80 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Doña Petrona

Acudimos con muchas expectativas al local.
Reservamos días antes por teléfono y el trato telefónico es muy cordial; no siempre es así en todos los locales.
En todo momento durante la cena el trato por parte del personal fue también muy correcto. Nada que objetar.
La carta es clara y te aclaran las dudas al respecto de cualquier plato. Nos dejamos aconsejar.
La carta de vinos es original; diferentes referencias tanto nacionales como de "allá". Nos decantamos por uno de "allá" y lo que nos llama la atención es que uno elija un vino de 20€ y el servicio de cristalería sea el que es. En ocasiones se queja el sector de la hostelería de que el consumo de vino disminuye... y te piden un vino de 20€ y lo sirves en copas a todas luces impropias. No vendas vino. Es un consejo. No vendas vino. Sirve cañas.
La comida fue correcta a destacar los Canelones de espinacas y el Pan de cristal con mollejas, Ajo Tierno y Chimichurri. Lo que más nos gustó de todo.De postre pedimos Torrija de Fartons y Némesis de Chocolate y esperábamos algo más por las referencias. Correcto, sin más.
En definitiva, la relación calidad precio es buena aunque tienen aspectos a mejorar.
La decoración del local tampoco es su fuerte......
Daremos más adelante otra oportunidad.

Estaba deseando conocer este sitio , así que mi gatita y yo decidimos escaparnos de la rutina y comer en este nuevo GASTRO BAR , y lo pongo en mayúsculas porque esto sí que es GASTRO bar de verdad.
Estaba deseando hacer una crítica cruel y despiadada del sitio , pero me ha sido imposible, no han tenido fallos de ejecución , ni siquiera me puedo quejar del servicio de sala , pero sí que hay cosas que mejorar....
El tema de las copas , creo que necesita mejorar y mucho , el tema de las sillas tanto en interior como en terraza también , son incómodas , muy incómodas ....
La decoración del local , a medio camino entre un cuadro de Mondrian , un bar de pueblo y un local chic de cualquier rincón de Buenos Aires ....
Lo principal la comida :

Croquetas de Pollo al curri : impresionantes , pero todavía más increíble la punta de ajo aceite que llevan ( sabe a Lima , Gengibre , ají picante ) ....

La tosta de pan de cristal con mollejas .... Es cierto que está un poquito aceitosa , pero le queda tan bien ..... Esos ajitos tiernos , la sal maldon , todo bien estudiado .... Guau

La coca de berenjena con anchoa , con esos toques ahumados , de verdad para alucinar

Las empanadillas , bueno ya sabéis , los argentinos las bordan

El gazpacho de sandia , por Dios , un espectáculo , que manera de integrar tantos sabores y que bien equilibrado ....

El postre ..... Oh oh , nada recomendable la Némesis de Chocolate , error y de los grandes , sin embargo la torrija de fartón una delicia.

Salvando el fallo del postre , creo que vamos a tener problemas para reservar mesa en este local .... Éxito asegurado .

Nos faltó probar el canelón de espinacas ..... Pero volveremos sin duda y si encuentro fallos no tendré ningún problema en exponerlos , esa es la obligación que yo mismo me he marcado para este y para el resto de locales que visito.

La pareja Tándem Gastronómico se queda otro nuevo local en Ruzafa. Otra esquina, de hecho. Y ojito porque ésta es muy buena; zona peatonal, pegada al mercado... Para los que conocieran el Amadeus Lounge, pues ahí.


La propuesta es desenfadada, basándose en platos agrupados en función de si son de acá o de allá, aunque también ni de uno ni de otro.


El rollo está claro y es el que procede; mesas desnudas con azulejo de cerámica a modo de bajo plato, sillas de anea indicativas del tiempo a pasar en ellas... Una austeridad general de actualidad. Ideal para el gran público.


Tomé la decisión de cosas de ashá, y tras unas aceitunas con una cerveza Estrella Galicia, salieron una empanada mendocina, un calamar con tartar de tomate y mayonesa de hierbas y un Pan Cristal con molleja, ajos tiernos y chimichurri.


La empanada estaba sabrosísima, con un sabor acusado pero sin avasallar.
Calamar fresco, entero, cuyas rodajas rellenan con el tomate, responsable de restarle temperatura. La mezcla con la mayonesa lo hacía muy rico, pero ya digo que le faltaba calor a este plato.
Y en el tercero y último, aquí ya sí el sabor era potente por las propias mollejas de ternera, por el aceite de ajo con el que iba impregnado el pan, los propios ajetes y los pegotes de chimichurri en crema.


Me quedé saciado y no tomé postre. La lectura de éstos, salvo un sorbete, dejaba claro que son para golosos. Pero sí pude comprobar que el café solo saben hacerlo.


Servicio atento y rápido. A mejorar como tantos otros el servicio de la copa de vino suelta, que la traen ya desde la barra. Copa basta para él, de cristal muy grueso y frío de más. Un malbec Santa Ana Sol del 2004. Aún así los salvo de la quema por el folio que tienen por copas con unos precios que van desde los 1,90 €. a los 2,20 - 2,40 €. mayoritariamente fomentando así su consumo.


Este formato tiene demanda y seguro que tendrá éxito. Admite desde lobos solitarios, parejitas a familias con nanos.


En próxima visita pruebo las bravas que son de acá, de las que ya me han llegado noticias con tan sólo unos pocos días de vida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar