Restaurante Magda Subirana en Vic

Restaurante Magda Subirana

Datos de Magda Subirana
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.3 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Vic
Dirección: Sant Sadurní 4
Código postal: 08500
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: No
Precio desde 17,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



6 Opiniones de Magda Subirana

Como estas son fechas de comidas familiares, donde se come en exceso y en previsión a lo que nos esperaba decidimos por compartir un solo entrante, cuchurucho de alcachofas crujientes, esta verdura está en el momento óptimo de la temporada y eran muy tiernas y estaban muy bien rebozadas.

Como plato principal arroz de pescado y alcachofas, arroz seco muy bueno y gustoso, pedimos nos dejaran la paellera en la mesa y servirnos nosotros.

Un solo postre sorbete de gin tónic, ni fu ni fa.

Una excelente garnacha blanca, Benufet 2018 amparado en la D.O. Terra Alta elaborado por Herencia Altés en la población de Gandesa fué un magnífico acompañante del arroz.

Servicio joven y eficiente.

Dos buenos cafés remataron la comida..

Teníamos unas gestiones que realizar en Vic y decidimos quedarnos a comer, la duda se planteó a la hora de elegir restaurante, uno al que acudíamos con una cierta frecuencia D.O. Vic ha cambiado de propiedad y ahora se denomina D.O. Brasa, como su nombre indica su oferta está orientada a la cocina de productos a la brasa, para comer carne o pollo a la brasa sinceramente, me lo como en casa. Ante esta coyuntura y obviando los locales de más reciente apertura que se van prodigando por el casco antiguo, optamos por reservar en Magda Subirana, otro de nuestros restaurantes de cabecera en la población, con la amabilidad que caracteriza a Magda nos dió la bienvenida y nos acompañó a la mesa, optamos por el más que correcto menú del dia.

Como aperitivo una rebanadita de pan con un boquerón en vinagre.

Los entrantes ensalada verde lentejas con quinoa, aguacate y tomate y ensaladilla rusa hecha en casa.

De plato principal, solomillo de cerdo duroc con salsa de Oporto y patatas paja.

Postre, pastel del día y helado de turrón.

Agua mineral de 1 litro y vino blanco de la casa servido en jarra cerámica que conservó la buena temperatura del mismo.

Dos cafés

Servicio, ágil, rápido y agradable, lo que se espera para un menú de día laborable.

Buena relación calidad precio.

Atrás queda la mala experiencia y decepción que tubimos con la cocina de Magda cuando regentaba el restaurante del Casino de Vic, mucho ha llovido desde entonces y entre tanto Magda se ha formado como cocinera y ahora creo derige a un buen equipo.

 

En ruta hacia Olost y Sagàs, para degustar como cada año, los menús de la caza y de la trufa, hicimos parada y fonda en Vic y aprovechamos para visitar un par de restaurantes.

Llegamos a la capital de Osona a la hora de comer y, buscando un bar de tapeo, nos cruzamos con el restaurante Magda Subirana y al leer el nombre me vino a la memoria un comentario que publicó "Soc de Sitges" a finales del año pasado y decidimos probar suerte, ya que no teníamos reserva. El restaurante estaba lleno hasta los topes, Magda Subirana nos recibió muy amablemente y solo nos hicieron esperar algunos minuto

El restaurante está situado en pleno casco medieval, cerca de la Plaza Mayor y ubicado en una casona del S.XVII perfectamente restaurada, tiene varias salas y una terraza donde en verano debe ser agradable cenar. Su decoración se sitúa entre rustica y moderna. Me pareció muy grande, en nuestro comedor  habían unas 10 mesas rectangulares. Están bastante bien separadas las unas de las otras, con corremanteles  y servilletas de tejido. Cubiertos y vajilla modernos, las copas pueden mejorar (al menos las que nos sirvieron con el menú del día). El servicio de sala es joven, simpático y dinámico. No hubo servicio del vino.

Al frente de los fogones está Magda Subirana, que ese día los compartía con la dirección de la sala, primeramente autodidacta estudió posteriormente en la escuela Hoffman. Su cocina es catalana y de mercado. Ostenta un plato en la guia MIchelin.

Proponen diferentes menús y la carta. Optamos por el menú del mediodía, consistente en un entrante (entre cinco a escoger), un plato principal (entre cinco a escoger) y un postre (entre cinco a escoger) con el pan, el agua (mineral de botella de 1l) y el vino (una jarra de vino blanco de la casa) incluidos, a un precio de 16,90 €. 

Tras tomar un aperitivo, ofrecido por el restaurante, que no recuerdo ahora, nos vino de capricho a ambos tomar un plato de la carta que nos pareció muy atractivo :

Paperina de carxofes cruixents Cucurucho de alcachofas crujientes. Muy bueno y abundante.

Seguimos con el menú :

De primeros tomamos :

Crema de vaines de pèsols frescos, ou a baixa temperatura i menta Crema de vainas de guisantes frescos, huevo a baja temperatura y menta. Muy sápido y  bueno.

Patates emmascarades de botifarra amb panxeta crixent Patatas enmascaradas de butifarra con panceta crujiente. Copioso y bueno.

Como platos principales escogimos :

Peix fresc del dia : Tataki de tonyina amb verduretes Pescado fresco del dia : Tataki de atun con verduritas. Muy bueno y buena cantidad.

Paella d'arròs d'en Peixet  Paella de arroz de pescado. Ración abundante, pero poco sápida, pocos tropezones y  con una gamba congelada que coronaba el plato y no estaba mal ( por el precio del menú no pueden dar gamba fresca, eso es evidente). Tal vez el plato mas flojo de la parte salada.

De postres tomamos :

Poma al forn al cointreau. Manzana la horno al cointreau. Correcta

Tarta de queso. No me gustó, parecía un bizcocho.

Finalizamos con dos cafés.

La cuenta ascendió a 21,90 €/persona. Muy buena RCP. No puedo juzgar la calidad de la cocina de Magda Subirana, fuera de lo comido en este menú del día.  No me importaría volver  para poder degustar su cocina de guisos y de platos mas elaborados para poder hacerme una buena idea de su "savoir faire" y  al mismo tiempo para poder conocer su carta de vinos. Si se tercia, volveremos.

 

  • Paella de arroz de pescado

  • Tataki de atun con verduritas

  • Patatas enmascaradas de butifarra con panceta crujiente

  • Crema de vainas de guisantes frescos, huevo a baja temperatura y menta.

  • Cucurucho de alcachofas crujientes

Había  transcurrido más de un año desde la última vez que habíamos comido en este resraurante, en esta ocasión y puesto que la propuesta de menú de fin de semana no nos convenció, optamos por comer a la carta, como casi siempre compartimos los primeros, anchoas que a pesar de estar anunciadas en la carta  que  eran del Cantábrico a nosotros no nos pareció que esta fuese su procedencia y si lo eran, eran de baja calidad, las anchoas acompañadas de coca de pan con tomate y unas sepionas de playa hechas a la plancha, muy buenas y con una adecuada cocción.

Seguimos con una fideuá individual, seca como a nosotros nos gusta y acabada al horno y tacos de solomillo con foie, servidos en cazuelita de barro con el fin de mantener la temperatura de la carne, carne tierna y gustosa.

Los postres nada destacables y con precio demasiado elevado, pastel de chocolate, helado de coco y reducción de café y un sorbete de gin tonic.

Una excelente garnacha blanca Benufet de la D. O. Terra Alta, servida a la temperatura adecuada acompañó la comida, el servicio consistió en apertura, cata y primer llenado

Servicio agradable y correcto aunque algo despistado.

Dos cafés invitación de la casa

Ubicat al casc antic de Vic, molt a prop del temple romà. La decoració barreja elements rústics i moderns. Taules de mida correcta que agrairien una mica més de separació. Parament correcte. Servei força fred. Cuina de mercat. Carta de vins prou assortida amb preus x2 aprox. Copes correctes.

Dinar per a dos. Ens oferiren 2 menús (el del dia i el del mes) i la carta. No posaren cap objecció a servir-nos un menú diferent per a cadascun. Vaig prendre el menú del mes (25,89€) que inclou un primer a triar d'entre 4, un segon a triar d'entre 4, unes postres a triar d'entre 4, pa i aigua. Començàrem amb un aperitiu obsequi de la casa consistent en un trocet de truita de patates amb una crema de remolatxa al damunt. Bo.

- Fideus negres amb calamarcets - Semblava més aviat un rossejat de fideus. Els calamars estaven arrebossats. M'agradà el toc cruixent. El vaig trobar insípid.

- Cap i pota de vedella - Gustós, consistent, amb la salsa ben lligada. Vaig demanar un altre cistellet de pa, sense càrrec, per sucar. Deliciós.

- Flam de formatge - Molt bo.

Per beure, una ampolla de Lapola (28,60€) servit a bona temperatura amb la seva glaçonera.

El menú del dia que va triar la meva dona consistí en una amanida força senzilla, un arròs també insípid amb un llagostí congelat al damunt i un bon flam casolà. També notàrem que les quantitats del menú diari eren menors que les del menú del mes. No conec gaire la zona i no puc comparar amb la competència. A Barcelona hi ha restaurants amb una oferta semblat, i fins i tot millor, a preus semblants.

El preu correspon al que vaig prendre jo.

  • Truita de patates amb crema de remolatxa

  • Fideus negres amb calamarcets

  • Cap i pota de vedella

  • Flam de formatge amb gelat

Hace unos dos años que cambió de ubicación en el Casino de Vic y actualmente ocupa el local donde antes estaba el Baset, restaurante con mucho éxito y al que acudíamos con cierta frecuencia tanto a comer a la carta como un buen menú de fin de semana.
Después de una mala experiencia en su antiguo local, decidí darle una nueva oportunidad y realmente he de reconocer que ha dado un giro de 180 grados.
El restaurante está regentado por Magda Subirana y su marido, el local ha sido modernizado en cuanto a mobiliario y decoración, está dividido en tres ambientes más una terraza en la parte posterior del local.
Realmente lo que ha cambiado es la cocina, Magda ha evolucionado en su propuesta culinaria y ha mejorado muchísimo la elaboración de sus platos.
Acudimos un día de entre semana y pedimos el menú diario.
De primeros ensalada verde con espárragos y jamón aliñada con una bueba vinagreta y timbal de escalibada, los segundos pechuga de pollo rebozada y conejo guisado con salsa de chocolate, postres pastel de naranja y helado.
Una botella de agua de un litro y una cerveza.
Dos cafés
Buena relación calidad precio, espero en breve hacer una nueva visita para probar el menú de fin de semana o la carta.
Como aperitivo y evidentemente fuera del precio del menú pedimos alchachofas rebozadas, muy buenas servidas en un original cucurucho de papel.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar