Restaurante Tilk en Madrid
  

Restaurante Tilk

2
Datos de Tilk
Precio Medio:
34 €
Valoración Media:
5.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Hindú
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 33,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche y lunes completo

Teléfono


2 Opiniones de Tilk

Nueva visita capitolina, aprovechando motivos laborales y, como decía en mi último comentario, en búsqueda de esas gastronomías que no me son fácilmente accesibles en mi lugar de residencia.

Y el primer elegido esta vez fue el restaurante ahora comentando, intentando -otra cosa es que consiguiera- disfrutar de una de mis comidas preferidas: la India, con la cual me “he enfrentado” más de una vez -con sumo gusto- en esa maravillosa ciudad que es Londres.

Entorno: Ubicado en una pequeña calle, el entorno exterior adolece de gracia alguna. Mejor es el entorno interior, el cual, sin llegar al ambiente de las mil y una noches, es más que correcto.

El comedor se ubica a la derecha de la entrada, situándose a la izquierda una pequeña barra. Dicho comedor no es muy grande, apenas 7/8 mesas (30 comensales todo lo más), amén de un par de mesas altas. Separación correcta, mesas de tamaño un tanto justo y sillas cómodas. Un mínimo toque de decoración india, pero occidentalizado. Muy limpio.

Copas, mantelería y cubiertos correctos, sin más. Personal -y dueño- tremendamente amables y serviciales. Bien ataviados.

Servicio y servicio del vino: Como ya he comentado antes, el servicio es bueno, valorándolo en su conjunto con el del vino. Atentos y profesionales, te explican los diferentes platos y cómo debes tomarlos. No hay esperas entre plato y plato, buena cadencia. El servicio del vino se limita al descorche, aunque una vez (adicional a la primera) nos rellenaron la copa.

No tienen gran variedad de vinos (algunos de ellos creo recordar que por copas), mayoría de tintos y sólo un par de espumosos. Muy escasos en este último sentido. Precios medios X 1,5. Tomamos un Finca Emperatriz blanco, que dio mejores resultados en boca que en nariz (platanazo).

Comida:

Pedimos un poco de todo para compartir, a lo que se acompaño un pequeño aperitivo que por no recordar, lamento no poder describir.

Tilk pakoras: especialidad de la casa. buñuelos de harina de garbanzo con especias y espinacas. de mediano/pequeño tamaño, de buen sabor y buena textura, en las que el picante está carente de presencia. Muy suavemente especiadas y acompañadas de una salsa con base de guacamole. Buenas sin más.

Aloo Samosas: Empanadillas rellenas de patatas especiadas. Crujientes, pero a mi gusto con un exceso de aceite. Acompañadas de una muy buena salsa con base de tomate, con un punto muy bueno de picante (posiblemente guindilla). Correctas.

Baingan Bhaji: Berenjenas Sindhi salteadas en sofrito y cilantro fresco. Lo mejor de la comida. Muy buenas. Berenjenas troceadas con una textura excelentes y en un sofrito espectacular pero que los excesos de cilantro condenan a un conjunto meramente bueno. Qué pena! Para pedirlo 20 veces, y las 20 sin el condenado cilantro, cosa que les aconsejo que hagan si van.

Sheekh kebab: Bocaditos de carne de cordero especiada y fínamente picada. Un kebab hecho en el horno tandorii presentado en 6 rollitos pequeños (asemejando pequeñas madejas) y carente de toque picante alguno ¿pero dónde está la gracia? Y de nuevo, y desafortunadamente, acompañado del cilantro en cuestión, el cual enmascara en exceso el sabor del producto

Los dos últimos platos se acompañaron de arroz basmati y la comida en su conjunto de un pan hecho en el horno tandorii consistente en una especie de tortitas rellenas de queso fundido muy ricas.

Todo suficiente para dos personas, para dejar una minuta final de 72 euros.

Como valoración final, la conclusión es que, en efecto, se come comida India, ¿pero el estilo es, en efecto, éste? No sé, quizá estoy confundido pero hasta donde llega mi experiencia en este tipo de gastronomía, es otra cosa a la que estoy acostumbrado, a un mayor juego de sabores/olores, especia dulce/especia picante, siempre -salvo en los postres- con predominio de estas últimas.

En definitiva, que si les antoja, pues vayan; no seré yo quien diga que no, pero esquiven el cilantro (o, al menos, su exceso), que hay vida más allá del mismo. Compruébenlo -si ha lugar- en la Brasserie Bombay de Londres. Pagarán el triple, disfrutarán muchísimo más.

TILK o también tilak, según citan en su web, es el nombre con el que se designa el adorno que los hindúes se ponen en la frente. Puede tener varios significados, uno de ellos es el dar la bienvenida, siendo este el segundo objetivo, dar la bienvenida a una nueva experiencia culinaria, siendo el primero de estos, el mostrar la cocina mas actual de la India. Aquí se dan cita, la cocina tradicional y picante; la cocina mas suave con menos especias y mas verduras, incluso platos sin picante.

La carta presenta una representación de los platos mas característicos de esta cocina, así como platos de creación propia. Representación profusa, en la pagina web figura la carta, apabullante, inmensa, aquí hay propuestas para todos los gustos y paladares. Eso si, a un precio medio alto. Pues para probar su oferta, nos citamos cuatro personas dispuestas a ello.

No sucede lo mismo con la carta de vinos, escueta en demasía y prácticamente sin ningún interés, necesita una revisión profunda. Es verdad que los precios no son excesivamente altos, pero se queda muy justita. De entre las propuestas, optamos por un Gessami de Gramona, vino afrutado, suave y ligero que acompaña correctamente la ingesta del día de hoy.

En lo que respecta a las salas, el espacio es amplio, a mi juicio no tiene una luz magnifica ni mucho menos, no es desagradable pero no es uno de sus puntos fuertes. Ahora bien, lleno absoluto en ambas salas, y eso que llevan poco tiempo abiertos. Otra cosa es el servicio de sala, totalmente desbordados, un jefe de sala que no puede acudir a todas partes con la presteza que seguro desearía, claro que con la ayuda de los camareros que tiene a su disposición, no me extraña lo mas mínimo. No se enteran de nada.

De la oferta, hacemos una selección variada, cuyo orden de aparición/desaparición, es mas o menos el siguiente.

- A modo de aperitivo, unos panecillos de harina de garbanzos con unas sabrosas salsitas de menta y mango, bien, bien, comenzamos bien.

- Samosas y Pakoras. Francamente buenas. Para repetir en próximas visitas.

- Dos arroces como acompañamiento general: Arroz basmati aromatizado y Arroz con verduras. Mejor el segundo que el primero, pero ambos se dejan comer.

- Brocheta de salmón marinado en especias. Excelente punto del salmón, muy buen sabor.

- Corvina en salsa de cilantro y fenugreco del Sindh. Estaba bastante bueno, con la facilidad de entendimiento idiomático de los camareros, consideré inútil preguntar que es el fenugreco, ahora acabo de ver en Wikipedia que se trata de una semilla aromatizante muy utilizada en la India.

- Curry de cordero. Aquí, y es mi opinión, no me ha gustado, y no por el sabor, mas bien por el tratamiento del bicho, excesivamente seco y durillo.

- Berenjenas salteadas en sofrito y cilantro fresco. Platazo, a este me apunto para próximas visitas.

- Albondigas de espinacas en salsa de frutos secos y azafrán. Otro platazo, que también incluyo en lista de futuras visitas.

En el capitulo de postres han caído tres, a saber.

- Bolitas de leche frita en almíbar de azafrán y canela. Muy muy bueno. Suave y un sabor delicado. Para repetir.

- Helado de azafrán y cardamomo. Había leído, en su momento, que este era un postre muy típico de ciertas zonas de la India, y claro, había que probarlo. Después de la prueba, no dire que no me gusta, solo que no lo incorporo a la lista de repeticiones.

- Arroz con leche y frutos secos aromatizado con azafrán y cardamomo. Postre cuando menos, curioso. Tiene un sabor agradable, pero al utilizar un determinado tipo de arroz, el efecto final se acerca al concepto de sopa, nada que ver con la textura de nuestros arroces con leche asturianos, no obstante, aceptable.

Cafés con hielo, ya se que algún purista, diría que un restaurante de este palo, lo suyo es pedir te, pero somos mas del gremio de los cafeteros.

Como resumen, presentan una amplia oferta, explorable en futuras visitas. Buen nivel de los entrantes y los curries de verduras y, por lo probado, desiguales en otros tipos de curries y postres. Sala a mejorar. Nivel de precios, medio alto, utilizable con oferta del tenedor pagamos en torno a 33€/pax.

  • Bolitas de leche frita en almibar de azafran y canela.

  • Albondigas de espinacas en salsa de frutos secos y azafran

  • Berenjenas salteadas en sofrito y cilantro fesco

  • Curry de cordero

  • Pakoras

  • Samosas

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar