Restaurante Gadhus: De visita obligada


Cena para 2, mi mujer y yo.

Pues me decidí probar el nuevo Gadhus del amigo Alfonso este sábado 27 de Febrero y la experiencia no pudo ser más satisfacctoria. Ya me había avisado Alfonso que igual no podía estar ya que los sábados está echando una mano en su templo de Torrefiel, Malkebien.

A pesar de todo ya había dejado preparado un Esporao Blanco Reserva para ser nuestro acompañante toda la noche y es que este blanco me tiene fascinado es una pasada y Alfonso lo sabe.

Lo primero que he de decir es que no voy a entrar en valoraciones del local y su decoración, a mi el enclave me parece novedoso y me gustó mucho, mención aparte a la cubertería y decoración estupenda.

En cuanto al menú : pues menú degustación del cual he de decir que es acertadísimo y que son 4 entrantes, un pescado , una carne y un postre y que yo que soy una persona muy comedora me quedé saciado y más que saciado, menú abundante y nada rácano con las raciones, todo lo contario, muy generoso.

Atención cercana, familiar, agradable y muy atenta en todo momento, Ritmo entre platos: perfecto.

Menú:

- Cocktail acevichado: puntazo para empezar, bofetada a los sentidos, como un gazpacho de cereza, con marisco y pescado y lima, potencia, sabor y frescura todo junto, plato con mucha fuerza y guiño a la cocina peruana.

- Bocado de papada ibérica con mayonesa de aji amarillo (creo): era como una mini hambuerguesa de una papada estupenda y combinada con un panecillo dulce y la mayonesa, bocado estupendo, nos encantó.

- Hummus de berenjena con sardina ahumada: menos sorprendente, pero sardina de calidad y plato muy rico y bien integrado.

- Huevo a baja temperatura con patata confitada y hierbas salinas: plato rebosante de sabor, presentado en una cacerolita pequeña, pero que lo que buscan en un guiso con sabor y vaya si lo consiguen, tremendo el sabor que consiguen con este plato simplemente con huevo y patatas. Un único pero: plato contundente y que al llevar patata te puede llegar a llenar, no en mi caso, pero si en el de mi mujer. No pasa nada, ya me termino yo su plato.

-Pescado: Bacalao (como no), con caldo de garbanzos y teja de yema de huevo: concebido para mezclar la teja con el bacalao y el estupendo caldo de garbanzos. Bacalao sublime y combinación triunfadora.

- Carne: solomillo de cerdo con higos, castañas y crema de café: arriesgado pero de nuevo sale vencedor el plato, solomillo con un punto perfecto y con esa crema de café que lo realza más.

- Postre: bizcocho de bayleis con vainilla bourbon, lúcuma y picadillo de chocolate blanco y pistachos: muy sorprendente y novedoso, postre muy original y que nos gustó mucho, de nuevo un guiño a latinoamérica.

Bebida: Esporao Blanco + 2 cafés + invitación del siempre rico Moscatel de Setúbal.

Una pena que sólo hayamos podido hablar por teléfono Alfonso, pero bueno a ver si nos vemos pronto y charlamos y un rato, ya sea en Torrefiel o en Jorge Juan.

  1. #1

    JaviValencia

    El otro día en la cata de vinos de Terra de Portugal catamos los tintos de Esporāo. Yo ya había catado alguno pero sobretodo había catado más los blancos los cuales me parecen una maravilla.

    En cuanto al menú me parece una maravilla. Difícil es salir con hambre de aquella casa ;-)

    Abrazotes y enhorabuena por la vivencia!!!

  2. #2

    Klaymann

    en respuesta a JaviValencia
    Ver mensaje de JaviValencia

    Pues sí Javi buen homenaje nos pegamos, el menú un 10.

    Un abrazo!!!!!!

  3. #3

    Abreunvinito

    Bien dices: visita obligada.
    Disfrutar con Afonso es éxito seguro.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar