Restaurante La Jefa

2
Datos de La Jefa
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Internacional
Vino por copas:
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de La Jefa

Sitio de moda descrito en comentario anterior. Imposible casi conseguir mesa y observamos el fluir de personas mientras estuvimos alli. Era increible.
Servicio muy correcto aunque algo lento desde que terminamos hasta la llegada de la cuenta.
Al ser mediodia laborable nos recomendaron el menu ( 15,90€) que tenia muy buena pinta. Los primeros y el postre cambian cada dia y se puede elegir entre unas 10 propuestas fijas como segundos. Todas muy sugerentes con mombres de cocina fusion tan de moda.
Al ser solo dos primeros, no pudimos compartir y cada uno pidio el suyo:
* Ensalada de naranja y bacalao. Rica . Buen aliño
* Crema de champiñones. Comentaron que buena
SEgundos: ( los compartimos):

* Huevos rotos la Jefa.
huevos a baja temperatura, tempura de verduras, romesco de maní y kimchi Original presentacion y preparacion en mesa. Una base de verduras en tempura donde se cascan dos huevos pasados por agua y luego se añade pasta won ton desmigada. La mezcla resulta original

*POLLO BANGKOK
pechuga de pollo de corral cocida al vacío y terminada a la brasa, verduritas salteadas, salsa cítrica con soja. Lo mas flojito aunque no estaba mal.

*LOMO SALTADO DE VACA
lomo bajo de vaca salteado al wok, soja, verduras y yuca frita. Rico

De postre habia un arroz con leche de coco que yo pedi. Muy bueno. Y el resto pidio helados de leche de cabra que comentaron que muy ricos.

Para beber pedimos fuera del menu un Soldier's Block shiraz muy rico a 22 €.

En resumen, muy agradable y para recomendar.

LA JEFA es uno de los locales de moda de este año en Madrid en donde poder disfrutar a cualquier hora del día de un desayuno, brunch, lunch, merienda o cena en un ambiente moderno y muy acogedor, soberbia decoración, sobre todo en la zona de la entrada (la sala es muy ruidosa con muy o nula distancia entre las mesas).

LA JEFA propone platos de comida colonial, con muchas referencias canarias, que fusiona sabores mediterráneos, latino-americanos y asiáticos, dando lugar a una cocina viajera pero casera.

Carta de vinos no muy extensa, precios razonables, nos decantamos por la magnífica garnacha madrileña (Gredos) de “El hombre bala” (24€) y por “Sospechoso” de Ribera del Duero (16€) con 75% Tempranillo y 25% Tinta de Toro, este segundo de menor calidad y servido a temperatura totalmente inadecuada.

Como entrantes “croquetas de ají de gallina” (croquetas cremosas de pollo sutilmente picantes con crema de aceituna negra), puro sabor a pollo en el que la no muy cremosidad de la croqueta se compensa por la soberbia crema de aceituna negra (nada picante), y “AREPITAS"
(degustación de arepas venezolanas de carne de cerdo, ternera y pollo). Muy interesantes, no conocía las arepitas y me gustaron bastante. Muy buen trabajo en los condimentos de cada una de ellas, que contrastaba con el sabor de la masa.

Como principales la mayoría nos decantamos por el “pez mantequilla con tabulé” (pescado adobado en especias y ají con tabulé de quínoa), muy curioso adobo y muy bueno el punto de sartén para un plato con exceso de quínoa. Muy bueno. Otras propuestas en la mesa fueron el “tataki de atún rojo” (atún yellowfin a la parrilla con confitura de mango y alga dulce), mala presentación para un muy buen producto con un muy buen trabajo sobre el producto, la fusión con el mango correcto, un plato que cumple, y el “pato y nasigoreng” (confit de pato glaseado sobre arroz jazmin frito con salsa indonesa) propuesta muy potente, no me disgusto, en donde el arroz acompaña perfectamente (muy interesante).

Como postres, “suspiro limeño” (merengue seco, maracuyá y oporto), desgraciadamente no es el de “suspiro limeño” de Jordi Roca, y aunque hubo comentarios de todo tipo, me pareció muy correcto; y “tempura de frutas” (frutas de chocolate en tempura), más bien profiteroles que tempura.

Servicio de sala un tanto descontrolado y descompensado, la apertura es reciente, para un local muy de moda para un público “bien” y principalmente en grupos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar