Restaurante Panorama en Valencia
Restaurante Panorama
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:
Tipo de cocina:
Añadir vino por copa
Precio desde:
38,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
44 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.3
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
6.2
Comida COMIDA
6.2
Precio medio entorno ENTORNO
9.7
RCP CALIDAD-PRECIO
6.6
Opiniones de Panorama
OPINIONES
5

Habiendo reservado telefónicamente para un jueves que había menú a mediodía, llegamos al restaurante y nos dicen que no se puede pedir menú por horario de verano, a pesar de que la web y la propia carta reflejan lo contrario (menú mediodía de lunes a viernes)...
Optamos por pedir a la carta, raciones y una fideua para 2, nada barata por cierto...
Sale la fideua una hora después de los entranrmtes... quemada y con cero sal. Nos quejamos y pedimos dos pescados, merluza (totalmente reseca e insipida) y salmón (totalmente crudo).
Obviamente ni pedimos postre ni café, y sí, me dieron el día aunque me cobrarán menos.
Vistas maravillosas, servicio lento y nada profesional, y Lo de la comida, no tiene nombre. Disculpa del entre.. . Que no se que de la cocina...
No se puede ofrecer una calidad y no cumplirla. Decepcionante y sin duda no volveré.

Local con una maravillosa panorámica sobre la playa de La Arenas del Canyamelar - Cabanyal.

De entrantes:

* Tartar de atún
* Ensalada valenciana
* Sepionet

Plato fuerte: Arrós del Senyoret.

Postre: Crema catalana.

Bebidas: cervezas y Vino blanco DO Rueda.

En general, buena comida a precio razonable, con vinos con un precio ajustado y unas vistas maravillosas. Puede y debe mejorar.

esta vez probamos los platos de pescado: 2 entrantes (tellinas y tempura), lubina y atún, con un postre a compartir. La comida excelente, muy buen genero, cocinado al punto, presentación exquisita.

De nuevo retrasos entre los platos. En la primera hora y media solo teníamos en la mesa los 2 entrantes (o más bien los restos de las tellinas que habíamos dejado).

Los vinos, a precios muy razonables. Bien servido de inicio y luego te lo sirves tu mismo (mejor así en este caso). Tuvimos que reclamarlo porque se habían olvidado de traerlo, pero es un mal menor.

Esta vez se olvidaron del pan, aunque luego si lo incluyeron en la nota. Al comentárselo, lo quitaron y se disculparon.

El sitio es espectacular, la decoración excelente, la comida muy buena, el servicio muy amable, pero al final, todo se enturbia por estos olvidos y descordinaciones entre los platos y mesas. Esperemos que con tiempo y maduración logren mejorar este aspecto, y consigamos disfrutar totalmente de este nuevo local: suerte!

Nueva salida del grupo del arrocito, y dada la época estival, local cercano al mar es siempre una buena opción. Magnifico aire acondicionado para separarse del enorme calor exterior. Mesa redonda para seis (en realidad es de 5, pero permite 6), pegada a la cristalera que permite disfrutar de las vistas de la playa.
Servicio mejor que la anterior vez con comedor a 2/3 de rendimiento.

Arrancamos con unas cervezas y claritas, un buen pan sin opción de aceite. Agua sin gas.
Para el resto de la comida:
. Impromtu blanco 2013
. Imperial Reserva 2009
Por supuesto acertamos un blanco "que se habia acabado" y un tinto "que no les habían repuesto".

Pedimos al centro para compartir:
. pulpo con cremoso de patata: muy bueno, sobre todo el cremoso de la base.
. clotxinas: tamaño medio-grande, muy carnosas, bien de cocción y sabor.
. tartar con helado de mostaza: sorprendente y bueno, el contraste del frio y sabor suave de mostaza acompaña, pero me sigue faltando algo más de rock&roll.
. sepionet: puesto que la ración son 3, pedimos 2 platos para tener uno sepionet por persona. Buen, tamaño medio, buena textura.

Principal:
En nuestra mente estaba pedir 2 tipos de arroz, pero si no es por encargo, no es posible ¿?. Puedes pedir uno pero no dos diferentes ¿? (como si la espera fuera diferente, o 3 no quisieran arroz). No lo entendí, ni ponía en la carta que fuera a mesa completa el arroz.
Decidimos el meloso de bogavante y nos aconsejaron pedirlo para 5 raciones.
Buen arroz, buen punto, más caldoso que meloso, buena cantidad de bogavante, pocos tropezones (salvo el bicho). Ración justa para no repetir.

Postres.
. sorbete de mojito: agradable mojito en textura semisólida y helada.
. sorbete de mandarina: por referncias, bien.
. helado de galleta María (especialidad de la casa): diferente, menos sabor de galleta de lo esperado.
. mi primera torrija: sigo pensando que el pan de molde no le beneficia. Sabor, correcto.
. vodka absolut con tonica Schwepps: preparación y resultado normal.
Se añadieron una copa de Don PX y una copa de ron Zacapa 23 años durante la conversación de sobremesa, sin prisas porque acabáramos..

Un emplazamiento de lujo, al final de la Mariana Real, después de pasar el aparcamiento de Veles y Vent y cuando se acaba la marina, en alto sobre el rompeolas y con la terraza descubierta y el comedor acristalado mirando al norte y con el panorama de toda la zona de Las Arenas y si el dia es despejado hasta Sagunto. Un sitio donde no se resiste de hacer fotos porque parece que estas en la cubierta alta de un crucero de lujo. Excepcionalmente agradable la terraza para una copa después de cenar en verano y muy bien para ver atardecer en los entrantes de la cena en esta época.
Mesa, cubiertos, coperío, manteles.. de restaurante de alto nivel.

Carta de comidas con entrantes fríos interesantes 12-15€, ensaladas varias entre 10-14€; entrantes calientes (del mar principalmente) entre 9-12€; pocas pastas (10-12€); 10 opciones de arroz entre secos y melosos sobre los 15-19€, un par de fideua a 16€.
Un interesante menú a medio día de lunes a jueves, con un entrante entre varias opciones (ensalada, tartar de atún, tempura de gambón, tomate y ventresca, ensaladilla rusa o tarrina de foie micuit), un principal a elegir (arroz meloso del día, bacalao confitado, salmon al aceite, presa ibérica), con postre del día o café y sin bebidas por 19.50€.

Carta de vinos suficientemente amplia y variada. Pero con múltiples fallos. Elegimos un cava para empezar y ¡error!, no quedaba pasamos a Tantum Ergo 2011 y salimos ganando.
Al acabarse decidimos pasar a tinto y tras dos aciertos (o sea, fallos en carta), nos decidimos por un Imperial de Cvne que cuando estaba empezando el descorche y viendo la botella de lado, le aviso de que ese crianza reciente de Cvne no era lo pedido, vuelve a leer la carta y apunta ahora sí lo de "imperial" y por fín lo traen. El servicio en mesa bueno aunque no más allá de dar a catar y botella en la mesa con servicio ocasional al inicio de la cena
Antes habiamos empezado por unas ligeras cervezas Sol y un par de copas de cava, traído ya servido desde la cocina y del que nunca supimos su nombre. Incluso se trajo 6 servicios (una cerveza de más) pese a las anotaciones.

Unos panecillos muy buenos, que repetimos, y unas botellas de agua entretuvieron la breve espera de la comanda ya que esta vez y por ser cena llegamos de los primeros; luego el local se llenó y el servicio se resintió más que bastante teniendo que reclamar varias veces alguna falta.

Cena para 5 y decidimos ir compartiendo:
. tellinas de la costa valenciana a la plancha con aceite de limón y sal de lima: pequeñitas, sin nada de arena, poco tiempo en plancha y jugosas
. clotxinas al vapor: arranca la temporada y éstas fueron de las ya grandecitas y bien cocidas; un poco más de pimienta negra y laurel hubiera estado bien. Bonito servicio en cazuela con tapa.
. anchoas de Santoña, tamaño OO sobre una cama de tomate y con tostada acompañante: en realidad eran de tamaño menos que 0; decepción; el sabor bueno y el tomate más triturado que rallado
. pulpo sobre cremoso de patata y aceite ahumado de roble: bien el pulpo pero el cremoso de los mejores que he probado nunca.
. jamón ibérico muy bueno anunciado con pan de cristal que hubo que reclamar y que llegó cuando casi no quedaba jamón.
. steak tartar con helado de mostaza y airbag: bueno, cortado a mano (un poco más delgado hubiera estado mejor), buena carne y buen punto de especias; curioso el contraste con el helado.
. dos solomillos trinchados con patatas en dados y algún pimiento de Padrón: buena carne, buen punto, patatas caseras con algo de falta de fuego (crudas) y pocos pimientos si se comparte plato.
. plato de quesos: bien presentado con algún cremoso, algún curado, algún semi, en compañía de frutos secos y unos apuntes de mermelada.
. postres más o menos compartidos: torrija (muy floja pudiendo separar láminas de pan de molde, con helado de leche merengada con canela (bueno), crema catalana x 2 servida en copa alta y fruta natural correcta.

Buenos cafés y poleos finales (volvió a sobrar un servicio de café) sin extras de la casa. No conseguimos encontrar al amigo invisible para que pagara su parte.

Sensación final de local que va a dar que hablar en cuanto se mejore el rodaje. Su ubicación es extraordinaria, su cocina cumple y el precio también.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar