Restaurante La Puntilla en Arrecife de Lanzarote

Restaurante La Puntilla

Datos de La Puntilla
Precio Medio:
49 €
Valoración Media:
8.2 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
9.3 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Las Palmas
Localidad: Arrecife de Lanzarote
Dirección: Avda de Cesar Manrique 52-El Charco de San Ginés
Código postal: 35500
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:
Precio desde 43,76 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de La Puntilla

Como os anuncié en la crónica de nuestra ultima visita del 02 de noviembre, cuatro días después volvimos de nuevo a La Puntilla para degustar algunos platos de la carta y principalmente de la de caza que nos habían hecho tilin. Asi que reservamos mesa para el miércoles 06 de noviembre a las 20h15 y alli nos dirigimos.

A nuestra llegada fuimos acogidos por Antonio Zamorano, quien nos dió carta blanca para escoger mesa (el restaurante acababa de abrir) y nos situamos junto al ventanal con vistas a la terraza y al Charco de San Ginés.

Sin ningún preámbulo mas paso a detallar la que fue nuestra cena,

De entrantes compartimos :

Ensalada de Langostinos salvajes (2 piezas) al ajillo, guacamole y mesclúm, Muy rica. Todo fresquísimo y muy bien condimentado.

Media ración de Chocos fritos a la andaluza. Perfectamente cocinados, sin una gota de aceite. Unas excelentes rabas.

De principales tomamos :

Perdiz roja de tiro (en foto adjunta en el primer comentario pueden verse los perdigones) rustida con níscalos y virutas de foie y trufa. MC la encontró riquísima, excelentemente cocinada, un verdadero disfrute.

Conejo de monte y alcachofas, arroz en paella. Riquísima. Muy abundante, pero estaba tan rica que no dejé ni un grano de arroz. (Véase emplatado)

El pan fue bueno.

No tomamos postre, el cuerpo no daba para mas.

Para beber tomamos una botella de vino blanco joven Bermejo Diego Seco 2018 DO Lanzarote. (Foto en el primer comentario) Bodegas Los Bermejos (La Geria) Cepages 100% Diego. Fermentación en tina de acero inoxidable a baja temperatura, para extraer el potencial aromático del vino. Color amarillo pajizo, fresco, seco con muy buena acidez, carnoso, profundo. Largo en boca.

Finalizamos con dos buenos cafés.

La cuenta ascendió a 51,75 €/persona. Muy buena RCP. Cocina de gran calidad,  de temporada, Km0 (siempre que es posible), que combina perfectamente la tradición y la creatividad, en una pequeña taberna marinera con mucho encanto. En nuestra próxima visita a la isla evidentemente volveremos. Muy recomendable. 

  • Vista desde nuestra mesa

  • Ensalada de Langostinos salvajes al ajillo, guacamole y mesclúm

  • Media ración de Chocos fritos a la andaluza

  • Perdiz roja de tiro rustida con níscalos y virutas de foie y trufa

  • Conejo de monte y alcachofas, arroz en paella

  • Emplatado conejo de monte y alcachofas

Nueva visita a la isla de Lanzarote y primera cena, el sábado 2 de noviembre, en uno de mis tres restaurantes preferidos de la isla, La Puntilla, situado en el emblemático Charco de San Ginés de Arrecife.

Nuestra ultima visita a este restaurante fue en mayo de este año y todo continua afortunadamente igual. Para evitaros la lectura de la descripción del restaurante en mi articulo precedente me permito nuevamente describirlo con un "pegar-copiar", y alguna que otra cosa mas antes de relataros nuestra cena.

Al frente de los fogones está el Chef José Felipe Rodríguez, que prepara una cocina de mercado, Km0, combinando la cocina tradicional y creativa y que cada dos semanas renueva las sugestiones de la carta en función de la temporada y además presenta regularmente  apetitosos platos del día fuera de carta. En esta ocasión pudimos degustar una excelente cocina de caza.

Al frente de la sala está el asturiano Antonio Zamorano, afincado en Canarias desde hace mas de 30 años y que se ocupa prácticamente de todo, excepto de la cocina, y que lo hace muy bien.

El restaurante debe tener una capacidad, para unos 30 comensales, el interior tiene el aspecto de una pequeña taberna marinera con un gran ventanal panorámico con vista directa al Charco y en el exterior, está su pequeña terraza en primera línea de la ribera, que cuando no soplan fuerte los vientos alisios es el lugar privilegiado para comer o cenar.

Las mesas, están desnudas, con manteles individuales. Están algo cerca las unas de las otras, pero es lo que hay, y se está tan bien que casi no te das cuenta . Los cubiertos y la vajilla son de calidad, las copas también, aunque podrían mejorarse. Tanto el servicio de sala como el de vinos, lo lleva a cabo una sola persona, el jefe de sala, y es muy distendido, amable y profesional. La carta de vinos contiene una buena selección de vinos isleños y de la península ibérica a un precio correcto. El servicio se ciñe a la presentación y primera cata.

El restaurante se llenó hasta los topes, tanto afuera como adentro. En esta ocasión se podía escoger entre la carta tradicional, los platos del día y una carta de 12 platos de caza, así como un menú degustación de esta ultima compuesto de 5 platos salados y dos postres a 59,50 € y 75 € con maridaje de vinos. A pesar de la tentación que representaba este menú degustación, conociendo la abundancia de las raciones y siendo de noche, optamos por cenar a la carta.

Mientras  acabábamos de decidirnos sobre lo que ibamos  a degustar esa noche nos sirvieron unas riquísimas "Rillettes" de jabali.

Como entrantes compartimos :

Raviolón de faisan con su jugo, con trompetas y hojas tiernas de espinacas. Excelente plato, de esos que se guardan en el recuerdo.

1/2 racion de croquetas (6 unidades) de pescado de roca y marisco. Muy sabrosas, acompañadas de un par pimientos de Padrón.

De segundos ambos escogimos platos de jabalí, pero en piezas y preparaciones diferentes

Jabali joven, costillar horneado, higos, orejones, ciruelas en Pedro Ximenez. Perfectamente cocinado. A MC le encantó. Muy bueno

Jabali, presa rustida, piquillos, papas trufadas y tierra de chorizo. Para disfrutar, me senti como Obelix.

De postres tomamos :

Castañas caramelizadas, sopa de chocolate y lima, cremoso de vainilla. MC lo encontró excelente.

Coulis de membrillo, queso de cabra curado y su helado. Para tirar cohetes, un postre para repetir. Riquisimo.

El pan que acompaño la cena fue bueno.

Para beber tomamos una botella grande de agua de Lanjaron y una botella de vino blanco Bermejo Malvasia volcanica fermentada en barrica 2018 DO Lanzarote. Bodegas Los Bermejos (La Geria) Cepages 100% Malvasia volcanica. Nota de la bodega : su fermentación se desarrolla en barricas de roble francés donde se mantiene con sus lías en suspensión durante un periodo de tiempo determinado por cata. Es un vino de mayor durabilidad que se va redondeando y completando en su botella. Vino mineral, con volumen, elegante, potente con un final muy largo y persistente en boca. Es uno de los vinos de Lanzarote que apreciamos bien. En casi cada una de nuestras visitas a este restaurante lo elegimos.

Finalizamos con dos buenos cafés.

La cuenta ascendió a 57,59 €/persona. Muy buena RCP. Cocina de gran calidad en una pequeña taberna marinera con mucho encanto, situada en un lugar icónico de Arrecife. Volvimos a visitarles 4 días después para degustar unos platos de caza que nos quedaron pendientes y cuya crónica publicaré proximamente. La nota que le hubiera dado a la cocina se sitúa entre 9 y 10, pero como esto en Verema no es posible , me he permitido darle un 10. Para mi, como ya he dicho al principio de mi comentario La Puntilla es uno de los tres mejores restaurantes que conozco de la isla, juntamente con Aguaviva y El Risco. Muy recomendable.

NB : Me es imposible de subir la fotos, pienso que debe de haber un problema técnico en Verema. Espero poder colgarlas en el primer comentario.

Tercera visita a este restaurante desde el año 2013, tras haber reservado con anterioridad( recomendable hacerlo pidiendo terraza o interior en función del tiempo), pues el restaurante estaba lleno y solo quedaban mesas libres en la terraza, pero esa noche corría una brisa de alisios que no invitaba a ubicarse en ella.

Para presentar el restaurante me permito hacer casi un copiar-pegar de mi comentario precedente pues nada ha cambiado o casi desde nuestra ultima visita en el 2015.

El restaurante está situado en un lugar privilegiado, en primera línea del Charco de San Ginés, en Arrecife, uno de los lugares mas encantadores de la isla.

Al frente de los fogones está el Chef José Felipe Rodríguez, que prepara una cocina de mercado, Km0, combinando la cocina tradicional y creativa y que cada dos semanas renueva las sugestiones de la carta en función de la temporada y además presenta regularmente  platos del dia fuera de carta.

Al frente de la sala está Antonio Zamorano, que se ocupa prácticamente de todo, excepto de la cocina, y que lo hace muy bien.

El restaurante debe tener una capacidad, para unos 30 comensales, el interior tiene el aspecto de una pequeña taberna marinera con un gran ventanal panorámico con vista directa al Charco y en el exterior, está su pequeña terraza en primera línea de la ribera, que cuando no soplan fuerte los vientos alisios es el lugar privilegiado para comer o cenar.

Las mesas, están desnudas, con manteles individuales, no son muy grandes pero suficientemente para acoger a 3 personas, pues esa noche nos acompañó nuestra hija que vino a visitarnos a Lanzarote. Están algo cerca las unas de las otras, pero es lo que hay. Los cubiertos y la vajilla son de calidad, las copas también, aunque podrian mejorarse. Tanto el servicio de sala como el de vinos, lo lleva a cabo una sola persona, el jefe de sala, y es muy distendido, amable y profesional. La carta de vinos contiene una buena selección de vinos isleños y de la peninsula ibérica a un precio correcto.

Optamos por cenar a la carta y principalmente por los platos del día.

Como aperitivo, nos ofrecieron unas excelentes "Rillettes" de faisán.

Como las raciones son abundantes nos inclinamos por compartir los tres entrantes, con dos medias raciones y una ración no divisible.

Tomamos :

1/2 de Croquetas de jamón ibérico (6 piezas) con pimientos del padrón. Sápidas, bien crujientes por fuera y melosas en su interior. Muy buenas

1/2 de pulpo con mojo. Curiosa presentación. Muy rico

Revoltillo de verduras.  Sencilla preparación en apariencia, pero muy bien elaborada con producto de primera calidad. Muy bueno

Como platos principales, escogimos principalmente los del pescado del día, que eran de cherne en diferentes declinaciones y también algo de carne.

MC y nuestra hija compartieron :

Cherne con setas y espárragos.  Todo muy bien cocinado, punto perfecto de cocción. Muy bueno

Costillas de cordero con papas y verduras a la plancha. Disfrutaron. Muy rico

Las siguientes fotos por imperativos técnicos de Verema aparecerán en el primer comentario.

Yo tomé :

Cherne con "ajada" y escalivada.  Muy copioso y muy rico. Perfectamente cocinado.

El pan que acompañó la parte salada fue bueno.

No tomamos postre, el cuerpo no daba para mas.

Para beber tomamos 2 botellas de agua Lanjaron y una botella de vino blanco Bermejo Malvasia volcanica fermentada en barrica 2017 DO Lanzarote. Bodegas Los Bermejos (La Geria) Cepages 100% Malvasia volcanica. Nota de la bodega : su fermentación se desarrolla en barricas de roble francés donde se mantiene con sus lías en suspensión durante un periodo de tiempo determinado por cata. Es un vino de mayor durabilidad que se va redondeando y completando en su botella. Vino mineral, con volumen, elegante, potente con un final muy largo y persistente en boca. Nos gustó mucho.

Finalizamos con unos buenos cafés.

La cuenta ascendió a 45,60 €/persona. Muy buena RCP. El restaurante está recomendado por la guia Repsol. Terminaré como lo hice en el 2015, Cocina de gran calidad en una pequeña taberna marinera con mucho encanto. Volveremos a visitarle en noviembre y espero que en esa ocasión podremos ubicarnos en la terraza frente al charco. Recomendable.

  • Aperitivo : "Rillettes" de faisán

  • 1/2 de Croquetas de jamón ibérico con pimientos del padrón

  • 1/2 de pulpo con mojo

  • Revoltillo de verduras

  • Cherne con setas y espárragos

  • Costillas de cordero con papas y verduras a la plancha

Es la segunda visita que efectuamos a este restaurante, la primera fue en el 2013 y no hice ningún comentario porque unicamente fuimos a comer unas raciones un mediodia para hacernos una idea. La experiencia fue buena y en esta ocasión decidimos ir a cenar un lunes por la noche.

El restaurante está situado en un lugar privilegiado, en primera linea del Charco de San Ginés, en Arrecife, uno de los lugares mas encantadores de la isla. Al frente de los fogones está el Chef José Felipe Rodriguez, que prepara una cocina de mercado, Km0, combinando la cocina tradicional y creativa y que cada dos semanas renueva las sugestiones de la carta en función de la temporada. Al frente de la sala está Antonio Zamorano, que se ocupa prácticamente de todo, excepto de la cocina, y que lo hace muy bien. El restaurante debe tener una capacidad, para unos 30 comensales, el interior tiene el aspecto de una pequeña taberna marinera con un gran ventanal panorámico con vista directa al Charco y en el exterior, está su pequeña terraza en primera linea de la ribera, que cuando no soplan fuerte los vientos alisios es el lugar privilegiado para comer o cenar.

Nos situaron a nuestra petición, en la terraza, o sea que no entramos en el comedor interior, que vimos unicamente a través del gran ventanal. Las mesas en la terraza, están desnudas, con manteles individuales, no son muy grandes pero suficientemente, están bien separadas las unas de las otras, los cubiertos y la vajilla son de calidad, las copas también. Tanto el servicio de sala como el de vinos, lo lleva a cabo el jefe de sala y es muy distendido, amable y profesional. La carta de vinos no está mal, tienen una buena selección de vinos isleños y nacionales.

Nos presentaron la opción de tomar un menú degustacion o de cenar a la carta, y de esta última nos decidimos por las sugerencias del dia.

Mientras, nos decidíamos, nos ofrecieron como aperitivo, una Brandada de atún de la isla Muy lograda, una antesala de lo que nos esperaba, humm...

Para compartir, en el centro de la mesa, pedimos :

Raviolis de paloma torcaz con puré de manzana y setas de temporada Los raviolis son una de las especialidades del Chef, una verdadera delicia, que buenos estaban...
1/2 ración de croquetas de frutos del mar 6 buenas piezas, que estaban muy ricas.
Sardina ahumada en montadito con ensalada y queso parmesano Excelente.

Como platos principales pedimos :

Lomo de merluza de la Graciosa a la plancha con ajada y patatas cortadas en rodajas muy finas, pimientos y cebollas A MC le encantó, buena ración, buena cocción. Muy bueno.
Vieja (Sparisoma cretense), a la plancha. La pedí con la misma guarnición que MC y como se dice en francés " je me suis bien régalé". Muy buena.

De postre, compartimos unaPiña caramelizada que también estuvo como esperábamos, muy rica.

Bebimos una botella de El Grifo Colección DO Lanzarote seco fermentado en barricas 2013Bodegas El Grifo, variedad 100% Malvasia Volcánica, vino fresco mineral y con volumen. Lo encontré excelente.

Finalizamos con 2 buenos cafés y dos chupitos de pacharán, invitación de la casa

La cuenta ascendió a 43,76 €/persona. Buena RCP. Cocina de gran calidad en una pequeña taberna marinera con mucho encanto. Esa noche unicamente dos mesas estuvieron ocupadas, pero era lunes y temporada baja. Volveremos sin ninguna duda cuando volvamos a la isla. Recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar