Restaurante Lluis de les Moles

Restaurante Lluis de les Moles

3
Datos de Lluis de les Moles
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas:
Precio desde 24,64 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Lluis de les Moles Lluis de les Moles en Barcelona Restaurante en Barcelona Restaurante Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles en Barcelona Lluis de les Moles Restaurante en Barcelona Lluis de les Moles Restaurante Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles en Barcelona Lluis de les Moles Restaurante en Barcelona Lluis de les Moles Restaurante Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles en Barcelona Lluis de les Moles Restaurante en Barcelona Lluis de les Moles Restaurante Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles Lluis de les Moles

Descripción
Lluis de les Moles, uno de los mejores restaurantes de Barcelona, abre sus puertas para demostrarte que las manos de Lluis Piera, chef con muchos años de experiencia, elaboran la cocina catalana basada en la tradición para satisfacer tus peticiones.

3 Opiniones de Lluis de les Moles

Comentar que este restaurante lo conocí por la recomendación de una persona, no por internet, que es lo habitual ahora. Me comentó que ofrecía un menú bastante destacable con varias opciones y que el precio rondaba los 20 eur. Se trata de comida catalana elaborada a gran nivel aunque los platos no son muy complicados, así que aprovechando un día libre entre semana me dirigí allí.

El local está muy cerca de Plaça Catalunya, en el Gòtic aunque en una parte no muy transitada por los turistas. Lo más destacado del sitio son sus paredes rústicas de ladrillo y su entrada en zig-zag con una cristalera en vistoso azul. El servicio, llevado por dos camareras, es muy correcto y los tiempos de espera muy cortos (habitual de los menús de mediodía). El menú, a 19.90 eur + IVA incluye el pan y el agua, pero no el vino y consta de unos 8/9 primeros, otros tantos segundos y diría que 7 postres (algunos con suplemento)

De primero me decidí por caviar d'albergínia (berenjena) con aceite de oliva negra y ensalada. El caviar es una especie de hummus bastante rico con un poquito de olivada. Muy fino y las tostaditas que lo acompañan muy apropiadas. La ensalada (buena pero de bolsa) quizá lo más flojo. El pan que ponen con la comida es generoso en cantidad, bueno en calidad y está incluído en el precio.

Fuera menú pedí una copa de vino blanco (2.50 eur) servido bien frío en copa Schott Zwiesel. Hay 2/3 opciones de cada tipo de vino en copa y unas 10 en botella. Precios moderados. Te enseñan la etiqueta, buen servicio. Elegí un Gandesola (DO Terra Alta) joven afrutado que acompañó bien la comida.

De segundo, conill (conejo) con salsa de romescu y parmentier de patata. El conejo (ración abundante), deshuesado en 3 medallones, muy rico y sabroso: no parecía carne blanca. La salsa romesco, colocada por encima, muy sabrosa también aunque la encontré algo fuerte. El parmentier (una especie de souflé: no soy un experto) de patata no me emocionó la verdad pero completaba bien el plato aunque acabé algo empachado de sabores fuertes. .

De postre, me dejé recomendar y tomé flan de la casa con nata. Riquísimo, probablemente el mejor que he probado en mi vida reciente. La nata, también de 10: sabrosa, de textura más consistente a la que estamos acostumbrados. Muy sabroso todo. Al final Lluís (el "jefe") apareció por la sala y fue el que cobró la cuenta.

La verdad es que es un sitio muy a tener en cuenta por calidad/precio, comida, servicio... Leyendo otras críticas sí que es cierto que las opciones no se renuevan mucho pero tampoco es para ir cada semana. Para poner un pero... los precios han de incluir el IVA.

Hacia años que no había comido en este restaurante, el otro día estaba en la zona de plaza Catalunya en Barcelona y me vino a la memoria el post que hacía pocos días había colgado Ricard Sampere en su blog http://www.restaurantscat.cat
Este local abre solo al mediodía y únicamente de lunes a sábado. Su oferta consiste en un menú que denomina menú de autor con 9 primeros, 9 segundos y 5 postres a un precio de 19,90 más iva incluyendo una botella de agua o una copa de vino, sin duda un precio muy ajustado teniendo en cuenta la calidad de sus platos. A destacar que las mesas están vestidas con manteles y servilletas de tela, lo que es de agradecer para una comida de menú. Adecuada separación entre mesas, lástima del ruido que se genera cuando el local está lleno.
Coincidimos en los primeros y pedimos sardinas en escabeche templado con cebolla confitada acompañada de ensalada del tipo mezclum, de segundo albóndigas de calamar en su tinta acompañadas de arroz basmati muy bien conseguidas de sabor y textura y fricandó de ternera con setas y acompañado también de arroz, perfecto el guiso de este plato tan clásico de la cocina catalana.
De postre pastel caliente de manzana con helado de vainilla y un buen flan casero
Dos cafés.
Una botella de agua de medio litro y un vino de la D.O. Montsant, Fluminis, el servicio consite en la apertura y primer llenado.
Servicio ágil, rápido y eficiente.

Hay que reservar para saborear los platos de este pequeño y buen restaurante. Un poco ruidoso pero excelente en sus platos. Cocina creativa de autor con un menú del mediodía único, con varios platos para elegir. El timbal de huevo, el atún, son algunas sugerencias. El vino por copas muy correcto y el servicio bueno. Casi siempre lleno.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar