Restaurante Venta Moncalvillo en Daroca de Rioja

Restaurante Venta Moncalvillo

18
Datos de Venta Moncalvillo
Precio Medio:
85 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
9.2 10
Comida:
8.2 10
Entorno:
7.2 10
Calidad-precio:
7.6 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes a jueves a la noche y domingo todo el día

Teléfono


18 Opiniones de Venta Moncalvillo

Aprovechando el find e semana por la zona nos acercamos a comprobar las buenas críticas de este sitio. Está situado en Daroca de Rioja, un pueblo a unos 15 m de Logroño.
El resultado totalmente satisfactorio. Tanto la materia prima como la eleboración de los platos es de primera línea, destacando su manejo de la parrilla de sarmiento (no os perdáis sus cocochas al sarmiento).
Disponen de platos estacionales muy interesantes.
El servicio del vino muy correcto, con una amplísima carta de Riojas y una no menos amplia del resto de las denominaciones nacionales y una buena muestra de vinos de fuera.Los precios razonables con una margen muy moderado para lo que suele acostumbrarse.
Especialmente destacable el salón para degustar el café y la vastísima carta de destilados disponibles. Trato muy correcto con esa mezcla de cordialidad y discrección que, para mí, resulta lo esperable en cualquier restaurante.
Precio 70 € pax, con una botella de El Puntido 2005 y 2 destilados de nivel.
En resumen, altamente recomendable.
Por cierto disponen de una servicio de taxis para los traslados.
Saludos

Situado en un pequeño pueblo, sorprendente descubrimiento que hicimos gracias a la recomendación de nuestro hotel. Negocio familiar llevado por dos hermanos en sala y en cocina. Sala amplia, decoración clásica y como curiosidad, está bloqueada para las ondas de los móviles –con la intención de crear un mejor ambiente para disfrutar sin interrupciones de este restaurante-. Buen montaje de sala, copas y resto del menaje muy bueno. Servicio de lujo, cuentan con un sumiller muy preparado que nos hizo disfrutar aún más de la comida. Cocina muy bien llevada con buen producto y muy buena elaboración, nosotros elegimos menú degustación con un despliegue de producto y técnica culinaria impecables. Carta de vinos amplia y completa con precios muy ajustados, nosotros comimos con un vino riojano de limitada producción que estaba delicioso y maridaba perfectamente con la cocina. Vale la pena llegar hasta allí para disfrutar del despliegue gastronómico de estos hermanos. Sala de no fumadores y un ambiente aparte para disfrutar de los maridajes de puros/destilados que ofrece el sumiller –para no perdérselo-. Precio 2x 160

Página web: http://www.ventamoncalvillo.com/index.htm

Animado por los buenos comentarios leídos, nos hemos decidido a visitar este restaurante, situado a unos 15 minutos de Logroño. La experiencia ha sido satisfactoria, aunque no en el grado que uno esperaba. El local, la vajilla y la atención al cliente están a la altura, así como el vino y todo lo que le rodea (amplia carta, copas adecuadas, temperatura de servicio óptima, etc.). Respecto a la comida, utilizan materias primas de calidad, los puntos de coción son los adecuados y la presentación de los platos es acorde a los gustos actuales. Otra cosa es el resultado, pues algunos platos nos defraudaron, como el tocino confitado con cigala, carente de sabor y, para más inri, acompañado de lechugas diversas para llenar el plato. Algo más logrado está el huevo de corral con trufa, aunque tampoco es para tirar cohetes. Lo más satisfactorio, y aquí mostraron buen nivel, fue el lenguado con amanita cesárea y las carrilleras con risoto de hongos, así como uno de los postres, el cremoso de queso, sencillamente exquisito. Las raciones son quizás bastante ajustadas. La valoración de la comida, la probada por nosotros, lógicamente, debería ser un tres y medio, pues el 4, pienso, le queda un poco grande (en La Rioja esa nota sólamente la alcanza el Portal de Echaurren, segun mi criterio). Volveremos, de todas formas.

Nueva visita, y debo subir la puntuación sin ninguna duda. en la nueva carta puedes confeccionar el menú, cosa que complica mucho el trabajo a la cocina, pero que resuelven excelentemente sin ningun tipo de demora. de los nuevos platos, destacar una crema de boletus con cigala , impresionante , y para nota la utilización de los sarmientos para cocinar diferentes platos ( cocochas, ventresca, etc). materia prima de 10 , y trato al vino excepcional, gran variedad y precios con margenes muy pequeños. Postres excelentes y sobre todo, sobre todo, destacar que solo se puede llevar un proyecto como ese, en un lugar como ese, cuando realmente te gusta lo que está haciendo. Solo espero que cuando sea un restaurante estrellado ( que sin duda lo va a ser de inmediato), siga en esa linea humilde de trabajo.

Buena cocina, honesta, honrada, y casi rotunda.
Presentación tradicional y trato amable, sobre todo de Carlos Echapresto, que si peca de algo es de excesiva cordialidad con los comensales.
Los vinos son bien tratados, con copas de calidad, y una carta que debería mejorar en su aspecto internacional, de acuerdo que estamos en Rioja, pero la proporción de riojas resto del mundo, no puede ser de 30 a 1.
Es necesario mejorar temperaturas de servicio y conservación del vino en sala una vez servido.
Mejorando este aspecto, las ansias de Carlos por mejorar y dar un buen servicio a sus clientes haran el resto.

Conozco este restaurante prácticamente desde su apertura, y no he dejado de recomendarlo dese entonces. Muy buena cocina, en constante evolución sin buscar tres pies al gato y utilizando la materia prima de primera calidad mas cercana,trato sencillo pero exquisito, y buena bodega, que a parte de ser una carta mas que suficiente, aplica un margen comercial sostenido, permitiendo probar vinos que en el 95% de restaurantes es impesable.

a seguir así.

Me fie de Nuria (anterior comentario) ya que ibamos a estar por la zona, y me acerque a Venta Moncalvillo. Aunque llegé un poco tarde, el trato fue exquisito en todo momento y nos sentimos muy a gusto. La carta de vinos es excelente, asi como el servicio del mismo. La comida sin palabras... el carpaccio de ciervo con queso y aceite de la zona buenisimo, un rape de los mejores preparados que he probado y un mousse de oveja con helado de miel simplemente indescriptible (entre otras cosas). Con un contino del 2001 55 €/persona. Altamente recomendable.

Una grata sorpresa la que me he llevado con este restaurante. Ubicado en un paraje de ensueño, se codean con la élite de la restauración riojana. Para empezar tenemos seis aceites a nuestra elección, carta de vinos con buenos precios en la que no faltan referencias a ninguna DO nacional y van a ampliar con vinos extranjeros (un triunfo en Rioja). Están preparando una carta de aguas. Poseen una carta de comidas por estación meteorológica con el fin de aprovechar los buenos productos frescos de temporada. Su sumiller, Carlos, domina su trabajo sin avasallar. Muy buena cristalería que es reemplazada con cada vino. Recomendables las manitas, la lasaña, el ciervo y las torrijas. Precios razonables (35€ sin vino). Para repetir sin dudarlo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar