Restaurante Pasteleria Velázquez

9
Datos de Pasteleria Velázquez
Precio Medio:
8 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
5.2 10
Entorno:
5.9 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:
Precio desde 8,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



9 Opiniones de Pasteleria Velázquez

Tras un año, diferente en su mayor parte, no deja de haber nuevas ocasiones de visita a este local que se mantiene como la mejor opción de una comida rápida con un precio similar a sus competidores de la zona. Así lo entiende el personal que lo llena a diario y el que se queda fuera por no reservar previamente.

Esto ha empezado a tener algo de repercusión, al menos en esos días de saturación, en la calidad especialmente de los primeros platos y en concreto de los arroces. En los dos últimos días devolví casi enteros los dos platos de arroces. Los segundos platos se mantienen más o menos y los postres siguen bien, en especial las tartas caseras.

Por otro lado el servicio se resiente mucho en los días de intenso aforo y eso que ha aumentado la cantidad de camareras que van como pollo sin cabeza intentando tapar agujeros.

El menú mantiene el mismo planteamiento y precio de 8€ con postre o café, y de 9€ con ambos. Si vas a comer fuera de la primera hora, es poco presentable que haya muchas faltas en las opciones a elegir de primeros y de segundos, parece que si hay 50 reservas se preparan poco más de 50 raciones entre todas las opciones con lo que al final queda lo que queda.

Aún así sigue arriba como mejor lugar de la zona.

Comentario de una comida de las varias del año motivadas por la necesidad de continuidad laboral a primera hora de la tarde en el local cercano digamos, menos malo. En realidad es un local de  los muchos de menú de la zona pero que tiene un plus interesante en la decoración del local, en la preparación de las mesas, en tener más opciones para elegir en el menú del día, con amplias raciones y una comida de tintes claramente casera y junto a un servicio amable, se convierte en la opción preferida de todos los de la zona y te obliga a reservar porque en caso contrario, y aunque el servicio es rápido y la gente va con prisas, aún así es fácil quedarse sin sitio a medio día.

Actualmente han puesto un menú escrito sobre la mesa a modo de peana que te permite elegir tranquilamente. El menú (8€) incluye un primero, un segundo, bebida y postre o café. Si tomas postre y café sube a 9€.

De primeros y en este día había crema de verduras, arroz a la cubana, lentejas con coliflor y calabaza, brocoli gratinado con bechamel y bacon, paella marinera o lasaña mixta. Opté por la paella y cumplió.

De segundos costillas al horno, berenjena rellena con atún, ragú de ternera, huevos rotos o pizza cuatro estaciones. Opté por los huevos rotos con jamón, bien preparados.

Los postres, casi todo caseros son cantados en el momento. Opté por el café pensando en la tarde trabajo.

Rapidez, efectividad y una buena relación calidad /precio es lo que buscas y aquí lo encuentras.

Local al que acudo con frecuencia por cuestiones organizativas de tiempo, la mayoría para salir de viaje recien acabado el trabajo y comer en el menor tiempo posible y de forma decente. Otras para seguir el trabajo fuera de horario laboral. Alguna para evitar la comida del centro de trabajo.

Tiene un menú diario con 4/5 opciones de primeros y lo mismo de segundos con incluso más opciones de postres, todos caseros,, en un local limpio y bien decorado, con servicio amable y eficiente.

Esta vez fueron 2 sopas castellanas y 2 de albóndigas guisadas con patatas fritas. Agua y cerveza. De postre tarta de moka y dos buenos cafés. Todo en media hora. Hay gente esperando para repetir servicio porque sin duda, es la mejor opción de menú en la zona, por comida y por sitio.

Al menos se merece uno o dos comentarios al año.

Cuando la jornada de trabajo se complica y hay que comer y seguir se busca rapidez, eficacia, comida de ámbito casero y precio reducido.
Todo ello lo cumple y añade eficiencia y limpieza más amabilidad y una decoración agradable, le hace que se haga necesario reservar una de las pocas mesas que tiene.

Menú del dia, sin más opciones. Bebida incluida en este caso una Estrella sin alcohol.
. arroz a banda con alcachofas y alioli. Se trata de un areroz con caldo de pescado y verduras con alcachofas y su punto de alioli. Bueno.
. solomillo y salsa Roquefort. Revival de algo que fue plato estrella de muchos menús, banquetas y bodas. Correcto
. calabaza asada. Poco asada en esta ocasión, circunstancia especial que no suele ocurrir, pero ocurrió.
. café bueno y a seguir currando.

Necesidad de tiempo obliga y con suerte para tener mesa aun sin haber reservado. Comer aceptable y con cocina bastante casera, en media hora, no es fácil; aunque los platos acaben algo recalentados.

Dos para comer, solo hay menú con muchas opciones de primero, segundo y postre; tomamos uno de cada:
. arroz milanesa con longanizas en la parte grasa y proteica del plato; el punto de arroz correcto aunque algo frío.
. crep de espinacas: buen punto. Sencillo pero correcto.
. solomillo de cerdo con salsa de pistachos (de nuevo poco caliente); original opción de salsa, buen punto de la carne, tierna y bien de sabor. Acompaña patata cocida correcta.
. pez vela plancha: quedó algo correoso. Acompaña la misma guarnición.
. cuajada de fresa con fresas: en un fondo de fresas (pocas) una cuajada más sonrosada que afresada. Le faltó la miel que se propuso y no se aceptó: error.
. cuajada de café: básica, sin destacar.

El precio incluye el café, bueno, y la bebida: una cerveza Amstel y una de agua mediana Aqua Bonna.
¿El servicio? Amable, eficaz, resolutivo.. ¿y a ese precio? No me extraña que doblen servicios.

Local ya descrito y al que hay que reservar o acudir pronto.
Para beber agua pequeña y una copa de Tulga do Toro, aún por desbravar, servida en vaso bajo y desde la cocina.
Para comer y de primeros:
. sopa de pescado: correcta de sabor y tropezones. Bien.
. lasagna de carne: láminas poco cocidas y muy apelmazado todo. Regular.
Para segundos:
. costilla asada: básica pieza de carne.
. lasagna de verduras: mismas sensaciones que la de carne.
Postres:
. flan de coco: bien hecho aunque poco intenso de sabor a coco.
. flan de frutas: sorprendente opción muy aceptable.
Buenos cafés y un pan básico. No ha subido el precio pero esta vez no pagaba yo.

Esta vez no acertamos en la opción de platos y eso en menús de este precio se penaliza bastante. El arroz es una garantía para no arriesgar.
Cumplida la necesidad alimentaria, a seguir en el trabajo.

Nada que añadir al tema del local más allá de que conviene reservar o ir pronto porque está lleno, al menos entre semana.
Esta vez comida para dos y elegimos del menú:
. arroz montañés: buen punto de arroz, buena ración y con muchos tropezones
. sopa de pescado: como el anterior plato, cumple en todos los frentes ya que se trata de ccmida casera.

De segundo, hubo consenso:
. salmón plancha con aliño de ajo y perejil. Algo más fuerte de ajo de lo necesario. Se acompañan de patata al horno laminada poco interesante.

Para postres:
. cuajada con miel: correcta
. manzana asada: le faltaba tiempo de horno y estaba demasiado entera.

Para beber:
. AquaBona y Marina Alta en vaso bajo y traido servido de la cocina.
. dos buenos cafés aunque servidos antes que el postre ¿?.

Servicio rápido, eficiente, cercano.

Un local que destaca de la media en la calidad del local, en las mesas, en el servicio y algo mejor en la propia comida. Sin duda una buena opción de comida del menú del día.

Para beber una Radler y una copa de tinto Cariñena en vasito plano y traido desde la cocina. Una pena no cuidar un poco el tema líquido.

Para comer muchas opciones de comida casera de primeros y de segundos. Elegimos cada uno una opción diferente:
. sopa de pescado: correcta, bien de sabor, buenos tropezones
. arroz montañés hecho con embutido, costillas, pimiento rojo, guisantes.. Buen punto de arroz y buen sabor de fondo. Amplia ración.

De segundos:
. solomillo ibérico con salsa de Roquefort: cocina antigua, casero, producto correcto aunque quedó algo seco con rodajas de patatas que se quedaron más que secas
. cola de rape a la vizcaina: correcto pero con la misma guarnición

Postres:
. puding de coco: sobre una base de galleta el coco y encima el puding. Buen sabor.
. tarta de moka: presencia poco cuidada pero muy buena de sabor esta clásica tarta de galletas en versión de moka.

Incluye además pan y buenos cafés.

En la RCP creo que debo compensar en parte a la anterior valoración, no tanto por la calidad como por el precio.

Una pastelería que se había convertido en punto de referencia de la zona que amplia su negocio no hacia un salón de té, sino hacia la existencia de comedor básico para comidas de menú a medio día.

Unas mesas más amplias de lo habitual, con un servicio mejor del promedio de la zona, aunque con mantel de papel, servilleta de tela y copas básicas, con una cocina casera y sobre todo plato de cuchara, y una mejorada presentación en vajilla algo más variada de lo habitual en estos menús. Mejorables el vaso, que no copa, para el vino que fue un tinto Batuta. El agua Font d´Or. Buen pan.

Comida para dos. Varios primero para elegir y unos pocos segundos. Al final fueron:
. alubias pintas con panceta y costillas: en un buen plato una ración correcta de alubias con buen punto de cocción y sabor.
. lasaña de verduras: correcta por referencia.

Para segundo, dejamos aparte el pollo y la merluza y elegimos ambos crep de boletus que estaba bien de sabor pero los boletus hubieran necesitado estar cortados en tamaño más pequeño para permitir comer el crep entero sin que se desmembrara cada vez que ponías el cuchillo encima; también el fondo de relleno con un poco más de cocción hubiera perdido el poco de exceso de liquidez que tenía y ganara en sabor.

De postres:
. flan de coco y fresa: sobre una base de coco el flan con sabor a fresa llevaba un contraste curioso.
. panacota con mermelada de tomate: panacota básica no muy dulce con una buena mermelada de tomate que contrastaba el punto de acidez del tomate.

Se ha convertido en duro competidor en la zona para comidas de menú a medio día.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar