Restaurante Thot en Girona
  

Restaurante Thot

6
Datos de Thot
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
6.5 10
Comida:
7.6 10
Entorno:
5.8 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



6 Opiniones de Thot

Los días de diario al menos al mediodía José ofrece un menú con precio muy ajustado, y no por ser menú baja la guardia y continúa ofreciendo unos buenos platos, bien elaborados.

Una ensalada variada a la que le hacía falta una vinagreta y guisantes rehogados fueron los entrantes,  seguimos con arroz del “senyoret” muy buen arroz con un sofrito hecho con cebolla a fuego muy lento que confiere al arroz el clásico color pardo de los arroces típicos del Empordà, raciones muy generosas, con abundante sepia, mejillones y un par de gambas de buen tamaño.

Los postres una crepe de chocolate muy mejorable, supongo que hacia horas que había sido elaborada y un helado de vainilla.

Vino blanco de la casa servido en jarra de cristal, vino más que aceptable.

Finalizamos con dos cafés.

 

Pero si lo que quieres es comer un buen producto, bien tratado y sin sofistificaciones, no dudes en entrar.

Llegamos a las 13,30 previa reserva, fuimos los primeros clientes y Josep salió a saludarnos y darnos la bienvenida.

Todos los platos se cocinan al momento, por lo que se requiere un tiempo hasta que los platos llegan a la mesa, para hacer más corta la espera nos sirvieron una aceitunas y unos buñuelos de bacalao de elaboración propia que ya habíamos comido en otras ocasiones.

Los entrantes como casi siempre los compartimos, corazones de alcachofa simplemente hervidos y aliñados con una vinagreta que estaba para mojar pan y repetir y con una loncha de jamón ibérico pasado por la plancha sobre cada una de las alcachofas y unos fresquísimos calamares a la romana con un buen rebozado.

Seguimos con vieiras a la plancha presentadas como el pulpo a feira, es decir sobre una lecho de patata hervida y aliñadas con un buen aceite de oliva y pimentón y una más que generosa ración de lubina salvaje fresquísima hecha al horno con una excelente cocción y acompañada de patatas panadera y tomate.

La asignatura pendiente de la casa continúa siendo los postres, ya entiendo que José no puede dedicar tiempo a la reposteria pero deberia cuidar algo más este tema buscando nuevos industriales de esta especialidad para realzar este capítulo.

El vino también es un tema que debe mejorar, o los armarios enfriadores no funcionan o la cantidad de botellas que hay en los mismos no permiten alcanzar la temperatura adecuada, pedimos un vino de la D.O. Terra Alta, Edetana cosecha 2015 que tuvimos que pedir lo pusieran en el congelador antes de servirlo, y posteriormente añadir un buen puñado de sal a la cubitera para que así llegara a la temperatura de servicio.

Terminamos con dos buenos cafés

El servicio los fines de semana está a cargo de la esposa de Josep que a pesar de no ser profesional de la hosteleria ejerce con buena actitud para cumplir su cometido.

Buena relación calidad precio, sin duda un lugar para ir repitiendo. 

Tras haber reservado mesa, el viernes 11 de noviembre a las 21h. fuimos a cenar al restaurante Thot.

Este restaurante-cafetería está situado en la parte moderna, en el Eixample de Girona, un poco alejado del centro histórico, en un local muy convencional, frio e impersonal. Es uno de esos restaurantes, que si no hubiese leído los comentarios de Jerónimo y de Socdesitges, seguramente hubiese pasado de largo.

La mesas, amplias, están bien separadas las unas de las otras, vestidas con caminos de mesa. La vajilla es de tipo contemporáneo, las copas son buenas. El servicio de sala y del vino corre a cargo de la esposa del cocinero, que es simpática, muy agradable y que hace lo que puede para estar en todos los sitios al mismo tiempo. El restaurante tiene una capacidad para 30 personas, y esa noche éramos 16 .
Al frente de los fogones está su marido, Josep Asensio, que trabaja solo. Su cocina es de mercado y de producto fresco de temporada.

No hay menú, cenamos a la carta, y tomamos diferentes sugerencias del día.

Mientras esperábamos nos ofrecieron un aperitivo :

Anxoves de l'Escala amb pa i tomàquet Anchoas de la Escala con pan con tomate. Pequeñas pero muy buenas.

Siguieron :

Otro aperitivo (este nos lo ofrecimos nosotros) :

Gambes vermelles de Palamós a la sal Gambas rojas de Palamós a la sal. De tamaño mediano. Tomamos una gamba cada uno, no me convencieron y eso que adoro las gambas, no encontré el sabor al que estoy acostumbrado, tal vez demasiado pasadas a la plancha, y en consecuencia me parecieron carísimas (7,80 €/unidad)

Entrantes :

Ambos tomamos el mismo plato :

Múrgoles amb crema de ceps Colmenillas con crema de boletus. Delicioso, super bien cocinado, la crema acabó con todo el pan... Un plato de 10.

Principales :

Cassola de cloïsses de Carril fina gran a la marinera Cazuela de almejas finas de Carril grandes a la marinera. Buen calibre, buena salsa, pero las almejas estaban demasiado hechas, una lástima. MC que es quien eligió el plato, añoró las de D'Berto o las cocinadas en la costa atlántica y cantábrica.

Calamars costa Port de la Selva amb all i julivert Calamares de costa de Port de la Selva con ajo y perejil. Preparados con la tinta en su interior. Fresquisimos. Muy gustosos.

Para beber, al no quedarles vino blanco de crianza, opté por una botella de Amic Clos d'Agon DO Empordà 2014 Celler Mas Gil (Calonge) Cepages : Garnatxa blanca (mayoritario), Marsanne, Viognier, Roussane. Me pareció muy fresco, suave, con una buena acidez, y bastante persistente en boca. Me gustó.
Como postre, compartimos un Flam casolà Flan hecho en casa, que estaba bueno.

Para beber con el postre tomamos una copa de malvasia de crianza clásica envejeci da en barrica de roble francés durante 3 meses Viñatigo malvasia blanco DO Ycoden-Daute-Isora (Tenerife) Muy delicado y persistente en boca. Tuvimos que compartir la copa porque se acabó la botella.

Finalizamos con 2 cafés.

La cuenta ascendió a 56,10 €/persona. Buena RCP. Buen producto. Cocina inconstante con platos excelentes y otros mucho menos conseguidos. Pienso que una de las causa podría ser la soledad del corredor de fondo, pues el chef trabaja solo y eso no facilita las cosas con una sala... únicamente medio llena. Tal vez vuelva... pero no estoy muy seguro, hay muy buenas direcciones en Girona.

  • Calamares de costa de Port de la Selva con ajo y perejil

  • Cazuela de almejas finas de Carril grandes a la marinera

  • Colmenillas con crema de boletus

  • Gambas rojas de Palamós a la sal

  • Aperitivo : Anchoas de la Escala con pan con tomate


Viernes mediodía, cansados tras una agotadora semana de trabajo decidimos comer fuera, entonces recordé el comentario sobre el Restaurant Thot del amigo “Socdesitges”, gracias al cual he descubierto un restaurante que a pesar de estar en lo que podríamos denominar mi “hábitat natural”, curiosamente me había pasado inadvertido.

Totalmente de acuerdo con lo comentado por “Socdesitges”, en cuanto a entorno, personal y especialmente en la calidad de la materia prima.

Tras hojear menús y Carta, nos decidimos por la Carta de Sugerencias, de la que elegimos:.

  • Como Snacks de la casa y mientras nos preparaban los platos, nos ofrecen una tapita de Ensaladilla Rusa adornada por un par de anchoas supongo que de l’Escala.
  • En esta ocasión los dos nos decidimos por los mismos platos Ensalada de Calamares de la Costa. Aquí empecé a darme cuenta de la calidad del producto.
  • Y rematamos con un Tataki de Atún Rojo. Y seguimos hablando de producto de cuya calidad puedo dar fe, ya que curiosamente los dos platos elegidos se basan en la calidad de la materia prima.

    Para beber:
  • Un Brut de bruts, cafés y agua.

    La Cuenta:

  • 77,70 euros Un precio razonable acorde con la calidad de lo recibido.

    Resumiendo:
  • No será la última vez que lo visite, hay platos en la carta que tengo ganas de probar.
    • Tataki de Atún Rojo. Restaurante Thot de Girona

    • Ensalada de Calamares de la Costa. Restaurante Thot de Girona

    • Snack de la Casa. Restaurante Thot de Girona

    • Carta de sugerencias. Restaurante Thot de Girona

    Después de un año de nuestra primera visita y después de varia visitas al restaurante sin hacer ninguna valoración, ya tocaba escribir nuevamente sobre el mismo.
    Nada ha cambiado, el buen oficio de José hace que la excelente calidad de los productos que trabaja se transformen en excelentes platos con una mínima transformación de la materia prima.
    Aceitunas arbequinas y anchoas con pan con tomate fue el aperitivo con el que acortamos la espera para el servicio de los primeros.
    Compartimos un muy buen pulpo a feira y sus ya clásicos buñuelos de bacalo, seguimos con calamares a la plancha simplemente con un ligero aliño de aceite y perejil cocción en su justo punto y producto fresquísimo y tataki de atun, simplemente excelente.
    Para no mezclar con lo que nos esperaba en la noche de fin de año, pedimos un cava Nadal brut nature.
    Dos cafés

    Grata sorpresa fué el resultado de entrar casualmente en este restaurante del que no teníamos ninguna referencia.
    Local con decoración impersonal, mesas con la separación adecuada y vestidas con camino de mesa, cubertería y cristalería adecuados.
    Nos atiende ocasionalmente la esposa del propietario y cocinero por tener de baja a la camarera, con una atención exquisita a pesar de no ser profesional de la hostelería.
    Iniciamos la comida con un aperitivo consistente en unas aceitunas arbequinas y unos excelentes buñuelos de bacalao caseros cortesía de José el cocinero/propietario.
    Como primeros compartimos unas anchoas de Santoña perfectamente preparadas con un toque de pimienta y unas gotas de balsámico de Módena y unas sepionetas de la primera tria en la barca salteadas simplemente con un poco de ajo y el sabor de su propia tinta.
    Seguimos con un risotto de parmesano y arándanos, en su punto, ración generosa y con buena cantidad de parmesano, curioso el contraste del parmesano y los arándanos. A destacar que nos sacaron de la cocina un precioso lomo de atún y una lubina de 5 kg recién llegadas de su proveedor,
    me decanté por un tataki de atún simplemente marcado en la plancha y aliñado con un buen aceite.
    De postre un refrescante helado de gintonic, eso, simplemente refrescante.
    Bebimos un vino de la D.O Penedés Clot de les Soleres, monovarietal Macabeu cosecha 2012
    Dos cafés.
    A destacar que al final de la comida salió el cheff para interesarse por si todo había sido de nuestro agrado.
    Buen descubrimiento y queda anotado para nuevas visitas.

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar