Restaurante Gustonuovo en Valencia

Restaurante Gustonuovo

Datos de Gustonuovo
Precio Medio:
18 €
Valoración Media:
7.0 10
SERVICIO DEL VINO:
6.0 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
6.3 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Dirección: Avenida Antiguo Reino, 16
Código postal: 46005
Tipo de cocina: Tradicional, Italiana
Vino por copas:
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: nunca, abierto todos los dias, mediodia y noche, mas horario de tienda

Teléfono


Opiniones de Gustonuovo
OPINIONES
3

Con motivo de la celebración de la cata de la Peña La Verema Alessandro, nuestro compañero italiano nos llevó a esta pequeña tienda restaurante por la que había pasado cientos de veces sin reparar en ella más que una mirada de curiosidad.

El local es pequeño, con cierto encanto por los recuerdos a las pequeñas tascas o cantinas italianas, aunque no demasiado cómodo. No pasa nada si se sabe a lo que se va, aunque yo creo que repetiré con el formato tienda y tardaré en visitarlo como restaurante.

Empezamos con una selección de los típicos fiambres italianos: mortadela con trufa sobresaliente, una coppa algo grasa pero llena de sabor, un espiando muy rico, una bresaola correcta y una porchetta rica. Es una buena forma de ir de Norte a Sur de Italia a lomos de un cerdo.

Sobre una tosta de pan típica de la Toscana, tomate y el no menos típico lardo di Colonnata que no probaba desde mi última visita a Italia. Ahora ya sé dónde conseguirlo con facilidad.

Burrata con verduras, donde la burrata estaba muy rica, muy fresca en el interior y bien cuajada por fuera.

Pasta rellena de calabaza, para mi gustó quedó algo dulce, pesadota, pero se notaba que era pasta casera y, como nos comentó la chica que los había hecho, se comen así de dulzones en el Norte del país, de donde es ella. Nada que objetar.

De postre un tiramisú muy rico, bien de empapado y bien de proporción de crema y bizcocho.

Y para finalizar no faltaron los típicos cantuccini, almendrados para mojar en el Marsala con el que acabamos la cena.

Los vinos son un plus de este local. Una carta de referencias italianas que Marco, el dueño del local, importa directamente. Precios realmente sorprendentes y vinos muy interesantes, además de buenos. Copas mejorables pero hay que entender el entorno en el que estamos.

Se trata de una tienda de productos italianos con cuatro mesas. Su mayor atractivo es precisamente la autenticidad de dicho género del cual se sirven.

A un lado la selección de vinos, a otro la vitrina de pasta fresca, al fondo la nevera de quesos y fiambres... Pizza es lo que no tienen, más que nada porque no hay sitio para el horno. La barra hace de mostrador y viceversa.

Parece responder al verdadero significado de trattoria, o bien, al nacimiento de estas.

Dos chicas italianas lo llevan, no son las dueñas, repartiendo tareas de preparación y atención.

Pasta al dente como cabe esperar y entrantes fríos o semifríos. No hay cocina como tal, cuecen la pasta y montan en escasamente un metro, metro y medio de espacio.

Tienen carta, ojo, y menú diario. E incluso se atreven a montar los miércoles o jueves, no recuerdo, un buffet, que por el precio (4.50 €), y teniendo en cuenta el espacio, será más bien un piscolabis.

Tras dos visitas, cuento la primera:

Un menú de 14 €. basado en un queso Tomino con Speck; algo sencillito pero grato. Un queso que cuando lo calientas huele menos, queda logicamente cremoso y su dura corteza lo mantiene entero, y que va envuelto por ese híbrido de panceta y jamón, llamado speck.
Después pasta Tagliatella con una salsa de cebolla, tomate y bacon de la que no recuerdo el nombre, y con queso pecorino romano rallado. La comida se acompaña de pan y unas aceitunas picantes que son una delicia. De postre un Bonet Piemontese, que es como un pudin de chocolate y más cosas, muy rico y saciante.

De beber durante, un par de copas de un pinot grigio del 2011 llamado Rivaclara, finalizando con un café expreso verdadero, y acto seguido un chupito de Amaro Montenegro invitación de la casa.

Que nadie se lleve a engaño, ya dije al principio cual es su verdadero atractivo, pero se trata de sencillez y honestidad. Raciones tirando a generosas, porque si te abren una tarrina de ricotta, por ejemplo, pues te la vierten entera. Vamos, que sales comido.

Dicen que no hay dos sin tres. Puede, porque hay días tontos, en los que si además trabajas, quieres distraerte y transportar tu mente.

Mas un ultramarinos que un restaurante, pequeño lugar donde comer entre la exposicion de sus productos. Ofrecen un menu del dia con productos frescos siempre traidos de Italia, actualmente el precio es de 9,50 euros, incluye dos platos, sus panes para acompañar, postre, cafe, iva..Solo la bebida es a parte. Por la noche, a parte la carta, proponen un menu degustacion que intentan variar lo maximo posible, segun la temporada. Entre horas ofrecen ideas de desayuno, almuerzo, merienda y de aperitivo, siempre al estilo puramente italiano.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar