Restaurante Bardeni

3
Datos de Bardeni
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas:
Precio desde 33,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo y lunes



3 Opiniones de Bardeni

Primera visita a este restaurante/meatbar o como lo quiera llamar la gente. Comentar que es un local especializado en carne con opciones que no se ven en la mayoría de sitios: muy buen género (Angus, vaca Charoleis...) y una carta reducida pero muy bien escogida.

El espacio es original, con una báscula en la entrada donde - a falta de la joyeria Bagués en Barcelona - te puedes pesar cual ternera lechal. El diseño la verdad es que está muy buen cuidado: abunda la madera (la barra es una delicia y supercómoda) y no es nada abigarrado. En las paredes de azulejos están escritos platos de la carta. Abundan los taburetes altos.

Para beber (carta correcta con 3 variedades o así de cada tipo de vino por copas y unas cuantas referencias de botella a precios contenidos) me decidí por un vino de los Abruzos, zona tristemente conocida por el reciente terremoto. Un tinto con cuerpo (4 euros, buena copa y cantidad generosa) servido a temperatura ideal. Para mejorar: una mayor preponderancia de estos vinos respecto a blancos y a cavas.

Empecé con unas croquetas (4) de jamón. Esféricas prácticamente y no alargadas, muy cremosas y de nivel. Algo elevado el precio (8 eur) para un tamaño algo justito. Comentar que hay bastantes entrantes: como 10 fijos y otros variables que se muestran en las paredes.

De plato principal: "onglet", una parte de la ternera cuya traducción al castellano o al catalán/valenciano no la he encontrado. Servida muy poco hecha y ya cortada acompañada de una salsa tipo jugo y una especie de puré de patatas muy escaso. Muy rica y tierna, pero precio algo subido (14 eur) por la cantidad, que calculo en no mucho más de 100 gramos. Un buen punto sería acompañarla de verduras/patatas, ya que sólo estaba recubierta por encima de anillos de cebolla y ensalada.

El pan (1 eur) se paga aparte (buen pan). Para acabar (me quedé con algo de hambre, la verdad) de postre escogí Selva Negra, una versión libre de la famosa tarta en la que el chocolate parecía a un brownie caliente con una crema fría de frutas del bosque con una espuma de nata y canela por encima. Rico pero (para variar...) muy poca ración por 5 euros.

La comida en general muy buena: entrantes originales y carnes de gran calidad, pero el precio lo encuentro demasiado alto (por ejemplo, el cortado sin nada a destacar: 2,10 eur) y de hecho recomiendan entre 2 y 3 platos por persona, con lo que con una simple copa de vino y postre te vas a los 40 euros tranquilamente, no habiendo ninguna opción de menú en un mediodía laborable. Tampoco veo bien cobrar el pan cuando gastas más de 30 euros por cabeza... lo recomiendo para probar ciertos platos pero lo cierto es que sales con hambre. El personal muy correcto y bastante profesional con algunos pequeños errores de coordinación.

Acudimos a este local situado al lado mismo del ya conocido Caldeni, tapeo para dos en la barra a base de tosta de fricandó muy buena y lograda con una potente salsa, unas bravas muy buenas, el teak tartare, uno de los clásicos de la casa, muy bien aliñado y una buena materia prima y un canelón.
Para beber una botella de Riu Trio Infernal, postres i cafés, muy buena relación calidad precio para no tener que entablarse.
Servicio rápido y bueno.

Bardeni es un local anexo a Caldeni, donde ofrecen platos de una manera más informal, siguiendo nuevas tendencias y con el fin de conseguir que el cliente pueda comer de manera informal a menor coste.

A pesar de su reciente apertura, había escuchado ya, opiniones positivas y conociendo la forma de funcionar de Caldeni , estaba seguro de que saldríamos satisfechos .

Pero no esperaba que el grado de satisfacción fuera tan elevado . Si tengo que buscar un punto negativo , sería el de tener que comer en una barra o mesa alta, pero como todo lo demás es un auténtico regalo, queda más que compensado.

Detrás de estos lugares especiales , siempre hay un alma que vela para que todo funcione . En este caso es Dani Lechuga, una persona afable , inteligente y "normal" y entendiendo "normal " como un elogio, en un mundo en que parece que los cocineros deben estar "endiosados" o incluso enloquecidos. O sino mirad las fotos con que algunos se muestran en la sus webs, en Facebooks o en los publi -reportajes .. ;)

Comimos muy bien ... Y sabéis que pocas veces "reitero" el hecho de "comimos muy bien". La filosofía del lugar, está pensada en compartir y siguiendo la filosofía marcada , probamos y compartimos estos platos:

Un par de croquetas de jamón ibérico. Muy buenas.

Unas patatas bravas . Buenas.. Y no tengo nada en contra de que estén cortadas al estilo del tal Arola. Incluso en casa las hago así con un molde cortador que me tuneé a partir de un recipiente metálico de estos que contienen palillos.

Un tartar excelente.

Canelón de rabo de buey buenísimo. Y se notaba la textura de la carne de rabo de buey , como a mí me gusta.

Hamburguesa . Nos encantó. Ya llega dividida, la pedimos muy poco hecha y ofrecía gran jugosidad.

Fricando " finger food ". Montado sobre pan y comido con los dedos . A mi gusto el mejor plato, pero reitero que el resto no desmerecen.

Surtido de 3 quesos catalanes muy bien elegidos y afinados.

Todo la cena , con los quesos, rondó los 50 € en total . Como bebida y no contabilizada en el precio anterior , tomamos 4 copas del DOQ Priorat de Trio Infernal: Riu a unos 4€ la copa.

Disfrutamos mucho y los lugares que al día siguiente ya volverías . Muy recomendable sin duda.

Ricard Sampere
www.restaurantscat.cat

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar