Restaurante L'Ou

14
Datos de L'Ou
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
5.1 10
Servicio del vino:
4.6 10
Comida:
4.8 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes y Domingo mediodía

Teléfono


14 Opiniones de L'Ou

Ha cerrado por cambio de gestion y cocinero

Estuve cenando ayer con mi mujer. No hice caso a las opiniones desfavorables, y como está cerca de casa, fuimos a probar.

Entrante: Carpaccio de Langostinos. Correcto
Platos: Huevos L'ou: Bien, un poco aceitoso.
Entrecot de Buey: Muy Bien, mucha cantidad, y exactamente cocinado como se pidió "Al Punto". acompañado por unas patatas al horno, muy bien cocinadas.

Postre: Crujiente de Nueces con Chocolate: Correcto
Vino: Reposo de Moixent.

La separación de las mesas, correctas, favorece la intimidad de la velada, y el servicio correcto, un poco despistado.

Le falta mejorar el trato al cliente, pero tiene muy buena base para dar el salto de calidad que todos esperamos.

Ubicado en una antiquísima alquería de la peculiar población de Beniferri, casi pegado al nacimiento de la pista de Ademuz y reformado de un modo, cuanto menos, audaz.
Lo cierto es que a mi el local me gustó. Tiene un punto entre desordenado, vanguardista, destartalado y decadente que parece “buscado” y logra una sorprendente armonía.

Sin embargo el emplazamiento de las mesas es muy mejorable y la vajilla, cristalería y demás, bastante corrientes.

Cocina de mercado, valenciana, modernota, muy normalita.
Fuimos un jueves a mediodía y estaba lleno.
Optamos por el menú al que le añadimos de inicio un plato de jamón y queso, ramplón. Éramos dos comensales y decidimos compartir los segundos, pidiendo dos arroces y haciendo una degustación de los mismos.

• Gazpacho de melón con crujiente de jamón
• Arroz meloso de chipirones setas y ajos
• Arroz con garrafons, acelgas y caracoles.

El gazpacho estaba muy rico, yo apostaría a que llevaba pepino junto con el melón. Con el contrapunto del crujiente de jamón conseguía un buen resultado: refrescante, balsámico y agradable.
Los arroces, mediocres ambos: el seco bien de punto pero carente de sabor, y el meloso sabroso pero algo pasado.

Carta de vinos corta en la que se podían encontrar "cositas". Tomamos una Ribas del Cúa 05.

Servicio despistado, poco formado, aunque rápido.

Un sitio curioso, no para repetir, pero quizás si para conocer.

Bueno, en primer lugar saludo en mi primera valoración por aquí (que me toca volver a escribir tras un cuelgue del navegador!), e intentaré que la próxima revisión sea sobre un local con más méritos culinarios y que me haya dejado mejor recuerdo... .
Fui con un amigo al restaurante en el marco de VLC Cuina Oberta, lo que no es excusa para lo que describiré a continuación, puesto que también visité el Riff y el Seu-Xerea la misma semana, y tanto el servicio como la comida distaban muchísimo de lo ofrecido en este pésimo restaurante.
Entramos: calor insoportable que nos acompañaría el resto de la comida, mesas sucias de supuesto "diseño", sillas malas. Media hora para tomar nota de las bebidas; nada comparado con la hora y cuarto que se tiraron los de la mesa de al lado para que les sirvieran el primer plato. Y no, no estaba lleno ni de asomo. Pedimos un Alcusses: caliente, servido de mala manera en copas sucias y, obviamente nada apropiadas para un restaurante al que se le supone un mínimo de calidad.
Comida que apenas cubría mínimos: ensalada de fresas y foie (aún sigo buscándolo), huevo "L'ou" (me dejó frío), otro plato sin importancia y un arroz pasable, al que esperamos impacientes 45 minutos. Todo ello amenizado por un servicio deplorable, en el que la camarera nos echaba los platos como si fuéramos perros (exagero, pero poco: en una ocasión tiró -repito: tiró, no sirvió- tan fuerte los platos a la mesa que casi rompe una copa).

Salimos a las 3 horas, empapados y cabreados por la tomadura de pelo, nos hicimos un buen gintonic en un local cercano e intentamos olvidarnos de l'Ou...

¿Por qué volví a visitar L'Ou? Sencillamente porque creo que es la crítica más dura que he escrito en esta web. Pasados cuatro años me parecía justo volver a intentarlo.
El local sigue gustándome mucho, por la ubicación y por la fusión entre una casa de pueblo y un restaurante moderno. No tan acertada la distribución de mesas ni la iluminación en algunas de ellas (al fondo a la izquierda hay una mesa totalmente a oscuras).
La carta es insulsa, ya no tienen menú degustación y es difícil escoger entre unos entrantes plagados de foie (como para no gustarte), unas ensaladas, carnes y pescados. Un buen punto son las sartenes de huevos. Escogimos los huevos L'Ou: los huevos están pasados de cocción y las patatas abundan frente al jamón. Y pasado de nuevo el entrecot. Solo destacaría el magret de pato y evitaría tomar postre...
Carta de vinos escueta, alguna cosa interesante pero algo coja en cuanto a selección de blancos y espumosos. Copas gruesas y de cáliz excesivamente abierto, ideales para trabajar el bíceps pero no aptas para el consumo de vinos de cierta calidad.
El servicio es informal, con fallos más o menos graves y con pocas ganas de hacer las cosas bien, máxime cuando el local estaba prácticamente vacío. Unos 35-40 € por persona

Chicos y chicas es dificil contentar a todo el mundo,pero yo tengo que decir a favor de l’ou,que alli pasa una de las noches mas bonitas y simpaticas con mi chica.
Lo cierto es que es quiza algo caro,pero el restaurante es descarado desde su diseño hasta el lugar en el que se encuentra.
Nadie puede dejar de reconocer que no otro igual.Quiza la carta de vinos sea escasa pero yo bebí un Mestizaje que nunca me falla y me acompaño a la comida de forma mas que agradable.Uff que locura,creo que cene en mas de 4 horas,es lo que tiene pasarlo bien.

Pues a mi me gusta el sitio....
ademas, el solomillo lo hacen de miedo!!!
los vinos no estan mal.

Apesar de los comentarios de los compañeros, nos arriesgamos y fuimos, la experiencia no ha sido nada gratificante. La carta de vinos es escasa, el precio de los platos es elevado para la calidad de la comida que sirven, la comida o no estaba en su punto de sal o se pasaba, nada acertada. El postre, Shusi de arroz blanco con leche de coco y mango, que costaba 8 euros, nos lo sirvieron congelado, horrible. Ni se nos va a ocurrir repetir, ni recomendar a nadie. Vaya desastre de cena de aniversario. Un saludo a [email protected]

Me senti estafado!!
Ya me habian hablado no precisamente bien de este restaurante, que en cuanto a diseño e idea me parecen magnificos. rehabilitar un vieja casa de pueblo..que francamente les quedo fantastica. Pero el problema es entrar a comer. Unos platos excesivamente caros , faltos de imaginacion eso si bien elaborados. La carta de vino...es escasa,y no los sacan a la temperatura correcta. Y para colmo por el dineral que nos cobraron ni siquiera las servilletas eran de tela, e palel. El servicio muy agradable, pero por ese precio exijo muchisimo mas

Es la primera vez he ido a l’ou y sinceramente no podia evitar añadir un comentario,situado en una antigua casa de pueblo reformada con mucho gusto ,con estilo moderno,en general nos gustò todos,desde la comida (solomillo de avestruz a las dos salsas,con crujiente de ibérico)hasta el vino.El personal con muy buen rollo,lo recomiendo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar