Restaurante El Moli en Pont De Molins
Restaurante El Moli
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:

Añadir tipo de cocina

Añadir vino por copa

Precio desde:
22,35 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
36 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.8
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
-
Comida COMIDA
7.8
Precio medio entorno ENTORNO
8.5
RCP CALIDAD-PRECIO
7.0
Salteado de alcachofas, espárragos verdes y setas.
Corazones de alcachofas fritas con salsa romesco
Pescado del dia al horno (Mero) con patatas y pimientos
Sorbete de mandarina
Café Irlandes
Opiniones de El Moli
OPINIONES
2

En el enunciado de la crónica he puesto el n°2 porque el titulo es el mismo que puse en el comentario que publiqué en Verema hace 10 años y el único existente hasta ahora.

Voy pues a poner un poco al dia mi comentario anterior pues pocas cosas han cambiado desde entonces.

Antes de traspasar los Pirineos, de vuelta de nuestra estancia en Girona, decidimos pararnos a comer en el restaurante El Moli, situado a 13 Km de La Jonquera, en las afueras de Pont de Molins, bonito pueblo del Alt Empordà, y ubicado en un antiguo molino del siglo XVII, en pleno campo, lindando con el rio Muga y a las puertas del bonito Parque Natural de la Muga. Es también un hotel muy agradable en el que años ha hemos pernoctado varias veces y que dispone de habitaciones de estilo clásico, ahora reformadas, en el antiguo molino y de habitaciones de diseño en una construcción anexa muy moderna, junto a la piscina, perfectamente integrada en el bonito paisaje. Es un lugar al que se va expresamente, no se llega por casualidad.

Hemos estado cuatro o cinco veces en el restaurante, la ultima el 26/10/2013. Este está dirigido por la familia Lladó y su cocina, del Empordà, es tradicional, de temporada, de producto y de proximidad. En el interior posee varios salones en piedra rustica, de estilo catalán, adornados con objetos de labranza y de caza, con las mesas bien vestidas, y bastante bien separadas las unas de las otras. Posee una bonita terraza exterior, que no pudimos utilizar debido a la tramontana que soplaba algo fuerte ese dia, y un bonito parque infantil, para los que van con niños. Tienen un parking exterior muy amplio. El ambiente es desenfadado e informal y el servicio es bueno, amable y de trato familiar.

Llegamos sin tener la reserva confirmada y tuvimos suerte pues una pareja cambió de planes a ultima hora y pudimos obtener su mesa, porque el restaurante estaba lleno hasta los topes.

Mientras ojeábamos la carta de los platos del dia nos ofrecieron unas buenas aceitunas.

Para empezar tomamos :

Saltejat de carxofes, espàrrecs verds i bolets  Salteado de alcachofas, espárragos verdes y setas. Ración muy generosa. Muy bueno

Cors de carxofes fregides acompanyades de salsa romesco. Corazones de alcachofas fritas con salsa romesco. Es un plato que me encanta. Disfrute de lo lindo.

y seguimos con dos platos del mismo producto

Peix del dia al forn (patata, i pebrots. Pescado del día del horno (patata, y pimientos). En este caso se trataba de mero. Perfectamente cocinado. Excelente

De postres tomamos :

Sorbet de mandarina. Sorbete de mandarina. Refrescante y bueno

Café Irlandés. Excelente

El pan que acompañó la comida fue correcto.

Para beber tomamos una botella grande de 1l de agua con gas y dos copas de un correcto vino blanco DO Empordà.

No tomamos cafés.

La cuenta ascendió a 51 €/ persona. Muy buena RCP. (En la puntuación final le pondré buena en lugar de muy buena para llegar a una nota media algo mas ajustada) Buena cocina tradicional catalana de temporada, de producto, y de proximidad en un magnifico entorno paisajístico.

Esta visita nos ha dado ganas de volver y no descartamos hacerlo, en cuanto se nos presente la ocasión y si posible con estancia incluida.

  • Salteado de alcachofas, espárragos verdes y setas.

    Salteado de alcachofas, espárragos verdes y setas.

  • Corazones de alcachofas fritas con salsa romesco

    Corazones de alcachofas fritas con salsa romesco

  • Pescado del dia al horno (Mero) con patatas y pimientos

    Pescado del dia al horno (Mero) con patatas y pimientos

  • Sorbete de mandarina

    Sorbete de mandarina

  • Café Irlandes

    Café Irlandes

De vuelta a casa de nuestro viaje relámpago a Figueres, nos desviamos ligeramente de la carretera nacional II y nos dirigimos a Pont de Molins, bonito pueblo del Alt Empordà atravesado por el rio Muga, para ir a comer al Restaurant El Moli, situado en un antiguo molino del siglo XVII, en pleno campo, junto al rio Muga, rodeado de trigales y olivos. Es también un hotel, que dispone de habitaciones de estilo clásico dentro del molino y de habitaciones de diseño en una construcción anexa muy moderna y perfectamente integrada al paisaje.

Es la cuarta o quinta vez que comemos en este restaurante, dirigido por la familia Lladó, pero hasta ahora no había hecho ningún comentario. Su cocina, del Empordà, es tradicional, de temporada y de proximidad. En el interior posee varios salones en piedra rustica, de estilo catalán, adornados con objetos de labranza y de caza, con las mesas bien vestidas, y bastante bien separadas. Como hacia un tiempo excelente, optamos por comer en la terraza.

Mientras ojeábamos la carta nos ofrecieron unos chips de Yuca, unas aceitunas y unas rodajas de longaniza.

Para continuar la fiesta micológica del día anterior en Figueres (ver Rest El Motel) empezamos compartiendo en el centro de la mesa :

- Salteado de setas, compuesto de Lactarius deliciosus [rovellons (cat), rovellons(fr), niscalos (cast)], Craterellus cornicupioides [(trompetas de la muerte(cast), trompettes de la mort(fr), trompetes de la mort(cat)], Cantharellus cibarius[( rossinyols (cat), rebozuelos(cast),girolles(fr)] y Boletus edulis (Boletus (cast),Ceps(cat), Cèpes(fr)] con ajo y perejil. Generosa ración y excelente preparación. Muy buenos

Seguimos con :

- Pollo ecológico de corral a la brasa, acompañado de patatas fritas caseras, pimientos verdes y calabacines. MC lo encontró exquisito. Ración muy importante, como tuvo dificultades para terminárselo todo me ofrecí para ayudarle y no me arrepiento...

- Calamares a la romana. Hacia mucho tiempo que no los comía y me apeteció pedirlos. No me equivoqué. Buenos, frescos, con un ligerisimo rebozado, crujientes y al mismo tiempo muy esponjosos. Sabor a calamar... MC también los encontró muy ricos.

No tomamos vino. Acompañamos la comida, con una cerveza de barril y una botella de 75cc de agua de Malavella. El pan fue correcto, sin más. Finalizamos con 2 buenos cafés.

La cuenta ascendió a 22,35 €/ persona. Buena RCP.
Seguiremos volviendo como lo hacemos habitualmente cuando estamos por la zona. Hasta ahora no nos ha defraudado nunca.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar