Restaurante Rincón dos Barcos

2
Datos de Rincón dos Barcos
Precio Medio:
18 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 16,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de Rincón dos Barcos

A veces uno no sabe si los restaurantes han cambiado a peor o es uno que ha avanzado desde la última visita a los mismos. En este caso, la última visita databa de hace más de dos años y las impresiones han cambiado desde esa fecha.

Tenía en mi cabeza un local para comer sin demasiadas pretensiones pero en el que se tomaban bastantes molestias en hacer una carta atractiva para todos los públicos incluidos algunos relativamente inquietos gastronómicamente hablando.

Lo que me encontré en esta ocasión es un restaurante en el que los platos no estaban bien ejecutados del todo y la cadencia no fue la adecuada en absoluto.

Nos acercamos por la noche para un picoteo así que pedimos para compartir lo siguiente:

- Gambones crujientes en tempura. Un plato típico formado por 6 gambones en tempura acompañados de dos salsas, una de curry y otra alioli. Lo mejor de la noche y aún así lejos de otros platos similares degustados recientemente en otros sitios.

- Tortilla de grelos, lacón y chorizo. El recuerdo de esta tortilla era estupendo y se ha esfumado por completo. La patata cocida y bastante estrujada, poco jugosa, ... la antítesis de la tomada dos años antes.

- Pulpo a la plancha con puré de patata. Llegó cuando ya se nos había pasado el hambre y se podía haber quedado en la cocina. La ración de pulpo era suficiente pero el puré de patata tenía tal cantidad de mantequilla que resultaba desagradable.

La cadencia, tal como avanzaba, horrible. Los dos primeros platos llegaron juntos mientras que para el tercero tuvimos que esperar unos 20 minutos.

Para beber, dado que la carta de vinos no es gran cosa optamos por una 1906 de Estrella Galicia y un agua.

Tras lo expuesto, la conclusión es que o han cambiado ellos o yo ...

Pequeño restaurante situado en el Paseo dos Barcos en Sanxenxo, con vistas a la ría y al puerto deportivo. Se trata de un restaurante en el que no se admiten reservas porque la rotación de mesas es importante. Tiene una terraza con unas 8 mesas pequeñas y en el interior dispone de unas 4 mesas más.

Nos acercamos al sitio un día a mediodía provenientes de la playa, sin demasiadas pretensiones. Nos sentamos en la terraza y rápidamente nos colocaron manteles individuales de papel.

Pedimos para compartir:
- Media ración de chipirones rebozados. Se trata de chipirones pero rebozados hay freídos en trozos como sí fueran calamares. Me habían gustado más en otras ocasiones quizás debido a que solían estar más secos. En cualquier caso muy aceptables.

-Tortilla de grelos, lacón y chorizo. Este plato ganó hace un par de años el concurso de pinchos tradicionales que se celebra cada año en el pueblo. Es una tortilla muy jugosa con trozos perfectamente apreciables de lacón, chorizo y grelos, tremenda.

-Solomillo con foie y uva. Es un plato nuevo formado por una cama de patata panadera con trozos de solomillo encima y más arriba el foie fresco. Adornando el plato un par de palos de pincho moruno en los que ensartan una par de uvas. Otro plato muy bueno.

-Hamburguesa de ternera con foie. Una buena hamburguesa de ternera con queso, cebolla caramelizada y una lámina de foie fresco a la plancha. Un buen colofón.

De postre pedimos solamente uno: crema de queso tetilla con membrillo y galleta. Es un clásico en el local y sigue tan bueno como siempre.

En el apartado líquido, en esta ocasión tomamos una cerveza 1906 de Estrella Galicia cada uno.

El personal es agradable aunque quizás están muy acostumbrados a la rotación de mesas, con lo que intentan apurar al máximo la comida.

Se trata de un sitio sin demasiadas pretensiones pero que cumple siempre a la perfección. El problema es si se intenta ir en agosto y por la noche, eso sí que es complicado, puede llegar a ser desesperante por la espera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar