Muy bien

Cena un poco especial incluída en un curso de arroces impartido por el propio Christophe.

Un coctail con vermout rojo, ginebra, etc con unas aceitunas de aperitivo

-Tartare de remolacha: Muy bueno
-Gazpacho picante de centolla: Muy bueno
-Tartare de ostra Gillardeau al rábano picante: Muy bueno y original
-Rape: espectacular el punto y sabor así como la holandesa de algas y guarnición
-Sorbete de manzana ácida: Ligero y refrescante
-Fresitas Mara de los bosques con helado de mascarpone artesanal y jugo de fresas: Impresionantes fresas (no fresones) de enorme tamaño y gran sabor

Cenamos en la terraza que en esta época del año se está de maravilla. El servicio muy amable y Christophe una persona encantadora y apasionada de su oficio.

No pongo precio ya que la cena estaba incuída en el curso de arroces que impartió en el restaurante

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar