Ginebra Citadelle Reserva 2008: Mejor a solas


No es una ginebra al uso, y particularmente la prefiero a solas que con tonica. La sutil madera que tiene no juega bien con el refresco, hace la mezcla dulzona y empalagosa.

Creo que su potencial es en trago corto, con hielo y una raspadura de lima.

Color peculiar por su paso por barrica.

En nariz es suave, muy citrica y a la vez lejanos recuerdos a brandy, otra vez el paso por barrica.

En boca es contundente, potente, y de paso largo y sabroso.

Eso si, cara es un rato.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar