Que sigan celebrando efemérides...

Los Padres Cartujos crearon este licor en 1984 para conmemorar
el 900º aniversario de la fundación de la “Grande Chartreuse”
por San Bruno en 1084.
La botella reproduce el modelo utilizado el siglo pasado y contiene un número de identificación en su contra etiqueta.
Color amarillo con tonos verdosos, muy claro, nariz compleja e intensa: mentol,salinos, albahaca.
En boca es pleno, corpulento y especiado,larguísimo posgusto.
Un estupendo licor de sobremesa que me gusta mucho con un único hielo bien grueso.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar