Hotel AC Málaga Palacio****: Reforma integral


Un hotel que cayó en decadencia y que tras ser integrado en el grupo AC Marriot ha sido reformado estructuralmente y con un cambio de servicio total. Su ubicación es inmejorable, en el centro de la ciudad y frente al puerto, visible desde la terraza con piscina del último piso del hotel.

El hall es amplio con un bar acogedor, con restaurante propio más otro en el ático. Hay prensa a la salida de los ascensores y en el desayuno con variedad de opciones de pensamiento, incluyendo la local. El servicio es de primer nivel. Dispone de aparcamiento y una wiffi que funciona bien.

Las habitaciones son muy grandes, tele de plasma gigante, mesas de trabajo muy cómoda. En mi caso y al ser una habitación de esquina dsponía también de sofá y la mesa no solo permite trabajo sino compartir un buen rato de lectura tomando un café (tipo Nespresso) por cortesía de la empresa (también agua mineral por cortesía) y con unas vistas a la catedral impresionantes (nº 1119) y una terraza ajardinada, más vistas sobre la zona de Gibralfaro. Una pasada.

Buena y amplia cama, varias almohadas, armario amplio, baño actualizado lleno de amenities (incluidas zapatillas) de buen nivel.

El desayuno es tipo buffet con buena calidad y variedad de producto, buen café y zumos y buena bollería y fiambres, con buena reposición. Destacable.

Lo que más se agradece es estar enfrente de la catedral, en zona peatonal y centrada de la ciudad. Si hay desplazarse, parada de taxi en la puerta.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar