En pleno Valle de Batzán

En las proximidades de Elizondo, en una tranquila pedanía llamada Etxerri.

Muy majo el complejo, un edificio exteriormente renovado incorporando elementos modernos, con buen restaurante, cafetería, terraza, piscina, parking, en un entorno verde y rustico.

Se respira norte de Navarra por todos lados.

Las habitaciones sin embargo necesitan una reforma, les pesan los años. Y falta una luz en la cabecera o en la mesilla, eso es imperdonable.

Servicio estupendo, gente encantadora tanto en recepción como en restaurante y cafetería.

Me llamó la atención que había muchas familias veraneado en el hotel. Nosotros íbamos de paso y sólo estuvimos una noche, pero supongo que habrá ofertas para periodos largos, y su ubicación en pleno Valle de Batzán, la piscina con su zona verde, las vistas y tal, lo hacen un buen lugar para vacacionar.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar