Cerveza para refrescarse... y poco más

La leyenda acerca como surge el nombre de esta cerveza según una mañana de 1899, en el interior de una pequeña fábrica de cerveza cerca de la ciudad de México llamada "El Salto del Agua", tras elaborar algunas formulaciones, un maestro cervecero alemán observó un rayo de sol cayendo sobre la olla de cocimiento; el fenómeno llamó su atención, y en honor a esa experiencia, a su nueva cerveza la bautizó como "El Sol". En ese momento "El Sol" se popularizó para la clase trabajadora, quien requería una cerveza más refrescante, acorde a los momentos de descanso después del arduo trabajo físico.

Encontramos esta cerveza mejicana como una novedad en nuestro supermercado habitual por lo que decidimos probarla. La abrimos y la tomamos a 10°C:

VISUAL: Bonito color amarillo dorado, muy cristalina. Su espuma es marfil, de burbuja pequeña y poco persistente (85).

OLFATIVA: En nariz tiene intensidad baja pero se puede apreciar algo de lúpulo y un recuerdo como a pan antes de hornear, levaduras... (77).

GUSTATIVA: En boca es de ataque débil, cremosa con un paso por boca más que suave, como aguita. El carbónico y el alcohol pasan desapercibidos y tiene una persistencia muy corta, de menos de 30 segundos. Cerveza para refrescarse... y poco más. Del tipo Coronita y compañía, muy flojita (73).

La RCP es muy mala, pues cuesta casi 3 dólares en Ecuador y es una cerveza digamos que regular.

Nos la tomamos con unos frutos secos como aperitivo. No podía con los frutos secos, demasiado suave.

  1. #1

    Expatriator69

    Fotos:

    • Con los frutos secos

      Con los frutos secos

    • Parte trasera

      Parte trasera

    • En la copa

      En la copa

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar