Bodega La Casa Maguila

Teléfono

País: España

D.O./Zona: D.O. Toro

Localidad: 49153 Venialbo (Zamora)

Dirección: Carretera El Piñero, S/N Polígono 1, Parcela 715

Facebook: facebook.com/LaCasaMaguila

Últimas bodegas que han confirmado su stand en Experiencia Verema Madrid 2013

Vinos Divertidos (D.O. Somontano, D.O. Calatayud y V.T. Castilla) Vinos y Viñedos de Casa Maguila (D.O. Toro) Más que Vinos - Ercavio (V.T. Castilla) Dehesa Los Prietos Merayo (BIERZO) Peique (BIERZO) Luzdivina Amigo (BIERZO) Parés Baltà (PENEDÉS Y CAVA) San Alejandro Vallobera Argenceres (BODEGA DE ARGENTINA) ¿Las conocíais a todas? http://www.verema.com/blog/verema/1058569-experiencia-verema-madrid-28-mayo-2013


Casa Maguila: "la madera es el enemigo", una nueva visión del vino de Toro

La Casa Maguila es una de las jóvenes bodegas de Toro responsables de la revolución en favor de un vino que encuentre su tipicidad en los aromas frutales de la tinta de Toro, y no exclusivamente en su tanino y su robustez. Jesús Peña, su fundador y alma mater, defiende con pasión que "la columna vertebral de los vinos de Maguila es la fruta y la acidez de la uva que les da suavidad, sabrosidad y longitud", y considera que esa es "la riqueza" del vino. Por el contrario, los atributos clásicos del Toro, su "volumen, equilibrio y tanicidad que le aportan la estructura", no están en su lista de prioridades a la hora de elaborar sus tres primeras marcas: Cachito Mío, Quizás y Angelitos Negros.

La Casa Maguila estrena instalaciones en la vendimia de 2013. Una novísima bodega de elaboración y crianza de tamaño muy manejable -máximo 100.000 kilos de uva y alrededor de 50.000 botellas previstas en 2014, ubicada en una de las colinas cercanas al pueblo zamorano de Venialbo. En la finca "El Infierno", adquirida por Peña en 2008, se alza ahora la bodega Casa Maguila en un edificio energéticamente inteligente, abastecido mediante 300 metros cuadrados de paneles solares y un aerogenerador gracias a los cuales la huella de carbono por consumo de energía en la bodega es igual a cero.

La modernidad energética convive con la tradición vinícola en La Casa Maguila. Y es que se da la paradoja de que en esta bodega, donde quieren hacer el Toro del futuro, lo que más valoran es la herencia recibida a través de viñedos en algunos casos centenarios, y retoman métodos de elaboración anteriores al acero inoxidable. En la bodega recién nacida se han dispuesto 11 depósitos de hormigón, algunos recubiertos de resina epoxi y otros tartarizados (en el fondo una nueva modernidad). Así recogen en cierto modo la tradición de las bodegas centenarias que poblaban el subsuelo de la zona y de paso, aprovechan las características del hormigón -aislamiento, temperatura constante, cierta porosidad, y sostenibilidad- para hacer el vino tal como lo sueñan.

El viñedo viejo y sufridor es otro de los puntos clave de La Casa Maguila. Durante los últimos años, la bodega ha buscado el viñedo más antiguo, los pagos más difíciles, las fincas más alejadas del agua, el suelo más arenoso, el terreno que reúna mayor cúmulo de circunstancias que logren molestar a la viña al punto de que su producción sea menos que escasa y por lo tanto de excelente calidad. Una uva que recoja la alta expresión varietal de la Tinta de Toro. En distintas fincas de la Denominación de Origen, con viñas que van desde la centuria hasta los pocos años de antigüedad (que aunque hoy en día no se utilizan para la elaboración de vinos de la casa, sí son su futuro), La Casa Maguila mima las uvas, e incorpora prácticas respetuosas con la normativa ecológica si bien no están todavía etiquetados como tales. Se cuida exquisitamente la tradición del viticultor que las ha llevado toda la vida. "Si una viña tiene cien años -declara Jesús Peña- y su último dueño llevaba los últimos treinta podándolo a tres pulgares y tres yemas, nosotros vamos a continuar esa historia. No se nos ocurriría hacer una espaldera". Peña abomina del viñedo mantenido " para la fotografía" y respeta la acción de la naturaleza y del tiempo en la tierra.

Los nombres: La Casa Maguila y Cachito

El curioso nombre de la bodega es un homenaje de Jesús Peña a su padre, a su abuelo y a su bisabuelo, quien fue el primero en recibir ese apodo en su pueblo de origen. Los Peña siempre han sido los Maguila en el pueblo de Cáceres del que son originarios, donde el abuelo Maguila hacía compatible la elaboración de vinos con otros muchos negocios (una fábrica de gaseosas, el cine del pueblo, la sala de baile...) Heredero de su espíritu inquieto y empresarial, Jesús Peña ha fundado esta bodega donde concentra toda su ilusión y su amor por el vino en un nuevo proyecto vital y profesional.

Cachito Mío, Quizás y Angelitos Negros son, casi no hace falta recordarlo, nombres de boleros célebres, que La Casa Maguila ha escogido para denominar sus vinos. Y eso porque Jesús Peña desde siempre se ha servido de la música para describir las profundas emociones y sensaciones que le producen los vinos. La primera vez que uso esta estrategia fue cuando se percató de que era urgente aligerar la intensa conversación vitivinícola con que aburría a su entonces novia y ahora mujer, Elena. A la vista del creciente agotamiento de Elena, Jesús tuvo la idea de comparar cierto vino recién catado con "Highway to Hell", de ACDC, que acababan de escuchar. Desde entonces, ambos usan la metáfora musical para explicarse "a qué sabe un vino".

Su gama de marcas de boleros son las siguientes:

Cachito 2012 es, según su creador Jesús Peña, un vino con nervio, que anima a continuar bebiéndolo. Con la fruta perfectamente integrada, la madera ocupa un segundo plano en este vino inquieto al que Jesús califica de "chaval travieso". Un vino life-style.

Quizás 2011. El mejor vino de la casa, que verá la luz en 2014, será un vino nervioso, como Cachito, a pesar de sus 18 meses en barrica.

Angelitos Negros. La tercera marca de La Casa Maguila, experimenta un proceso de elaboración similar al de Chachito, pero las viñas de procedencia son menos antiguas (entre 20 y 40 años). Su fermentación se da en depósitos de acero inoxidable, y reposa siete meses en barrica vieja de roble francés y americano. Se trata de un Toro de trago muy amable, con extraordinaria relación calidad-precio. Es el "angelito negro" de la casa, el vino paria que siendo la gama menor podría caer en la injusticia de que no se le considere a la altura de los demás.

Para explicar sus vinos, Jesús Peña recuerda que "la Casa Maguila está trayendo a Toro la nueva tendencia en vino de la denominación. Somos dos o tres locos que hemos dejado de entender la madera como un fin y que la vemos como una herramienta para un fin... Defendemos el respeto por las tradiciones y por la expresión varietal de la tinta de Toro para conseguir riqueza en el vino. Este cambio de tendencia, que en general se está dando en muchas denominaciones de origen, en Toro choca más, porque es un nuevo vino muy diferente."

Jesús Peña, fundador y director de La Casa Maguila

Ingeniero Técnico Industrial e Ingeniero Informático del ICAI, Jesús Peña, de cuarenta años, contaba ya con una larga experiencia profesional en consultoría y ventas en el área informática cuando decidió que lo abandonaba todo por el vino.

Jesús Peña inició su carrera en Ernst & Young, donde se especializó en consultoría para implantación de ERPs. Tras varios años como director de grandes cuentas y director comercial en diferentes compañías multinacionales y nacionales en 2011 dio del salto definitivo a su bodega. Antes de acabar la facultad, Jesús Peña ya se interesaba por el mundo del vino. De manera autodidacta al principio, fue adquiriendo conocimiento teórico y práctico más académico a través de distintos cursos y masters que compaginaba entonces con sus trabajos. Jesús Peña tiene un Máster en Enología y Viticultura de la Universidad de la Rioja, formación que se completa con innumerables cursos, ferias y experiencias relacionadas con el vino.
Jesús Peña está casado y tiene tres hijos.

Pepe Hidalgo, enólogo, asesor compartido de La Casa Maguila

En cierto momento de su carrera, Jesús Peña fue consciente de la necesidad de comprar su propia viña y afrontó la tarea de hacer su propio vino, queriendo contar para ello con el mejor equipo posible. Así, le propuso el proyecto a su antiguo profesor y buen amigo, el enólogo Pepe Hidalgo, hoy enólogo de La Casa Maguila.

José Hidalgo es Doctor Ingeniero Agrónomo y Enólogo, Diplomado en Planificación de Empresas, asesor vitivinícola en numerosas bodegas españolas, articulista en revistas especializadas, autor de libros técnicos en Viticultura y Enología referencia en el sector, autor de numerosos proyectos de viñedos y bodegas y profesor universitario, con amplia labor investigadora.

En organismos y asociaciones del sector destacan, entre otros muchos cargos y experiencia, sus siete años como Presidente de la zona Centro de la Asociación Nacional de Enólogos y sus tres años como Secretario general de la Asociación Nacional de Enólogos. Desde 2004 es vocal de la Unión Española de Catadores.

Conferenciante, autor de innumerables artículos y 14 libros técnicos sobre suelos de viñedos, ecosistema de la vid, ingeniería y mecanización vitícola, cata de vinos, y vinos españoles y su gastronomía. Entre sus innumerables galardones, cuenta con el título de Mejor Enólogo del Año en 1987, y gran cantidad de premios y reconocimientos nacionales e internacionales, para los vinos elaborados bajo su dirección.

Bodega La Casa Maguila en el Espai Verema de la 13º Experiencia Verema Valencia

Aquí os dejamos un vídeo de la entrevista que concedió Jesús Peña, Copropietario de la Bodega La Casa Maguila, donde nos cuenta sus impresiones acerca de la 13º Experiencia Verema Valencia y de Verema y nos acerca sus vinos, sus novedades y la filosofía de la bodega:

  • Bodega La Casa Maguila en la 13 Experiencia Verema Valencia

    Jesús Peña, Copropietario de la Bodega La Casa Maguila, nos cuenta sus impresiones acerca de la 13 Experiencia Verema Valencia, su proyecto y filosofía de la bodega y nos acerca a sus vinos y novedades.
  • Cata del vino Cachito Mío 2012 de La Casa Maguila

    Desde Toro nos llega Cachito Mío 2012, un vino desenfadado, creado por La Casa Maguila. Un vino joven elaborado a partir de 100% Tinta de Toro de cepas de 50 años de edad, marcado por sus aromas frutales de mora, arándanos, fresa e incluso plátano y violetas. En boca, sabroso, envolvente y largo, pero sobre todo, fácil y agradable de beber.
Ver más
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar