Restaurante Dantxari: Efecto Navidades?


Es la cuarta vez que vamos a este restaurante y este año lo elegimos para la cena navideña de grupo.
Restaurante de cocina vasca tradicional, basada en el producto (?) y decoración tipo caserío, con sus manteles a cuadros rojos. Mesas demasiado juntas, que propician un ambiente muy ruidoso. Afortunadamente estábamos en la planta baja para no fumadores. En la planta superior, disponen de algún comedor privado para grupos.
Servicio atento y bastante eficiente, a pesar de estar el local, como siempre, abarrotado. En el servicio te incluyen un chorizo de olla bastante bueno y en la sobremesa unas correctas tejas y un chupito de patxarán o similar.

Cena para 8 personas:

Para compartir al centro:
- 8 croquetas de bacalao: Bien pero sin echar cohetes (a 2€ la ud). Crujientitas aunque la masa no me terminó de convencer.
- 1 ración de anchoas a la bilbaína: Solo pasables. Me resultaron muy tristes comparadas con otras ocasiones.
- 1 ración de habitas con jamón: No las probé.
- 1 pudin de cabracho: Solo correcto.
- 2 de ensalada de queso de cabra con confitura de tomate y cebolla: Llegó frío a la mesa el rulo de cabra.

De segundos:
- 4 de solomillo Dantxari: Uno de los platos estrella. Se elabora al vapor y se presenta con un chorrito de aceite y un poco de pimienta. Tierno, eso sí, pero un poco anodino esta vez. Se acompaña de unas estupendas verduritas al vapor.
- 1 de bacalao ajoarriero: Fue lo que elegió mi mujer y me comentó regularcillo.
- 2 de merluza al horno con salsa de carabineros
- 1 chicharro limpio y al horno

Postres:
- 1 mouse de cuajada con higos confitados: Carente de sabor y un triste higo. Tampoco la cremosidad era su mejor virtud.
- 4 de helados variados

En cuanto al vino, carta aceptable ya no tanto por la cantidad sino porque aparecen bastantes vinos modernitos compensando a los clásicos. Aunque daba demasiado peso para los Riberas y Riojas, se incluía alguno simbólico para casi todas las DOs. Más triste en blancos. Precios no abusivos pero rozando el x2. Elejimos dos botellas de Arrayán Selección 2006 (18e + IVA) servido a temperatura correcta pero en copas de batalla. Pedimos otras y no tenían más. No están atentos a rellenar.

Precio total: 386.75€ (incluido IVA, pan y servicio a 1.95€, 4 cervezas, 5 refrescos, 3 de agua de 1 litro y 5 cafés.

Nota: Tenía mejores recuerdos de este restaurante; con mejores materias primas, por ejemplo. Eso si, siempre de bote en bote.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Otilio Haro

    Por mi parte me aseguro antes del nivel de las copas para la elección del vino. Si no están a la altura me mido mucho con dicha elección. Supongo que en tu caso al ir con más gente no querías dar la nota, a mi también me pasa. Pero un vino bueno en una copa mala es una putada.

    Saludos

  2. #2

    lsierrar

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    Pues lo que me pasó es yo juraría, aunque me puede fallar la memoria, que tenían mejores copas hace unos años. Tampoco le di mucha importancia pues tampoco nuestra elección era un vino de gama alta, pero aún así siempre te gusta probarlo con unas copas adecuadas.

    Saludos

  3. #3

    Otilio Haro

    en respuesta a lsierrar
    Ver mensaje de lsierrar

    Pues ese vino que tomasteis ya se merece unas mejores copas. Mira que hay copas baratas por ahí con una forma estupenda, pero nada, muchos sitios siguen sin enterarse.
    Sobre tu comentario, estupendo, como siempre.

    Saludos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar